Management

Industria de la Música en Vivo y Giras: Cómo Funcionan

industria musical musica en vivo

Los tours o giras de los músicos, artistas y bandas suelen generar una gran parte de las ganancias en la vida de los artistas y en la industria. Al mismo tiempo, este es el único sector dentro de las carreras musicales que aún se mantiene 99% “físico” en lo que ya podría considerarse como una industria digitalizada.

A pesar de que algunos artistas pueden alcanzar los millones de fans con relativa facilidad gracias al streaming, el organizar un tour internacional para el mismo público es un proceso extremadamente complicado.

1. La industria de la música en vivo: Una visión general

A pesar del crecimiento de las plataformas de streaming, la música en vivo sigue siendo la fuente principal de ingresos en la industria. Ciertamente se espera que las ganancias del streaming crezcan a 23.000 millones de dólares para 2022, pero también se espera que la industria de la música en vivo alcance los 31.000 mil millones de dólares, en valor global, para el mismo año.

Las ganancias de la música en vivo siguen creciendo a nivel mundial (y una enorme porción de ese crecimiento es atribuida a la explosión de los festivales de EDM en todo el mundo.

Al mismo tiempo, si le echamos un vistazo a las economías musicales bien establecidas, encontramos que el 52% de los americanos tiende a ir a un show en vivo al menos una vez al año, según un reciente estudio de Nielsen.

Independiente, el sistema de la industria de las giras sigue manteniéndose como un entorno complicado de navegar: los artistas suelen trabajar con decenas de promotores locales, organizadores y espacios en el transcurso de un único tour. Así que, comencemos con lo básico e identifiquemos todos los sujetos que usualmente están involucrados en un tour de nivel medio:

2. Agentes clave en la industria de las giras

Artistas y Managers

Los artistas y managers son los elementos cruciales en el mundo de la música en vivo. El rol y funciones del manager es construir y coordinar el equipo del artista en todos los sectores la industria de la música, y por supuesto, eso incluye el sector de los conciertos.

La gestión de los artistas usualmente toma lugar en la ruta inicial del planeamiento, en ayudar al artista a elegir el equipo para el tour, y en servir como un puente entre el sector de la música en vivo y los demás sectores dentro de la carrera de los artistas.

Agentes organizadores

El trabajo de estos agentes es sencillo de definir: Representar al artista en toda la industria de la música en vivo.

Su objetivo es organizar el tour y vender los shows a los cazatalentos locales, tratando de encontrar los espacios y negociando los precios.

Los acuerdos de estos organizadores suele ser bastante directo: “un artista A, representado por un agente B, se compromete a tocar una N cantidad de minutos en el espacio C el día X por Y cantidad de dólares”.

Un buen agente organizador será el que pueda reunir esas A, B y C ideales – de forma que el sitio quede lleno, pero no queden fans sin la posibilidad de comprar sus entradas; los artistas terminan con buenas ganancias, pero el promotor no se siente traicionado, y así sucesivamente.

A pesar de que estos acuerdos son relativamente sencillos, es difícil conseguir todos los elementos – especialmente por el hecho de que los shows son usualmente notificados con 8-24 meses de antelación, dependiendo de la dimensión del espacio.

Promotores

Los promotores son esa parte del sector de la música en vivo que financia el tour y compra los shows. El mundo de la promoción de conciertos es complejo, y así mismo, podemos encontrar promotores de todos los tipos y tamaños. Para simplificar un poco las cosas, podemos imaginarnos que los promotores son intermediarios, quienes conectan el espacio del concierto al artista para crear así un show. Puedes comenzar a desarrollar esa conexión desde cualquiera de los lados.

Los promotores de tours son aquellos que ayudan a crear el show desde el lado del artista, contratando músicos para tocar en una serie de conciertos, pagando por los ensayos, por la producción audiovisual, cubriendo los gastos de traslados y demás.  Una vez que el show está listo, los promotores de tours, junto a los organizadores, pueden rentar los sitios por sí mismos o subcontratar (es decir, vender) el show a los promotores locales (o hacer una mezcla de ambas cosas).

