Marketing

Clasificación Completa de los Servicios de Streaming de Música

Técnicamente el streaming de música funciona de una forma sencilla. Estos servicios entregan la data a los usuarios en pequeñas cantidades de forma que puedan tener la música pre-cargada con minutos o segundos de anticipación.

Suponiendo que el usuario posee una buena conexión a internet, la tecnología del streaming permite crear una experiencia ininterrumpida de música, sin la necesidad de tener que guardar los archivos en el dispositivo del usuario.

Ese es el producto central de los servicios de streaming – un acceso ilimitado a toda la música de todo el mundo. Cabe decir que ninguno de los catálogos de streaming están enteramente completos – pero el punto es que el 99% de los usuarios ya no tendrán la necesidad de buscar música en otro sitio que no sea su servicio de streaming preferido.

Sin embargo, las nuevas compañías necesitaban diferenciarse entre sí a medida  que el mercado iba evolucionando – pero sobre todo, debían diferenciarse de Spotify, el líder histórico de esta categoría.

Estas nuevas plataformas de streaming adoptaron diferentes posiciones, yendo más allá de la proposición inicial de acceso ilimitado a música, y haciendo que el mercado fuera ganando cada vez más complejidad. Para hacernos una mejor idea de todo esto, vamos a diferenciar todos los distintos tipos de compañías de streaming que existen.

1. Spotify como compañía pionera

Al ser el primer producto existente dentro de esta categoría, Spotify se ganó su estatus de ser la marca referencial: Si vives en Europa o en los Estados Unidos, probablemente pienses en Spotify cuando oyes “streaming de música” – al igual que piensas en Google cuando oyes que hay que buscar algo (aunque Spotify no se ha vuelto aún el sinónimo de la categoría, a diferencia de Google).

Esto por sí sólo le ha dado una enorme ventaja a Spotify en cuanto a reconocimiento. Ninguno de los competidores podía seguir el paso de Spotify, por lo menos cuando se trataba de suscripciones pagadas – aunque NetEase Cloud y Tencent Music ya lo habían superado en cuanto a cantidad de usuarios activos de forma mensual.

El mercado del streaming es muy complejo: Para Julio de 2018 ya existían cerca de 200 plataformas de streaming que ofrecían sus servicios. Todas ellas se encuentran en una posición tardía en comparación a Spotify, por lo que deben diferenciarse de ésta de una forma u otra.

Esto es debido a que nadie usaría un servicio de streaming que copiara todas las características de Spotify. ¿Para qué hacerlo? Si ya existe Spotify. Pero, al mismo tiempo, cuando Spotify entró en este mercado definió lo que significa ser un servicio de streaming, así que si un competidor se diferencia de forma excesiva de Spotify corre el peligro de salir de la categoría, lo que significaría que no sería tomado en cuenta por los consumidores como una alternativa a éste. Esos dos factores son los que le dan la ventaja a Spotify: Todos los demás competidores del mercado deben encontrar un equilibrio entre parecerse a Spotify y diferenciarse de él.

De esta forma, todas las compañías del mercado pueden ser clasificadas en base a cómo superan las ventajas de Spotify.

companias-streaming-0

Porcentaje de suscriptores de streaming de música en todo el mundo, primer semestre de 2018, por empresa Fuente: MIDiA Research

2. Ecosistema de compañías

El primer grupo son todas aquellas plataformas de streaming que están integradas en un ecosistema más grande de productos y servicios. Todos los servicios de streaming internacionales entran en esa categoría. Apple Music, Google Play Music, Amazon Music – todas esas plataformas pudieron nivelarse con Spotify al ofrecer un servicio de streaming integrado en un ecosistema más grande.

Aunque existen otras razones: Yendo desde financiación interno y capital, hasta el reconocimiento que se tiene al pertenecer a marcas grandes. Sin embargo, hay que imaginarse el efecto promocional de tener tu servicio de streaming pre-instalado en cada iPhone; incluir una versión limitada de Amazon Music en cada suscripción de Amazon Prime; o aumentar la base de usuarios de Google Home para vender suscripciones Premium.

Tales sinergias han permitido que Apple, Google y Amazon puedan competir directamente contra Spotify sin la necesidad de diferenciarse demasiado. Otros servicios de streaming integrados en compañías telefónicas como D-Hits o Bell también entrarían en esta categoría.

