Legal Producción

Modelos de Contrato de Productor Musical

En este artículo vamos a hablar acerca de los acuerdos de productores de música en el contexto de la música indie en vez de explorar los acuerdos usuales de productores utilizados por las discográficas majors.

Los productores que trabajan en dichas marcas generalmente tendrán abogados expertos que negociarán esos acuerdos de forma eficaz.

Frecuentemente el dinero inicial que un sello pequeño o un artista indie pueden ofrecer no permitirá al productor contratar a un abogado. Por eso mismo es interesante que tanto productores, como pequeñas discográficas y artistas indies traten de encontrar información al respecto.

Desde aquí ponemos una primera piedra en el camino.

☝ Contratos de Productores de Majors vs. Contratos de Productores Indies

Para comenzar a hablar de este tema se hace necesario establecer las diferencias entre los contratos que los productores de majors utilizan y los contratos que un productor puede encontrarse en el mundo indie.

Un acuerdo de una major con un productor generalmente incluirá un pago para dicho productor que ronda desde miles de dólares / euros hasta mucho más, en el caso de aquellos productores que son conocidos por generar éxitos.

El productor también recibir regalías del 3% al 5%, calculado de la misma forma que las regalías del artista.

Por ejemplo, si las regalías del artista es un porcentaje del precio minorista sugerido para una canción, las regalías del productor serán también así.

Al igual que las regalías del artista (las cuales por lo general están entre 12% y 18%), las regalías del productor van a estar sujetas a distintos descuentos, como ocurre con el caso de los costes de empaquetado y la reducción de las regalías por ventas en el exterior.

Las regalías del productor serán calculadas basándose en las regalías del artista, haciendo que prácticamente sea el artista quién pague por dichas regalías.

A diferencia del artista, el productor por lo general recibe sus regalías de la primera venta de las grabaciones luego de haber compensado los costos de dicha grabación.

Esto significa que una vez que el ingreso bruto excede los costos de producción, se le otorga ganancias antes de las ventas de las creaciones mientras que a los artistas no.

Cuando un artista o una pequeña discográfica contratan a un productor, los pagos por adelantado son significativamente menores.

Además, como el artista y la marca pueden ser la misma entidad, no tiene sentido en muchos casos que las regalías del productor estén basadas en las regalías del artista.

En estos casos, las regalías de los productores, si es que acaso tienen, deben ser basadas en recibos netos o “beneficios”. (Mirar el segundo y tercer contrato adjuntados en la parte de abajo).

☝ Beats

Muchos artistas, particularmente de Hip Hop y R&B y también pop, trabajan con “beats” de batería, digitales o de otro tipo de percusión como elementos claves dentro de sus creaciones.

Frecuentemente los artistas o marcas indie van a estar buscando el beat más adecuado para tenerlo de base en sus canciones.

A pesar de que algunos de esos beats son sampleados, otros son comprados o licenciados por un productor que realiza estos beats con tambores digitales o cualquier otro equipo.

Algunos productores de beats, tal y como The Neptunes (Pharrell Williams y Chad Hugo), realizan beats más elaborados que simplemente sonidos de percusión.

Una producción de Neptunes contiene cajas de ritmos y por lo general emplean riffs de sintetizador, utilizando para esto teclados y otros instrumentos de percusión.

Neptunes han creado algunos de los mejores éxitos del Hip Hop y R&B de los 1990 y 2000. Es por ello que adquirir uno de sus beats podría ser algo muy costoso. Sin embargo, muchos productores en crecimiento van a ofrecer sus beats a bajo coste o incluso podrían renunciar a los pagos por adelantados negociándolo por regalías a pagar si el artista gana dinero por la canción.

En los estudios, el productor es el principal responsable del producto final de una grabación. Sin embargo, es frecuente ver que un artista vaya a comprar un beat o a adquirir los derechos de estos para terminar la producción por sí mismos o con otro productor.

☝ Dos tipos de derechos de autor: “Grabaciones de sonido” vs “Trabajos musicales”

Los derechos de autor protegen los “trabajos musicales”, incluyendo canciones con cualquier tipo de acompañamiento vocal al igual que trabajos orquestales, libretos, y cualquier otro tipo de composición musical.