Por su parte, el trabajo de los promotores locales comienzan desde el espacio para conciertos. Al estar afiliados, o por lo menos conectados, con los espacios locales de conciertos, tienen la capacidad de comprar espectáculos de los agentes y/o promotores para así poder ser dueños de las ventas de entradas.

Aquí podemos encontrar a directores artísticos de pequeños clubes, a grupos de promotores de eventos, a promotores de grandes festivales y todos ellos encajan en esta categoría, a pesar de ser de distintos tamaños y alcances.

Dentro de este contexto, el rol de los agentes organizadores se vuelve más claro. Si los promotores son los intermediarios en el lado del artista o del lado del espacio, entonces el agente es el intermediario entre el intermediario; es decir, es aquel que crea la conexión entre los promotores y los artistas (desde ambos lados), funcionando como un punto de conexión entre todos los demás individuos.

Sin embargo, algunos de los tours más grandes de la actualidad pueden hacerse sin la necesidad de un agente. Uno de los cambios principales que ha existido en el mundo de la música en vivo es la consolidación de los promotores locales  y de tours bajo la sombra de los conglomerados de entretenimiento, siendo los ejemplos más claros Live Nation y AEG.

Esencialmente, esas compañías han aumentado sus operaciones al punto donde pueden crear los puentes desde ambos lados, internalizando todo el proceso. Producen los tours de conciertos y disponen de una amplia red de clubes y arenas, proveyendo así espacios para el tour.

Live Nation, AEG y otras ahora pueden crear tours internacionales centralizados, ofreciendo a los artistas acuerdos completos.  Sin embargo, hacer tours bajo tal promoción se mantiene reservado para los artistas que están en la cima – así que gran parte de los shows siguen siendo realizados en colaboración entre los promotores de tours, organizadores y socios locales.

Managers de tours y técnicos

Los managers que se quedan con el equipo del artista son el motor que mantiene en movimiento al tour. Incluso un tour de nivel nacional involucra logísticas complejas, y el viaje se vuelve exponencialmente complicado de manejar a medida que el tour va escalando a nivel internacional.

Para los shows de primer nivel, el quedarse en el camino con el equipo del artista, con los técnicos y con 30 camiones llenos de equipos y aparatos puede llegar a costar 750.000 dólares por día.

El objetivo de la gestión del tour es hacer que ese dinero no se pierda si ocurren incidentes en medio del viaje. Trasladar a la banda desde el punto A al punto B puede parecer un trabajo sencillo, pero de hecho, la rutina del manager del tour es tener que lidiar con los problemas inesperados que pudieran ocurrir en cada día del viaje – al mismo tiempo que mantiene al artista satisfecho y listo para tocar.

Para darte una idea de cómo suele ser una ruta internacional en un tour, aquí te mostramos el mapa aproximado para el tour de Lizzo, a razón del lanzamiento de “Cuz I Love You”, el cual alcanzó cerca de 64 localizaciones y abarcó 74.575 km – y eso sólo son las rutas directas, sin contar las autopistas.

Los tour managers también manejan al equipo técnico, y, a pesar de que el soporte técnico de los tours suele ser ignorado, la verdad es que detrás de cada show hay un equipo que convierte ese espectáculo en una experiencia audiovisual que la audiencia ha pagado por ver. R

equiere mucho esfuerzo y experticia armar el escenario, ajustar la iluminación y el sistema de sonido, etc. La industria de la música en vivo depende del equipo de tecnología para que el show pueda ocurrir.

Festivales y espacios

Los festivales y espacios son el centro del mundo de la música en vivo, pues proveen el entorno y (usualmente) la infraestructura base para los shows. Tal y como ya  hemos mencionado anteriormente, suele haber un enorme interés entre los promotores locales y espacios de presentación. Esto significa que frecuentemente hay promotores locales que están “conectados” a los espacios, y esto mismo aplica para los festivales.