3. Compañías locales

El segundo grupo son las compañías locales que han surgido como alternativas a Spotify, y que se encuentran dentro de los mercados locales.  Tal vez el mejor ejemplo es TME, un servicio de streaming de China que posee 600 millones de usuarios, pero existen muchos más en todo el mundo.

Yandex Music y Zvuk de Rusia, Gaana y JioSaavn Music de la India, Melon de Corea, BoomPlay Music de África, Anghami en Medio Oriente y África del Norte.

A pesar de que Spotify y otros servicios de streaming son los que están dominando en Europa y las américas, la mayoría de los países fuera del mundo occidental disponen de sus propios servicios de streaming, creados en la ausencia de los más dominantes.

En la actualidad las compañías internacionales de streaming se han comenzado a interesar en esos países en desarrollo. Los medios audiovisuales son bombardeados con noticias de Spotify, Amazon, Youtube Music y Deezer adentrándose en nuevos mercados – habiendo una enorme preferencia por la India y los países de Medio Oriente y África.

Muchas de esas regiones ya disponen de servicios de streaming propios, lo cual significa que los servicios de streaming más populares (entre ellos Spotify) deben nivelarse con ellos – y esto genera la duda de si podrán  superar a la competición local.

Por un lado, las compañías internacionales pueden llegar a imponerse, pues poseen una enorme cantidad de suscriptores y un enorme capital de marketing. Pero por el otro lado, van a tener dificultades con el catálogo y curación locales – un factor  de suma importancia cuando se trata de mercados domésticos. Los países en desarrollo podrían convertirse en la zona de batalla de la industria del streaming en el futuro – ya hablaremos de eso más adelante.

4. Compañías de nicho

El tercer grupo se caracteriza por haberse diferenciado al enfocarse en audiencias más pequeñas y específicas. La oferta principal de muchos servicios de streaming es el acceso ilimitado a la librería musical de todo el mundo. No están enteramente completos como tal, pero el punto es que gracias a la extensa galería de canciones es muy posible que termines encontrando la canción que estabas buscando.

Sin embargo, esta oferta puede mejorar aún más, y aquí es donde entran estas pequeñas compañías de streaming. La idea del streaming especifico es que si eliges un segmento especifico de la audiencia – generalmente fans de un género en particular – y creas un servicio dedicado para ellos, podrás brindar una mejor experiencia musical (incluyendo las recomendaciones y demás) dentro de ese espacio.

La música clásica es el género más recurrente en estos casos, pero ya están surgiendo otras aplicaciones aplicando lo mismo. Tenemos BeatportLink para música electrónica, GimmeRadio para Metal, e incluso Tidal podría ubicarse en esta categoría por su conexión con el mundo del Hip-Hop – aunque su catálogo no está limitado al género. Además, otros servicios de streaming como QoBuz también son compañías pequeñas – se enfocan en audiófilos en vez de los fans del género. Dicho esto, un cobro de 24,99 dólares al mes por un streaming FLAC de 24 bits no es algo precisamente llamativo para el público general.

5. Servicios de streaming parciales

Por ultimo pero no por eso menos importante, tenemos esos servicios digitales que a pesar de ofrecer streaming de música, no entran por completo en el concepto de un servicio de streaming. Los ejemplos más prominentes son aquellos servicios que surgieron incluso antes de que Spotify lo hiciera: Youtube, Bandcamp, SoundCloud, Pandora y así.

Tomemos a Youtube como ejemplo: A pesar de ser un sitio de vídeo, el 47% del consumo de música en todo el mundo ocurre en esta plataforma. Este tipo de servicios de streaming tienen el recurso más preciado de todos – usuarios activos, quienes utilizan la plataforma como fuente de música – esto significa que ellos pueden captar a esta audiencia y tratar de convertirla en usuarios con suscripciones de pago.

Youtube Music, SoundCloud GO+, Pandora Premium – gran parte de las plataformas de streaming clásicas ahora se están adentrando en este mercado, buscando atraer a suscriptores que estén dispuestos a pagar por sus servicios.

¿Te gustó el artículo?
1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (Aún no hay valoraciones)
Cargando…

Sobre el autor

PromocionMusical.es

Todo sobre promoción, autogestión y emprendimiento musical donde encontrarás artículos sobre marketing, social media, informes, infografías, propiedad intelectual, salud y mucho más.

Dejar un comentario