Autogestión Marketing

Entendiendo la Relación entre la Masterización y la Distribución de Música Digital

distribucion digital musica - masterizar

Bienvenid@ a este espacio que hemos dedicado en especial desde PromocionMusical.es para todo lo relacionado con la distribución digital de música.

En cada uno de los artículos que componen esta guía monográfica encontrarás un menú visual con las imágenes de cada uno de ellos para que puedes desplazar cómodamente para seleccionar los contenidos que más te interesen.

Esperamos que te sean de interés.

Qué es
Cómo Funciona
Tipos de Distribuidores
Lista de Distribuidores
Checklist de Distribución
Mastering para distribución
Tabla Comparativa Distribuidores
Guía Completa Distribuidores

Los días de masterización de audio para una pequeña cantidad de formatos, como Vinilo o CD, han quedado atrás.

Los continuos avances en la tecnología digital han fracturado los métodos de distribución convencionales conocidos anteriormente en una multitud de plataformas y formatos de entrega de archivos, y el streaming se ha convertido en el método principal para el consumo de audio para creadores y oyentes de música.

🎧 ¿Qué es la masterización?

La masterización de música es el paso final que hace que la música suene lo mejor posible, perfeccionando los tecnicismos necesarios antes de su distribución digital.

El propósito de la masterización es equilibrar el audio con herramientas como; ecualización, compresión, limitación y mejora estéreo para que la música suene consistente, agradable para los oyentes y esté optimizada para la reproducción en todos los sistemas y formatos de medios.

💘 Por Qué es Necesaria la Masterización

Crear música con sonido comercial es difícil y sin el conocimiento, las técnicas y las herramientas adecuadas; es poco probable que la música de un artista pueda destacarse o incluso ser aceptada en una industria musical competitiva.

Además, si la música de un artista no se domina adecuadamente, o no se domina en absoluto, puede sonar desequilibrada, áspera y/o distorsionada; destruyéndola musicalmente y creando una mala experiencia auditiva para el consumidor.

Ahora se necesita más que nunca la masterización de audio para cerrar sin problemas la brecha entre la industria de producción de audio y la industria de distribución de música.

Para coincidir con estos cambios de distribución, muchos ingenieros de masterización también han cambiado su enfoque y ahora están trabajando para crear masters que se ajusten a las demandas del streaming.

Un ejemplo de esto es el tiempo de trabajo que muchos ingenieros de masterización hacen para que un master suene bien en todos los sistemas de reproducción después de la distribución.

  • Es común que los ingenieros de masterización pasen mucho tiempo eligiendo el equipo apropiado para una canción o álbum en particular, solo para saturar un bombo o una caja de una manera específica que haga que ‘golpe’ con fuerza cuando una canción se reproduce en un iPhone. Esta inversión de tiempo de elegir un equipo de masterización complementario para traducir la sensación de la música lo mejor posible a un oyente es solo uno de los muchos puntos en los que se enfoca el ingeniero de masterización para crear una excelente experiencia auditiva para todos los oyentes.

👂El Volumen en la Masterización

Las “Guerras del Ruido” han estado en boca del gremio durante muchos años, pero lo interesante de los nuevos métodos de distribución, específicamente del streaming, es que estamos comenzando a ver la posibilidad de volver a una música más dinámica.

La dinámica en la música en este contexto, tiene lugar cuando una canción es producida, grabada, mezclada y masterizada de manera que las partes “ruidosas” y “suaves” de la canción, junto con los instrumentos individuales y las frases vocales se representan con mayor precisión para el oyente. Esto puede crear una experiencia auditiva más natural que retrata mejor el mensaje y la sensación musical que un artista quiere transmitir a un oyente.

En los últimos años, los servicios de streaming comenzaron a implementar limitaciones en los niveles de reproducción de música para crear una mejor experiencia auditiva para el consumidor, de modo que la música sonara más dinámica y consistente para los oyentes, sin dejar de tener un volumen competitivo.

Estas nuevas limitaciones al nivel de reproducción implementadas por los servicios de streaming ofrecen a los estudios de masterización experimentados, la oportunidad de crear excelentes másters dinámicos que se traducen mejor para los servicios de streaming.