Los eventos en exteriores son una parte distintiva del mundo de los espectáculos en vivo. Al ser operados por grupos de promoción, los festivales prominentes pueden traer nuevas audiencias a los artistas, tanto términos de fans como en términos de ejecutivos de la industria – todo mientras se ofrece una gran ganancia.

Una aparición en un gran festival puede hacer que un artista gane relevancia, y por lo mismo, el efecto promocional del show debe ser considerado. Este efecto puede ser mucho más importante que las ganancias monetarias inmediatas, especialmente para aquellos artistas que están en surgimiento.

Es por eso que la ruta del tour estará estructurada en torno a distintos festivales de música – y luego será continuada con conciertos en solo.

Un excelente ejemplo de esto es Coachella: Dado a que el evento toma lugar en dos fines de semana separados, muchos de los artistas que participan en el festival también se encuentran realizando conciertos en áreas cercanas el resto de la semana.

Discográfica y editorial

A pesar de que las discográficas y editoriales no están directamente involucradas en el mundo de la música en vivo, debemos recordar que la industria de la música surge y se mantiene gracias a las colaboraciones entre los distintos sectores dentro de la misma.

Casi por tradición, se suelen realizar tours luego del lanzamiento de un álbum, y todo artista debe informar de su set a las organizaciones de derechos de autor luego de que los shows hayan terminado para que los correspondientes compositores reciban sus pagos.

La industria de la música está estructurada por compañías separadas e individuos trabajando en partes distintas en la carrera de un artista, pero siempre están interconectados aún si no se encuentran alineados.

3. El ciclo de una gira

Los seis entes descritos anteriormente suelen trabajar en conjunto para traer el show a los fans. Sin embargo, sigue siendo importante mencionar que no siempre serán representadas por entidades separadas.

En algunas ocasiones, algunos de los roles serán internalizados por los distintos niveles de la cadena del tour: Los artistas independientes y managers podrían ser los que produzcan el tour como tal, internalizando así el trabajo del promotor del tour; los conglomerados de promotores, tal y como hemos mencionado, pueden ofrecer acuerdos exclusivos para los tours; y así sucesivamente.

Dicho eso, en la próxima sección nos vamos a dedicar a hablar del ciclo del tour, paso por paso, para explicar cómo todos estos sujetos interactúan para crear el tour. Al igual que muchas cosas en la industria de la música, todo comienza con el artista.

  1. Buscando el talento

En primer lugar, los agentes y promotores de tours deben encontrar y contratar al artista. Este proceso no es muy distinto al que realizan las A&R de las discográficas y editoriales, aunque el criterio sí puede llegar a ser algo diferente.

Para algunos tipos de artistas (como los DJs, por ejemplo), el hacer un tour puede llegar a ser algo de gran magnitud, mientras que los ingresos discográficos podrían mantenerse casi inexistentes. Los agentes y las A&R pueden buscar cosas distintas en un artista, pero la esencia de la búsqueda se mantiene igual en todas partes: identificar y contratar a los mejores artistas antes de que alguien más lo haga.

También hay otro punto en la búsqueda de artistas dentro de la industria de la música en vivo que vale la pena mencionar. Dado a que un show en promedio debe ser organizado con 9-10 meses de anticipación, los contratos por tour son diseñados con un año de anticipación al show.

Al mismo tiempo, la gran mayoría de los tours se realizan luego de los estrenos para aprovechar la popularidad y la promoción recibida. Esto tiene una implicación inevitable: Los promotores de tours y agentes contratan al artista para tocar material que aún no ha sido creado, lo cual es arriesgado.

Esto aplica especialmente cuando se trata del debut de los artistas, quienes podrían no tener si quiera un set de 40 minutos o al menos destrezas para presentarse en vivo la primera vez que son contratados para un tour.

