Autogestión

10 Formas de Ser el Mejor DJ para Bodas

dj para bodas

Las bodas son una celebración de dos personas que se unen por amor. Las grandes bodas, por su parte suelen conllevar un nivel de organización nada desdeñable.

Una gran boda tiene todo que ver con los eventos que rodean a los prometidos. Se trata de la comida, la barra libre, el entorno y, por supuesto, la música.

La mayoría de las grandes bodas culminan con el baile alegre, y en ocasiones frenético, de todos, desde los niños hasta los abuelos.

No hace falta decir que el DJ para bodas es el punto central de una buena fiesta de boda, pero ¿cómo ser el mejor DJ para una boda?

1. Ser profesional.

La profesionalidad comienza mucho antes de llegar a la boda. Para empezar, necesitas tener un buen sitio web. Los DJs de bodas ganan mucho dinero por lo que la competencia puede ser alta.

Asegúrate de que tu sitio web le permita a la gente saber cuáles son tus tarifas, dónde te encuentras y cómo te destacas ante la competencia. No olvides incluir testimonios en tu sitio web.

Asegúrate de responder a los clientes con prontitud. No seas un “DJ de fiestas”, tu serás parte del evento más importante de la vida de estas personas, por lo que deberás dar tu mejor impresión.

2. Considera los pequeños detalles.

Asegúrate de revisar cada detalle de la boda. La sugerencia aquí sería hacer un cuestionario estándar para acelerar este progreso por medio de un formulario personalizado en tu sitio web.

Algunas preguntas que puedes hacer es:

  • ¿Qué dispositivos se proporcionaran por el sitio dónde se celebrará el evento?
  • ¿Necesitas traer un micrófono para que se use en la boda?
  • ¿Tienes un itinerario u horario?
  • ¿Cuándo se quiere que llegue el DJ al lugar?
  • ¿Cuándo se quiere que empiece el DJ a pinchar?
  • ¿Hay alguna sensibilidad cultural que debas tener en cuenta?

3. No llegues tarde.

Llegar tarde no es una opción. Lo repetiremos: ¡LLEGAR TARDE NO ES UNA OPCIÓN!

Eres una pieza única de un evento muy complejo con muchas piezas en movimiento. No seas la razón por la que las cosas no fueran bien.

Muchos de los DJ de bodas son contratados por referencias, por lo que mantener la fiesta de la boda con una buena onda es obligado.

Asegúrate de saber cuándo quieren que llegues, cuándo quieren que montes y cuándo quieren que comiences a tocar.

4. Sé claro acerca de lo que se espera de ti

Lo último que quieres es presentarte y tener que encargarte de todo tipo de responsabilidades para las que no te preparaste.

Además, ten claro cuántas horas se supone que debes estar allí y cuántas horas se supone que debes trabajar.

Ofrece opciones de horas extra por adelantado.

Esto significa que si en la boda se hace un poco tarde porque la gente se lo está pasando muy bien, no es necesario que haya una conversación incómoda al final de la noche sobre cuánto se te está pagando.

5. Ten amplio conocimiento musical de múltiples estilos

Como DJ de bodas, no estás allí para reproducir la música que has escrito tu o incluso la música que te gusta. Que consigues reproducir o tocar cosas que disfrutas es irrelevante. El foco está en los asistentes y sobretodo en la línea editorial marcada por los prometidos y/o el wedding planner.

Asegúrate de conocer géneros diferentes, música de diferentes épocas y música que los hará bailar (Imagínate que los promtidos se conocieron escuchando Trap o Grime y quieren precisamente eso…

6. Asegúrate de que tus habilidades sociales estén a la altura

Como DJ de bodas, querrás gustarle a la gente. A menudo tu trabajo conlleva moldear el ambiente y la vibra de la boda, por lo que querrás que la gente te siga la corriente si decides interactuar con el público en algún momento puntual a lo largo del evento.

Sé amable, sonríe y di sí a lo que puedas. Tendrás que hacer coger el micrófono así que asegúrate de que el nivel de energía coincida con la recepción.

Además, tendrás que aprender a tratar diplomáticamente con los huéspedes ebrios. Harán solicitudes de canciones inapropiadas, querrán hablarte, y hasta podrían derramar una bebida en tu equipo. Mantén la calma, sé firme y sé amable. Y ten al maitre a mano por si la cosa se va de madre.

7. Saber qué peticiones de canciones poner

Cada DJ de bodas tendrá que convertirse en un adepto a saber qué canciones debe coger y cuáles rechazar.

Incluso si alguien solicita una canción que estás planeando poner, ten cuidado con la forma en que aceptas la solicitud. No querrás que la misma persona se acerque a ti cada cinco minutos para solicitar algo.

En cuanto a quién puede solicitar canciones, cuanto más cerca estén del “alma” de la boda, mejor. Por ejemplo, si la novia quiere escuchar un tema en concreto por supuesto que tienes que ponerla, pero si el amigo del novio borracho de turno quiere escuchar un tema que le gusta a él y buena parte de esa elección se basa en su estado, tal vez no sea una opción. Calibra la situación.

8. Saber leer a la multitud

Un gran DJ de bodas sabe cómo cambiar las vibras de una boda con una sola canción. Después de la cena, ¿cómo sabrá la gente cúando empezar a bailar?

Eso se soluciona con un buen tema animado que además puede estar previamente pactado con los novios, puesto que pueden ser ellos los que suelen “tirar la primera piedra”.

Cuando termines la noche, también estarás a cargo del desenlace musical, es decir, esa canción de “vamos a la cama que hay que descansar…”

9. Ten siempre una copia de seguridad

Las cosas van mal, las cosas se rompen y las cosas se agotan. Las copias de seguridad son esenciales, especialmente si la boda está fuera de la ciudad o lejos de las tiendas de equipos de audio.

Si bien es probable que no necesites una computadora portátil de respaldo, asegúrate de tener un cargador de respaldo y copias de respaldo online de lo que necesites en caso de que suceda algo.

10. Sé flexible.

Este es probablemente el consejo más importante. Tendrás que adaptarte a todo tipo de situaciones.

Tu eres sólo una persona que el evento ha reservado entre otras tantas, por lo que podrían pasar por alto las cosas u olvidarse de contarte información importante.

Estás allí para asegurarte de que se lo pasen increíble en su día, por lo que tendrás que adaptarte lo mejor que puedas.

Interesante llevar cables de extensión, regletas. Tener una mesa propia y encima con algo de branding puede ser genial.

Llama al lugar y repasa tus planes.

Si hacen bodas a menudo, es probable que los DJs cometan los mismos errores y te ayudarán a evitar las trampas que otros DJs han cometido.

Ser un DJ de bodas es una excelente manera para que DJs y artistas electrónicos complementen sus ingresos.

El pago por este tipo de eventos es generalmente muy bueno y los conciertos pueden ser muy divertidos. Así que sé puntual, profesional y arriba la diversión.

Artículo relacionado:

 

¿Te gustó el artículo?
1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (1 Votos, Promedio: 5,00 de 5)
Cargando…

Sobre el autor

PromocionMusical.es

Todo sobre promoción, autogestión y emprendimiento musical donde encontrarás artículos sobre marketing, social media, informes, infografías, propiedad intelectual, salud y mucho más.

Dejar un comentario