👂 La Normalización del volumen y las plataformas de streaming

Si tu música se distribuye a múltiples plataformas como Spotify e iTunes, a través de cualquier distribuidor de música, pasará por un proceso de normalización de volumen, este es un requisito de las plataformas conectadas con el distribuidor. Es por eso que siempre es mejor comenzar con el audio de la más alta calidad (calidad sin pérdida de 24 bits) y obtener el dominio correcto.

Los ingenieros de masterización deben conseguir hacer que la música suene “fuerte” mientras conserva la dinámica, la potencia y el impacto y esa es una habilidad que requiere mucha práctica y disciplina para hacer lo correcto.

Al igual que cualquier ingeniería bien ejecutada, es un trabajo de detalle, técnica y experiencia; involucrando algún tipo de intercambio dinámico de contenido a cambio de volumen.

En general, el objetivo de hacer que la música esté alta es para que compita con otra música que sea competitivamente alta.

¿Alguna vez has visto un estudio de masterización y te has preguntado por qué hay tantos tipos diferentes de medidores? ¿O viste los diferentes estilos de medición en un solo complemento y te preguntaste para qué sirven?

Estos medidores son herramientas útiles para medir el nivel de sonido, que generalmente consisten en una serie de lecturas de cálculo de nivel diferentes, que son increíblemente útiles para configurar una canción según las especificaciones estándar de la industria, específicamente útil para establecer niveles adecuados para el streaming.

Los diferentes medidores mostrarán resultados diferentes, y los estudios de masterización usan todos esos resultados para determinar cómo se traducirá el volumen de la música a través de varios sistemas y plataformas de distribución.

👂 Implicaciones de la Normalización del streaming de música para la masterización

La mayoría de los servicios de streaming de música han implementado su propio estilo de normalización de volumen.

A menudo usan varios algoritmos de detección desarrollados a medida para subir la música si el nivel (volumen) es demasiado bajo (dejando la dinámica intacta y evitando la distorsión o la sobrecompresión), o un algoritmo puede dejar solo la música alta si el nivel está por encima del algoritmo umbral nominal.

Esto depende de cómo se configuró el algoritmo durante el desarrollo, y muchos cambian con nuevas actualizaciones.

La mayoría de los servicios de streaming normalizan la música a alrededor de -13 a -16 LUFS (unidades de volumen en relación con la escala completa). Esto ofrece a los ingenieros de masterización la oportunidad de dejar la música más dinámica mientras compiten bien en voz alta contra otras canciones en esa plataforma.

Existen muchas complicaciones que pueden surgir con estos estándares de normalización variables porque actualmente no existe un estándar consistente, lo que crea falta de uniformidad en diferentes plataformas de streaming.

Por ejemplo, algunas plataformas de streaming alterarán la grabación de sonido al comprimir el audio que tiene un nivel demasiado bajo para cambiar el (volumen), cambiando así el sonido deseado de una canción masterizada.

Este es un tema delicado para muchos productores, artistas, ingenieros de mezcla y masterización, porque cuando los másters se distribuyen a servicios de streaming, ingenieros, productores y artistas, trabajan arduamente para crear un sonido específico y desean que ese sonido se traduzca a oyentes según lo previsto, sin un servicio de streaming que cambie el sonido de una grabación.

Esto puede causar algunas dificultades al intentar traducir con precisión la música al streaming, especialmente sin la asistencia de un ingeniero de masterización experimentado.

Independientemente de estas inquietudes, muchas de las limitaciones que crean las plataformas de streaming también son un salto hacia la posibilidad de permitir una música más dinámica; dando a los ingenieros de masterización más libertad para crear maestros pulidos y atractivos de lo que ha sido posible en las dos décadas anteriores.

Además, los servicios de streaming de música han comenzado a dar pasos para transmitir audio de alta resolución, abriendo la puerta a una reproducción de mayor calidad para los oyentes y reduciendo la necesidad de otros formatos de alta fidelidad. Algunos ejemplos de estos son Qobuz, Melon y Tidal.

mastering

Este es un ejemplo de LUFS a largo plazo. Vemos que este medidor está leyendo alrededor de -15 LUFS. Este tipo de medidor permite a los ingenieros de masterización ver el volumen a largo y corto plazo para establecer adecuadamente el nivel de las canciones.