Existe una sensación de peligro a la hora de buscar talento en la industria de la música en vivo – una sensación mucho más fuerte de la que se siente en las discográficas, donde los acuerdos y contratos permiten que las compañías puedan mediar los riesgos de la etapa creativa.

  1. Desarrollando la estrategia del tour y produciendo el show

Una vez que se haya encontrado al artista, es hora de producir el show y definir la estrategia y ruta del tour. En este punto, el promotor del tour comienza a realizar las preparaciones: empieza a armar las luces y demás materiales para el show en vivo, organiza sesiones de ensayos para perfeccionar el espectáculo en vivo, y así sucesivamente.

Por otro lado, el artista, manager, agente y el promotor de tour deben trabajar en un plazo de tiempo y planear una ruta aproximada para el futuro tour.

El planeamiento inicial del tour usualmente se realiza en torno a los shows prioritarios, como aquellos que toman lugar en grandes ciudades o festivales de música, mientras que el resto de la ruta está definida de manera más general.

A menos que estemos hablando de los artistas más populares, el tour siempre va a realizarse luego de un lanzamiento. Una vez que el planeamiento inicial haya concluido, la estrategia del tour será definida en términos de “El artista tocará en una ciudad/festival de música prioritario en un área específica N semanas luego del lanzamiento”.

  1. Organizando el tour

Una vez que la ruta del tour esté realizada, el agente se encarga de organizar el tour, publicitándole el show a los promotores locales y festivales.

Comenzando con los shows prioritarios y luego abarcando los demás puntos, la ruta del tour gradualmente va adquiriendo su forma final. El agente negocia con los promotores locales para seleccionar un espacio óptimo (en términos de volumen, estilo, condiciones, etc.) para realizar el show.

Tal y como Tom Windish, un ejecutivo de Paradigm Talent Agency, mencionó en nuestra reciente entrevista, el elegir el espacio correcto es posiblemente la parte más difícil de organizar un tour: El material aún no está listo, y no hay forma de predecir la recepción del lanzamiento. Si vas por un espacio pequeño pero seguro, podrías tener el riesgo de perder ventas, además de decepcionar a los fans. Si vas por un espacio grande, podrías terminar con un área vacía, perdiendo así la inversión realizada y dejando a todos decepcionados.

El organizador debe de tomar decisiones arriesgadas en una situación de incertidumbre, y dado el alcance de los espacios en ciertas regiones, esto suele significar elegir entre un espacio con capacidad para 500 y un espacio con capacidad de 2000, siendo que el show posiblemente atraiga a unas mil personas.

Con respecto a las condiciones y divisiones en el contrato de los organizadores, generalmente los promotores locales, los promotores de tours y los artistas se dividen las ganancias netas del show.

Los artistas también podrían obtener un pago fijado para asegurarse de que ganan dinero incluso si las demás partes hacen mal su trabajo. Pero, mientras más alto sea este pago fijado, menos ganancias obtiene el artista de las ganancias netas (y viceversa).

En ese sentido, la estructura de las divisiones del contrato suele reflejar el riesgoso apetito del artista: Algunos artistas suelen producir el tour por si solos, sacrificando así las ganancias fijas pero obteniendo a cambio 100% de los ingresos netos. Otros podrían pedir un pago fijado por seguridad, disminuyendo así las ganancias  generales del tour y sus propias ganancias en el mismo.

Por otro lado, los agentes organizadores suelen ganar un porcentaje fijo de las ganancias “más altas” (aunque podrían retornar sus ganancias si el tour no logra ser rentable). Esto podría ser mucho como para digerir en una sola mordida, pero no te preocupes, seguiremos hablando de éstas divisiones, dándote un claro ejemplo con una simulación de tour que encontrarás más adelante.

  1. Vendiendo las entradas

Una vez que se haya organizado el tour, es momento de promocionarlo y de vender las entradas. En principio, pareciera que es en este punto que el promotor empieza a actuar, pero la realidad es que el marketing del tour es ejecutado gracias a la colaboración entre todas las partes, yendo desde managers y organizadores a las discográficas de los artistas. El marketing de conciertos es un tema que vale la pena discutir por separado, pero podríamos simplificarlo en dos partes principales.

