Autogestión

¿Qué Hacer Tras la Separación de tu Banda?

que hacer cuando tu banda se separa

Estar en una banda es como estar en cualquier otra relación: el comienzo es emocionante y está lleno de posibilidades, pero en algún momento, te darás cuenta de que tú y tus compañeros de banda ya no están alineados.

Ya sea una acumulación de pequeñas molestias o grandes diferencias creativas, puede ser extremadamente difícil llegar a la decisión de que es mejor que la banda se rompa.

Esto es especialmente cierto si la banda ha estado tocando juntos durante mucho tiempo y tienen conexiones personales profundas entre los compañeros de banda.

Cuando las emociones, las amistades y los asuntos de negocios están enredados, las rupturas de la banda pueden complicarse. Por eso es tan importante tener un acuerdo interno de banda por escrito desde el principio.

Es mucho más fácil tomar decisiones justas y racionales cuando las cosas están bien, en lugar de tratar de averiguar quién merece qué en medio de una acalorada discusión.

Si tu banda acaba de separarse y no tenéis un contrato escrito vigente, tómate un tiempo para analizar todas las consideraciones  y coméntales con tus compañeros de banda lo antes posible.

Cuanto más esperes, más difícil será resolver estos problemas, especialmente si hay dinero de por medio.

Si las opiniones difieren sobre cómo se debe manejar una determinada situación, mantén la mente abierta y trata de llegar a un compromiso justo.

Gestión Del Proyecto Musical

1. Gestión de créditos de composición, regalías y ventas de merchandising

Todos deberán llegar a un acuerdo sobre cómo distribuir cualquier ingreso futuro de música y merchandising, así como sobre cómo manejará los créditos de composición.

Esto es especialmente importante si esperas obtener regalías por desempeño, o si alguien quiere continuar usando las canciones co-escritas de alguna manera.

Si decides que todos han contribuido por igual al proceso de composición de canciones, discute cuáles serán las implicaciones de eso.

¿Significa eso que alguien en el grupo puede interpretar las canciones en solitario?

¿Qué tal con una banda diferente?

Incluso si los escenarios son hipotéticos ahora, nunca se sabe lo que podría pasar, así que ve pensando cómo cual podría ser la mejor manera de manejarlo.

Artículo relacionados:

2. Gestión de grabaciones inéditas y cualquier merchandising restante

Si has gastado mucho dinero grabando y produciendo canciones, pero tu banda se separó antes de que tuvieras la oportunidad de lanzarlas, ¿qué pasa con esas canciones? ¿Qué hay de las cajas sobrantes de camisetas y CDs de la banda?

A nadie le gustan los costes irrecuperables, por ello, si sigues teniendo una relación relativamente buena con tus compañeros de banda, es posible que desees trabajar en conjunto para tratar de vender tus acciones y lanzar esas canciones.

Incluso podrías tener una “venta post-ruptura de banda”, en la que descuentes todo lo disponible en tu sitio web y enviar un correo electrónico masivo a sus fanáticos al respecto.

Sin embargo, si no todos están de acuerdo, solo tendrá que reducir tus pérdidas y considerar que es una lección aprendida.

3. Gestión del Equipo Adquirido Colectivamente

¿Todos pusisteis dinero para un sistema de PA, amplificador o furgoneta? ¿Quién se queda con qué?

Si es algo que no usas, no vale la pena pelear.

Si alguien realmente quiere mantener una pieza de equipo en la que todos invirtieron, es justo que esa persona le reembolse al resto del grupo.

De lo contrario, generalmente es más fácil vender todo y dividir los ingresos por igual.

4. Mantenimiento de la presencia online de la banda.

Esto puede sonar extraño, pero en realidad es una buena idea mantener en funcionamiento el sitio web de tu banda y los principales perfiles de redes sociales. Nunca se sabe quién puede descubrir tu música (como un supervisor de música).

También sirve como un gran archivo online de todo lo que tu banda ha logrado. Además, si crees que existe la posibilidad de que tu banda se reúna algún día, no tendrás que volver a empezar todo desde cero.

Así mismo, querrás tener claro quién tiene derechos sobre el nombre de la banda y quién posee el sitio web oficial y sus cuentas de redes sociales.

Decide si una persona estará a cargo de administrar el mantenimiento, las actualizaciones y las ventas online, o si va a dividir las tareas.

Qué Hacer En Esta Nueva Etapa

1. Tómarse tiempo libre

Antes de sumergirte en un nuevo proyecto, da un paso atrás y evalúa lo bueno y lo malo de tu última banda y los factores que contribuyeron a la ruptura.

Es fácil echarle la culpa a todos los demás en el calor del momento, pero si en el fondo sabes que eres parte del problema de alguna manera, sé honesto contigo mismo.

Tómate el tiempo que necesites para reflexionar sobre cómo podrías enfocar las cosas de manera diferente la próxima vez, así como cualquier otra señal de alerta temprana que sepas que debes vigilar.

También puedes usar este tiempo libre para descansar, recargar tus baterías y trazar los próximos pasos de tu carrera, ya sea en música o algo completamente distinto.

2. Comenzar una nueva banda.

Tal vez quieras pasar de inmediato y empezar una nueva banda. En ese caso, es hora hacerlo de nuevo: crea los perfiles de redes sociales, reserva su nombre de dominio y comienza a crear un sitio web para tu nueva banda.

3. Únirse a una banda ya establecida.

Tal vez se te ha presentado la oportunidad de unirte a una banda ya establecida con músicos que realmente te gustan y respetan. Si se alinea con lo que quieres hacer musicalmente y tiene sentido para esta etapa de tu vida y tu carrera, ¡adelante!

4. Proyecto en solitario

¿Escribes o creas tus propias canciones y quieres ver dónde te puede llevar tu creatividad? Considera irte en solitario. Sin embargo, al igual que al comenzar una nueva banda, deberás pasar por el mismo proceso de creación de perfiles de redes sociales, reservar el nombre de dominio y crear un sitio web.

5. Convertirse un músico freelance

Si tienes una red bastante decente y no estás interesado en unirte a un proyecto específico en este momento, convertirte en un músico independiente para grabar sesiones y conciertos es una excelente manera de hacerlo.

Puedes enfocarlo como una solución a corto plazo para obtener ingresos de música mientras descubre tus próximos pasos, o incluso convertirlo en una opción de carrera a largo plazo si descubres que disfrutas trabajar de manera independiente para diferentes proyectos.

¿Te gustó el artículo?
1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (1 Votos, Promedio: 5,00 de 5)
Cargando…

Sobre el autor

PromocionMusical.es

Todo sobre promoción, autogestión y emprendimiento musical donde encontrarás artículos sobre marketing, social media, informes, infografías, propiedad intelectual, salud y mucho más.

Dejar un comentario