Salud

El mito de que las infiltraciones de cortisona son útiles pero peligrosas

infiltracions de cortisona utiles pero peligrosas

Las inyecciones locales (infiltraciones) con cortisona son muy utilizadas; posiblemente demasiado. Los médicos tienden a aplicarlas en pacientes que tienen una lesión de un tendón, una articulación o ligamento porque, a menudo, permiten obtener una reducción significativa del dolor en pocos días.

Por el contrario, las infiltraciones tienen mala fama. Se dice que pueden conllevar complicaciones y, por ello, son rechazadas por algunos médicos y pacientes.

Pero, ¿qué hay de cierto en todo esto? ¿Los beneficios compensan los riesgos? Hasta hace poco no había datos concluyentes al respecto pero últimamente han aparecido estudios médicos con solidez suficiente como para poder tomar decisiones.

El dato más significativo es que se confirma que las infiltraciones de cortisona reducen el dolor, de forma significativa, en pocos días. Esto se constata en pacientes afectados, por ejemplo, de epicondilitis o lesiones de los tendones del hombro.

Sin embargo, si se analiza cómo está el paciente al cabo de unas semanas de la infiltración, resulta que el sujeto infiltrado está igual o, incluso, peor que el que no ha hecho ningún tratamiento. La cortisona mejora los síntomas de forma efectiva a corto plazo pero no hace que el paciente resuelva su problema de forma diferente al que no ha sido tratado.

¿Y qué nos dicen estos estudios sobre los riesgos? Pues se ha visto que hay ciertas complicaciones que son bastante frecuentes (por ejemplo, el 9% tienen atrofia y/o despigmentación de la zona infiltrada y el 8% les provoca un empeoramiento del dolor). Desde el punto de vista médico estas alteraciones no se suelen considerar graves. En cambio, las que sí son importantes, como la ruptura del tendón, parecen más raras de lo que se pensaba (afectan a un 1% de los pacientes infiltrados).

Aunque algunos médicos dicen que un riesgo de ruptura del 1% es totalmente aceptable, nosotros pensamos que se trata de una complicación grave y, aunque sea infrecuente, hay que intentar evitarla, en lo posible. Más aún si el paciente es un artista escénico que necesita que sus tendones estén en plena forma.

Además, ¿qué sentido tiene correr estos riesgos, por pequeños que sean, si la infiltración no curará el problema?

En definitiva, las infiltraciones de cortisona parecen sólo indicadas para personas que necesitan una mejora a corto plazo y que consideran que el riesgo que puede conllevar este tratamiento queda compensado por la reducción del dolor que experimentarán durante los días o semanas inmediatamente posteriores. También parece claro que no se puede considerar la cortisona un tratamiento curativo sino una herramienta para reducir temporalmente las molestias. Y, por último, las complicaciones, aunque relativamente infrecuentes, pueden tener consecuencias bastante graves. Por lo tanto, médico y paciente deberán valorar, para cada caso en concreto, si los beneficios a corto plazo que le aportará la infiltración compensan los riesgos que hay que asumir.

Jaume Rosset i Llobet.

Director médico del Institut de l’Art. Medicina&Fisiologia.Terrassa.

Director de la Fundació Ciència i Art.

www.fcart.org

www.institutart.com

 

¿Te gustó el artículo?
1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (23 Votos, Promedio: 3,91 de 5)
Cargando...

Sobre el autor

Institut de Fisiologia i Medicina de l'Art

6 Comentarios

  • Por el mes de febrero sufrí un golpe en la planta del pie que resultó ser fascitis plantar. Llevo 5 meses en rehabilitación y durante los primeros 4 meses no aprecié ningún cambio y eso que a las pocas semanas de lesionarme ya adquirí unas plantillas ajustadas a mis necesidades. El caso es que llevo un mes probándome en carrera continúa, partidas de pádel y algun partido de futbol y no me duele nada o bien noto algo pero no lo considero dolor sino molestia. A veces camino descalzo por casa y aprecio un leve dolor que no se bien bien si corresponde a la Fascitis o si es que está en proceso curativo… El caso es que el médico de la mutua me recomendó una infiltración durante esta semana y no sé qué hacer. Alguna sugerencia?
    Personalmente creo que he mejorado bastante y almenos puedo hacer deporte a un 60% de mis posibilidades (tampoco me he exigido más por temor a notar el pinchazo plantar de nuevo). Me daría miedo que por culpa de una infiltración me “cure” unas semanas pero luego vaya a peor. Alguna propuesta alternativa a mi situación? Mi idea es estar al 100% para inicios de septiembre. No me he querido poner metas hasta ahora pero en septiembre ya habré estado 8 meses con la recuperación y debería estar más que resuelto con las plantillas, reposo y los ejercicios que realizaba en la mutua.
    PD. Mi dolor se focaliza más en la parte lateral interior del calcaneo que en la planta en sí.
    Agradecería una respuesta que me ayudara a decidir como seguir con mi tratamiento. Gracias.