En primer lugar tenemos el marketing general del tour, el cual es implementado por el promotor del tour y sincronizado con el lanzamiento de la música.

La campaña de marketing del tour utiliza los canales de comunicación para promocionar el tour de manera general en vez de promocionar un show en particular.

En segundo lugar, tenemos el marketing regional que es realizado por los promotores locales, y este tiene como objetivo el aumentar las ventas para un show especifico, enfocándose así en los canales de comunicación específicos, como la radio y demás áreas de publicidad localizadas.

Con respecto a la estrategia de venta de entradas, no existe una manera única de implementarla, por lo que gran parte de los equipos suelen realizar numerosas reuniones para definirlas. Hay que tomar muchas decisiones a la hora de crear una estrategia para vender las entradas, especialmente considerando que la tecnología le ha dado nuevas herramientas a los promotores. Pero el patrón usual de ventas suele ir de la siguiente manera: “Anuncio – Pre-venta – Venta General”.

Se anuncia de primeras el tour a través de los canales del artista o de las discográficas. Este anuncio permite comunicar el tour a una audiencia más amplia al mismo tiempo que aumenta la base de CRM (customer relationship management o “Gestión de relaciones con los clientes”) al hacer que los fans reciban una notificación cuando las entradas estén a la venta.

En el mercado de la música en vivo es posible ver que las estrategias no sean efectivas desde el primer día, por lo que tener un contacto directo con los fans y hacer que crezca la base de CRM es un elemento clave en manos de la industria.

Posterior a esto, se realiza la pre-venta: En primer lugar, se contactan directamente a los fans en la base de CRM – después de todo, las relaciones entre fans y artistas son unas de las herramientas más importantes que un artista puede llegar a tener,  y las pre-ventas garantizan que los fans más apasionados puedan obtener entradas al show.

Las pre-ventas también involucran ventas a través de los “socios selectos”, es decir, ventas directas a través de sistemas como American Express PreSales en los Estados Unidos, o incluso Spotify, permitiendo así alcanzar a los fans que se encuentran en la ruta del tour utilizando información geográfica, y así puedan adquirir sus entradas.

Finalmente, para completar la pre-venta, los promotores utilizan los canales de comunicación locales, como el CRM de los espacios o radios locales.

Todas las estrategias de pre-venta tienen dos objetivos principales. El primero es que, dependiendo de las estadísticas de la pre-venta (y otros registros en torno al desempeño de otros conciertos), el promotor puede predecir más o menos cómo se venderá este show en la venta general – ajustando así la campaña de marketing en base a eso.

En segundo lugar, las pre-ventas a través de canales razonablemente cerrados pueden ayudar a mediar los problemas de las reventas de entradas. De hecho, gran parte de las estrategias de venta de entradas suelen enfocarse en vender tantos asientos como sea posible antes de comenzar con la venta general.

Las plataformas de venta de entradas como Songkick, BandsinTown o Seated permiten que los promotores puedan alcanzar a la mayor cantidad de audiencia posible, pero también genera el riesgo de vender demasiadas entradas a bots (operados por revendedores) en cuestión de horas. Esto aplica especialmente a los artistas más populares – mientras mayor demanda exista por el show, más atención recibirá de los revendedores.

  1. Preparaciones

En este punto, las entradas ya están en venta y ya se acerca la fecha, pero aún siguen habiendo muchas cosas que terminar para hacer que el show pueda tomar lugar.

Llevar los shows de un tour al máximo significa que hay que llevar al artista y a su equipo a cientos de localizaciones distintas en todo el mundo – todo bajo un presupuesto apretado y un horario aún más apretado. De paso, debes asegurarte que el artista disponga de la infraestructura correcta para realizar el show.