Los derechos de autor también protegen las “Grabaciones de sonido”, entendiendo a éstas como las grabaciones de las composiciones musicales.

Un beat por lo general es tanto una composición musical como una grabación de sonido debido a que la grabación de un beat contiene trabajo musical que está protegido bajo los derechos de autor respectivos.

Durante muchos años los productores no han creado música nueva. Simplemente se limitaban a grabar y trataban de mejorar canciones creadas por compositores de canciones, el cual podría haber sido el artista.

Sin embargo, eso cambió.

Es común ver que en el pop, R&B  y especialmente en el Hip Hop que los productores están creando nueva música aportando nuevos beats o incluso completando pistas musicales sobre las cuales los artistas o raperos cantan.

En esos casos, los productores crean dos tipos de derechos de autor: Uno para las grabaciones de sonido y otro a parte para la composición musical.

Esta es la razón por la cual los productores suelen hacer acuerdos ocasionales con editores de música.

☝ Acuerdos de Beats

Usualmente los productores venden beats completos. En estos casos, los compradores van a tener el beneficio exclusivo de utilizar el pulso.

Sin embargo, en otras ocasiones, un productor dará una licencia no exclusiva para la utilización del pulso, reservándose el derecho de utilizarlo por sí mismo u otorgarles derechos a otros.

☝ Trabajos por Contrato Vs Licencias no Exclusivas

Si el acuerdo es una venta, seguramente será estructurada como “Trabajo por contrato”.

En estos casos, el productor pierde todos los derechos de su beat, incluyendo los derechos de autor y también el derecho para utilizar el pulso para cualquier otro propósito.

Por otro lado, el otorgar ciertos derechos es una licencia no-exclusiva, por lo que el productor mantiene los derechos de autor y mantiene el derecho a utilizarlo e incluso realizar otros acuerdos.

 > Ejemplo de Claúsula de Trabajo Por Contrato

Esta es una típica clausula de trabajo por contrato:

TRABAJOS POR CONTRATO

Los productores acceden que todos los resultados y procedimientos de sus servicios serán clasificados como “trabajo creado por contrato” para la Compañía (O artista) bajo los Derechos de Autor establecidos en [Nombre del País del aplicación].  

En consecuencia, el productor reconoce y acepta que la Compañía es y será considerado como el autor o el dueño exclusivo del Beat, incluyendo la composición musical  subyacente y grabaciones de sonidos contenidos dentro del mismo.

Las grabaciones y composiciones musicales contenidas que estén contenidos en éste serán utilizadas para todos los propósitos y el dueño exclusivo en todos sus derechos de cualquier tipo comprendidos en los derechos de autor en esto y cualquier renovación o extensión de los derechos en conexión con eso, y cualquier otro tipo de derechos en esto, y esa Compañía tendrá el derecho a explotar de cualquier forma el Beat en cualquier forma, ya sea en la actualidad o en el futuro, de forma permanente, independientemente de todas las configuraciones que la Compañía determine.

En conexión con esto, por la presente el productor le otorga a la compañía el derecho apoderado para ejecutar, reconocer, entregar y grabar ya sea en la Oficina de Derechos de Autor de [País de aplicación] o en cualquier otro sitio y también  toda la documentación pertinente al pulso si él o ella falla en ejecutar lo mismo en exactamente 5 días después de haber sido solicitado por la compañía.

Por lo general lo más beneficioso para el productor es preservar sus derechos de autor.

Sin embargo, en algunos casos las clausulas de los trabajos por contrato o encargo no permitirán negociaciones posteriores y por lo mismo, el productor debe determinar si el pago por adelantado compensa la pérdida de los derechos para volver a utilizar el pulso.

Usualmente cuando un artista o marca indie contrata a un productor para crear un pulso y crea una o dos pistas completas, el acuerdo será un trabajo por contrato, pero el productor por lo general recibe un pago adelantado y puede negociar para recibir regalías.

☝ Pagos

La cantidad del pago, si es que hay algún pago, dependerá de una variedad de factores, incluyendo si el acuerdo será por una venta o una licencia.

Una venta generalmente sería muchísimo más costosa que una licencia no-exclusiva bajo la cual el productor conserva el derecho de reutilizar el beat.

El factor más importante que determinará el costo del pago es la reputación del productor.