  • hola sinceramente yo no te la recomendaría, si bien no es igual en todos los organismos, te cuento lo que a mí me pasó. sufro de fascitis plantar con espolón calcáneo, este último resultado de la fascitis, soy jugadora de Frontenis y volibol, y debido que no aguantaba ya el dolor, el cual casi era incapacitante, decidí inyectarme cortisona, el alivio fue inmediato, se fue por completo el dolor, pero al continuar jugando sufrí rotura de la fascia plantar, debido a un movimiento que a mi juicio no fue ni exagerado ni nada, me trono la fascia y me diafnosticaron rotura parcial y según el fisio comento que al 1% de la población tiene este problema con el corticoide. con el otro pié lo evite y hago mucho estiramiento de la fascia, me pongo hielo, masajes y estoy muy aliviada, así que mejor has una rutina de estiramiento de los gemelos, de la planta y creo qeu fortalecerás y no te arriegas al uso del crticoide que si bien alivia mucho no cura nada.

  • Mi experiencia personal con relacion a las infiltraciones, se traduce en un éxito total. En 2007 me inflitré el codo para eliminr el dolor prodcido por la epicondilitis y hoy, 03 de abril de 2019, le doy gracias a Dios, porque jamas volvio el dolor. De igual manera procedieron en mi pie izquierdo para elimiar el dolor producido por una tendinitis en el tendon de Aquiles y hasta el sol de hoy, no he tendio mas problemas.

  • Hola a todos,mi experiencia es la siguiente me infiltraron cortisona en febrero d 2019 en el gluteo izquierdo por tener hace años una tendinosis glurea d 9 años,despues d la infiltracion estuve peor pero peor,40 dias d baja ,aun no se lo q paso,porque en la seguridad social se pasan la pelota de uno a l otro,mi expericia me dice q no voy a repetir ni una mas!!!

  • Tengo artrosis en las manos, inflamación y sobre todo a veces un dolor insoportable e incapacidad para muchas tareas ( abrir una puerta, un bote etc. etc. Llevo puestas cinco infiltraciones. ( dos en una mano y 3 en la otraJ y la mejoría, en cuanto al dolor se refiere, es sobresaliente. Poder usar las manos sin dolor, no tiene precio,aunque sea temporalmente. No he tenido ningún efecto negativo. Tengo 76años.ac

  • Pues no se si llego muy tarde… Se que el dolor es horroroso y harias lo que fuera por no tenerlo, os cuento mi esperiencia. Hace dos años debido a una condropatia grado IV mi fisio me recomendo un medico de la unidad de dolor por parte de la aseguradora. Este me propuso hacerme una radiofrecuncia, me explicó en qué consistia pero para nada me dijo que me fuera a poner también corticoides. Total que me hicieron la radiofrecuencia, con los corticoides y yo my bien. Note la rodilla un poco roja y no le di importancia. La segunda vez porque volvia el dolor me dice que otra vez me hace la radiofrecuencia y sin decirme nada de corticoides y yo acepto, al salir del hospital miro lo que he firmado y veo un medicamento que desconozco lo busco en internet y veo que son corticoides, me quedé preocupada, pero como soy gilipollas no digo nada. A la tercera que me dijo que me la hacía ya si me dijo lo del corticoide pero que estabamos bien fuera de los límites, pensé en el verano y lo mal que lo paso y acepté. Todo fue bien, esceptuando que la rodilla la tenía muy roja y con el frio morada. Hace unos meses me entró un dolor muy fuerte y volví a caer presionada por un trabajo, estaba fatal. El médico me ve la rodilla roja y morada y me dice que no sabe porqué puede ser. El caso es que ahora la rodilla me duele ocho veces más. No os pongais corticoides a no ser que sea un caso muy especial. A mi me han puesto 4 infiltraciones en dos años y me han destrozado la rodilla.

Dejar un comentario