👨‍💻El Workflow, los Formatos de Archivo y el Ingeniero de Sonido

Es importante comprender los formatos de archivo y qué esperar de tu ingeniero de masterización antes de la distribución.

La masterización es el último paso en el proceso creativo y técnico de preparación de tu música para su distribución.

Tu ingeniero de masterización sabrá la diferencia entre 24 bits/96k y 16 bits/44.1 (alta resolución vs formato CD), un MFiT vs CD-R master, etc., así como muchos otros formatos que pueden ser necesarios para su distribución necesariamente.

Además, tu ingeniero de masterización sabrá detalles sutiles o importantes como que alguna masterización fuerte puede recortar o contener overs cuando se convierten de WAV a otros formatos de audio comprimido.

Para evitar esto, se necesita la cantidad adecuada de espacio libre para permitir estas conversiones descendentes, y en muchos casos, es aconsejable dejar hasta 1dB de espacio libre para evitar recortes y picos entre muestras. Tu ingeniero de masterización podrá adaptarse a estas necesidades técnicas con facilidad.

mastering-2

Mostrando cuántos sobres hay de un maestro con ajustes de limitador que no capturaron todos los picos entre muestras.

Diferentes proveedores de servicios digitales como iTunes vs. Spotify tienen diferentes recomendaciones de entrega de formatos de archivo. Por ejemplo, iTunes tiene su propio formato de archivo de alta resolución. Apple Digital Masters de Apple (MFiT) que acepta archivos WAV de 24 bits a una velocidad de muestreo de 44.1 kHz o superior.

Consejo: Saber cómo tratar el recorte y tener a tus masters finales libres de distorsiones innecesarias es importante para crear la mejor experiencia auditiva para los oyentes de música. Si tus mezclas se imprimen en voz alta, con poco espacio hasta el tope, instalando un limitador de pico real con una salida de techo establecida en tan solo -0.20 puede evitar que tenga una mezcla distorsionada antes de la distribución.

A continuación, se muestra una imagen de un verdadero limitador de pico con un nivel de salida máximo de -0.20 para evitar el recorte entre muestras.

mastering-3

mastering-4

Arriba hay un ejemplo de antes y después de la limitación de pico real en un medidor de bus master DAW general. El umbral del limitador se establece en -0.20dB, evitando que la pista se recorte y creando una distorsión no deseada.

👨‍💻Qué darle a tu ingeniero de masterización y qué esperar a cambio

Lo que debe recibir tu ingeniero de masterización:

  • Envía tus mezclas estéreo en su “resolución nativa”. Esta es la profundidad de bits y la frecuencia de muestreo en la que una canción se grabó y mezcló originalmente, generalmente a 24 bits 44.1 kHz o más.
  • Cualquier procesamiento previo de masterización o limitación debe eliminarse y el nivel máximo más alto de una mezcla final debe ser -1dB o menos.

Lo que debes recibir de tu ingeniero de masterización:

  •  WAV Master (16.1 bits 44.1kHz – Red Book Standar).
  • Formatos de archivo adicionales, como archivos de alta resolución de 24 bits, MFiT (Apple Digital Masters) o versiones de Mp3. Cada uno de estos formatos son entregas de formatos de archivo adicionales y puede costar una cantidad adicional para ser creados.

Conclusión

¡Hora de distribuir tus masterizaciones!

Hay una varios distribuidores de música que subirán su lanzamiento en varias plataformas como Spotify, iTunes / Apple Music, Google Play, Amazon, Tidal, etc.

Asegúrese de elegir un distribuidor que tenga recursos específicos para sus necesidades y una reputación para crear resultados. Además, algunos pueden tener características como herramientas de marketing para promocionar tu música, análisis de seguimiento de canciones y métricas de informes para managers y agentes de reservas.

¿Te gustó el artículo?
1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (1 Votos, Promedio: 5,00 de 5)
Cargando…

Sobre el autor

PromocionMusical.es

Todo sobre promoción, autogestión y emprendimiento musical donde encontrarás artículos sobre marketing, social media, informes, infografías, propiedad intelectual, salud y mucho más.

Dejar un comentario