Un productor altamente reconocido puede exigir pagos de miles de dólares o euros o incluso más, y un productor con muchos éxitos musicales puede exigir muchísimo más que eso.

Incluso  la obtención de la licencia, o incluso comprar un pulso de un productor talentoso pero no reconocido puede llegar a costar miles de dólares / euros o tal vez menos.

Si el productor recibe regalías en adición a la paga, la paga va a ser considerada como un “adelanto”, la cual será recuperable luego del pago de la regalía.

☝ Royalties

Tal y como se menciona arriba, las regalías para un productor contratado por un artista o una marca pequeña sería estructurado basado en los recibos netos o “beneficios” netos.

Una regalía tradicional para un productor que trabaja para una gran marca es del 3% al 5% dependiendo de las regalías del artista.

Los beneficios netos deben ser definidos de forma justa, por ejemplo, en el caso del dinero bruto obtenido por ventas de las pistas, menos el pago correspondiente al productor y otros costos de producción. (Ve las anotaciones adjuntadas más adelante)

 > Royalties Mecánicos

Aun cuando un acuerdo es trabajo por contrato, puede ser posible para el productor el retener los derechos de autor como parte de su contribución al trabajo musical subyacente, a diferencia de la composición musical.

En esos casos, la marca o el artista va a necesitar el permiso del productor para utilizar la contribución para poder ser utilizado en la grabación.

A cambio de ese permiso, el productor suele recibir una regalía “mecánica”, por ejemplo, una regalía anexada a la utilización de la composición musical subyacente contenida en la creación.

Las regalías mecánicas son propuestas basadas en los estados.

La actual regalía promedio es de 9,1 centavos de dólar por cada canción de cada copia vendida (o por canciones de 5 minutos, costando 1,75 centavos de dólar por minuto o fracción de esta).

Debido a que el productor probablemente no creó el 100% de la canción, por ejemplo, donde seguramente alguien más escribió la letra (posiblemente el artista), el porcentaje de  pertenencia se divide o bien, debe ser negociado.

Si el porcentaje negociado es de 50%, entonces él o ella recibiría 50% del pago (por ejemplo, 9.1 centavos de dólar) por cada venta de las creaciones que contengan la canción.

Esto sería en adición a la regalía de su productor, la cual se encuentra adjuntada a las ganancias derivadas de las grabaciones más que de las canciones.

Finalmente, la discográfica le pide al productor aceptar 3/4 de los estados promedio (siendo estos 75% de 9.1 centavos de dólar). A esto se le llama la cláusula de “Composición Controlada”.

Realmente no hay justificación para eso. Todas las majors la han utilizado durante muchos años para reducir sus deudas a los artistas quienes componen su propio material y a los productores quienes contribuyen a la creación de las canciones.

El único argumento para justificar esta reducción es que es una inducción para que la marca la utilice en una grabación.

☝ Modelos de Contrato de Productor

Tres acuerdos de productores: Dos acuerdos simples para beats y uno para los recibos netos con una discográfica independiente

Abajo tienes tres modelos de contratos en inglés para contratar productores.

El primero es un contrato sencillo de trabajo por contrato para la venta de un beat.

El segundo es un acuerdo con respecto a un beat en el cual el productor recibe una regalía en conexión con la venta o licencia de la grabación al igual que un pago por adelantado.

El tercer acuerdo no sólo provee una regalía por la grabación sino también regalías en conexión con la contribución subyacente del productor en las composiciones musicales (el segundo y el tercer acuerdo aparecen juntos).

El acuerdo simple para el trabajo por contrato para la adquisición de un beat es conveniente para la persona o compañía solicitando el beat.

Debido a que el acuerdo es de trabajo por contrato, el productor transfiere todos sus derechos del beat al grupo solicitante, y a estas personas o compañías se les otorga los derechos del pulso, tanto los de la música como la de los sonidos grabados.

¿Te gustó el artículo?
1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (1 Votos, Promedio: 5,00 de 5)
Cargando…

Sobre el autor

PromocionMusical.es

Todo sobre promoción, autogestión y emprendimiento musical donde encontrarás artículos sobre marketing, social media, informes, infografías, propiedad intelectual, salud y mucho más.

Dejar un comentario