Los grandes tours requieren de logísticas extremadamente complicadas, además de muchísima planificación (la cual usualmente es llevada a cabo por el tour manager, en conjunto con los promotores del tour). Los billetes de avión, el alquiler de coches, el envío del equipo – esto es sólo una parte de lo que hace falta atender antes de llegar al espacio.

  1. El día X

Con suerte, todas las entradas estarán vendidas por completo, el material estará bien ensayado, el equipo estará entregado en el club – pero aún nos queda hacer el show. Alguien tiene que encargarse de instalar el sonido, revisar los tickets en la entrada, hacerse cargo de la seguridad, preparar una lista de invitados y preparar el bar o catering.

Esta rutina puede parecer insignificante en ocasiones, pero de hecho, una buena organización en el espacio es casi obligatoria si quieres que la gente disfrute del show. Seguramente todos nosotros recordamos aquel concierto donde tuvimos que esperar una hora en la fila, donde los artistas llegaron tarde y donde las bebidas sabían mal – una mala organización en el concierto puede arruinar el mejor de los shows.

El asegurarse de que el concierto vaya perfecto es un esfuerzo que llevan a cabo el equipo del tour y el equipo del promotor local, yendo desde los managers de tours y técnicos hasta ingenieros de sonido local y personal del espacio.

  1. El show

Y finalmente, después de un año, de miles de kilómetros recorridos y luego de miles de horas de trabajo, el artista entra en escena. Luego del espectáculo, el equipo volverá al camino para repetir el paso 5 al 7 una y otra vez, hasta llegar a la parte final del tour. El artista regresará eventualmente al estudio para comenzar a trabajar en nuevo material, mientras que los promotores de tours y agentes comienzan a planear el próximo tour. Así es esta vida.

4. Simulación del coste de una gira

Para concluir pongamos un ejemplo de cómo se estructura el presupuesto y las ganancias de un tour. Abajo, encontraras una simulación del presupuesto  de un tour promedio.  Ciertamente el plan real sería mucho más detallado, pero la información que  encontrarás abajo te dará una buena noción de quién paga el tour y quien se beneficia de él.

(Te recomendamos que adaptes el caso con tus propios datos en base a tu experiencia o previsión)

Costes

Costes fijos (La parte constante de los gastos del tour, financiada por los promotores de tours):
  • Ensayos (espacio/equipo/alojamiento/comida/facturas) – 15.000 euros
  • Compra y renta de equipo de sonido e iluminación – 35.000 euros
  • Ensayos para el equipo técnico – 8.000 euros
  • Marketing del tour – 10.000 euros
  • Otros gastos – 2.000 euros
  • Total = 70.000 euros
Costes variables (gastos por shows, financiados por los promotores de tour):
  • Pago al artista (sólo un artista en escenario – no hay músicos en esta simulación) – 1.000 euros.
  • Equipo técnico (3 técnicos – sonido/iluminación/tour manager) – 2.000 euros.
  • Viaje (en promedio, bus/avión, para 4 personas) – 2.000 euros
  • Hotel (4 habitaciones) – 1.000 euros
  • Comida (por día) – 500 euros
  • Renta de equipo (renta local para complementar el resto del equipo) – 500 euros
  • Total = 7.000 euros

Entonces, el tour tiene un coste fijo de 70.000 euros, los cuales tienen que ser cubiertos independientemente del tamaño del tour, y los costes variables abarcan 7.000 euros por show.

Tales estructuras de costes significan que (y esto aplica prácticamente para todos los tours) podremos disfrutar del efecto de escala, pues los costes totales por show (los cuales pueden ser calculados a través de la formula (CF + CV*N)/N, donde CF es Costos Fijos, CV es Costes Variables y N es el número de shows en el tour) irán disminuyendo a medida que el tour va evolucionando, gracias a la disminución de los costos fijos.

Ingresos brutos 

Para continuar con la simulación, vamos a asumir que los shows del tour están puestos en el mismo precio (cosa que nunca ocurre por las diferencias en los precios de entradas en los distintos sitios, espacios y capacidades, además de otras cosas). Sin embargo, para simplificar las cosas, vamos a utilizar la siguiente estructura de ingresos:

  • Garantizado por Show = 8.000 euros
  • Bonus si se venden todas las entradas = 2.000 euros

Si calculáramos las ganancias totales del show en función del número del show G/P (Ganancia/Pérdida) = (Ganancia por show * N) – (CF+CV*), obtendríamos lo siguiente:

A medida que el coste total por show va disminuyendo en contra de un ingreso constante, el tour llega a producir una ganancia, siendo alcanzada incluso en el show número 24 en el caso de que se vendan todas las entradas y en el show número 70 en caso de que no se vendan todas.

Repartos

Y luego llega el momento de hablar de los repartos. En primer lugar, el agente obtiene una parte de todas las ganancias “más altas”. En esta simulación, usaremos un 15% en la división para el agente. Entonces, si el tour obtuvo 100 shows vendidos por completo, el agente obtendría (10.000*100)*15% = 150 000 euros en ganancias.

Sin embargo, en la industria de la música no se acostumbra a que sea sólo una parte la que obtenga dinero mientras los demás están perdiendo ingresos. Así que lo general es que el agente no tome su parte si el tour no genera ingresos para los demás. Pero ¿y qué pasaría si el tour hace algo de dinero, pero no lo suficiente para cubrir el 15% del agente?

Existen un par de cosas que el agente puede hacer en ese caso, como disminuir el porcentaje a 5% o tomar un porcentaje de las ganancias y no de los ingresos como tal, pero para los propósitos de esta simulación vamos  a asumir que el agente tomará una sección de su parte, pero eso no pondrá al promotor en las cifras rojas. Entonces, si el tour ha obtenido 5.000 euros en ganancias netas al vender por completo 25 shows, el agente tomará 5.000 euros en vez de los acordados (25*10.000)* 15% = 37.500 euros.

Los promotores de tour tomarán una parte de las ganancias netas (ingresos totales – parte del agente – costos). Eso significa que, a pesar de que el tour podría obtener ganancias como tal en su show número 24, el promotor del tour comenzará a obtener sus ganancias sólo después del show número 47 (una vez que el agente es compensando por completo).

Si asumimos que la parte del promotor del tour es de 20%, en un tour con 100 shows vendidos por completo, van a obtener una ganancia de: ((10.000*100*0,85) – (70.000 + 7.000* 100)) * 0,2 = 16.000 euros.

Incluso podría parecer que los promotores se quedan cortos en comparación con lo demás, pero de hecho, son los que suelen generar más dinero en el espacio gracias a cosas como el bar y el estacionamiento. Esto puede ser una fuente de ingresos substancial para el promotor, pero tendremos que dejarla de lado en esta simulación para simplificar las cosas.

Con respecto a los artistas, ellos van a ganar una cantidad fija (en esta simulación es mil euros por show), al igual que el 80% de los ingresos netos. Esta suma formará el ingreso bruto del artista, el cual será dividido entre el artista y el manager (el porcentaje usual del manager es de cerca del 15%).

Entonces, en un tour de 100 shows, el ingreso bruto del artista será de (100*1.000) + (10.000*100*0,85) – (70.000 + 7.000*100)) *0,8 = 164.000 euros, el cual será dividido posteriormente en 85:15 entre el artista (139.400 euros) y el manager (24.600 euros).

Aunque claro, el tour de verdad será algo mucho más complicado que lo que vimos en esta simulación. Sin embargo, ya deberías tener una idea de cómo se estructura un tour y como se crea el presupuesto del mismo.

¿Te gustó el artículo?
1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (Aún no hay valoraciones)
Cargando…

Sobre el autor

PromocionMusical.es

Todo sobre promoción, autogestión y emprendimiento musical donde encontrarás artículos sobre marketing, social media, informes, infografías, propiedad intelectual, salud y mucho más.

Dejar un comentario