Marketing

El Futuro del Formato de Música: 3 Áreas de Exploración

futuro musica post formato

Los formatos han moldeado y dictado la evolución de la música.

Los límites que los formatos han impuesto se volvieron las zonas creativas donde la música ha estado operando.

Ahora, en la era del internet, los formatos se están volviendo algo del pasado – aún así, la forma en la que la música es lanzada y distribuida sigue apoyándose en el viejo mundo físico.

Es hora de cambiar nuestra visión en torno a la música, yendo desde el proceso de creación hasta el sonido de una canción.

Trayendo de vuelta los sonidos muertos

Cuando Edison inventó el fonógrafo, hubo quienes dijeron que era “la máquina que traía los sonidos muertos a la vida”.

Dado que estamos condicionados por la era de las grabaciones, es difícil imagianr una época donde la música sólo existía en el mismo momento de ser tocada y además, nunca era escuchada dos veces de la misma forma.

Sin embargo, esta es una anomalía histórica – un legado del formato físico.

Las canciones se grabaron, se volvieron estáticas y permanentes debido a que esa era la única forma en la que podíamos comprimirlas en pequeños discos – sonidos momificados de presentaciones en vivo.

A medida que pasaba el tiempo y mejoraban las técnicas y aparatos de grabación, la canción grabada desarrolló su propio estilo de arte, con grabaciones multipista, efectos, síntesis,  y programaciones que permitían la creación de sonidos que de otra forma no habrían sido posibles producir.

Pero ahora que el formato físico sólo cuenta como una pequeña parte de todo el consumo musical, ya no hay necesidad de estar sujeto a sus límites.

Tenemos álbumes de 14 canciones porque los CD estaban diseñados para contener la novena sinfonía de Beethoven; tenemos grabaciones estáticas para preservar el legado de los modelos de distribución; tenemos canciones de tres minutos para que puedan entrar en la programación de las radios.

  • Te recomendamos leer:

Todo esto puede ser descartado. Así es cómo:

Componiendo y produciendo para el medio

Ya de por sí estamos en un proceso de crear música para obtener éxito en Spotify, a través del llamado “Centro Spotify” o Spotify Core, y con la industrialización de la composición musical viendo canciones convergiendo de una mezcla de múltiples compositores. Mucho de esto puede ser reduccionista, obviando el denominador común.

Sin embargo, es la ejecución y la intención lo que requiere de atención, no la estrategia. De hecho, necesita impulsarse más – mucho más.

TikTok, Youtube, Instagram, Snapchat y Spotify son proposiciones completamente distintas, con motivos de uso muy similares. Entonces, ¿por qué habría de esperar que una canción se desempeñe de la misma forma en todas esas plataformas?

¿Qué productor de vídeo crearía un meme para Netflix o una película de dos horas para Snapchat?

Es hora de dejarse guiar por el video y componer una canción pensando donde sería más escuchada. Cuando Lil Nas X estaba componiendo Hometown Road, estaba enfocándose en hacer algo viral, algo que pudiera destacar en TikTok.

La idea de que las canciones deberían tener extensiones, coros y versos delimitados – todo esto puede ser gestionado de la misma forma en la que se venía manejando la parte experimental de la música desde hacía tiempo. Esta vez, se trata de darle a los oyentes lo que quieren oír y no tanto de lo que se quiere expresar.

Abandonar & Evolucionar el álbum

Tan sólo el 16% de los consumidores escuchan álbumes tradicionales, e incluso muchos menos escuchan álbumes completos en streaming.

El 59% de los consumidores dicen que están escuchando los álbumes con menos frecuencia debido a las listas. El álbum no está muerto aún, pero su audiencia se ha visto reducida.

Ahora una nueva generación de artistas está enfrentándose a quienes crecieron con listas de reproducción y no álbumes, así que no es conveniente si quiera pensar en esos términos.

Ciertamente, muchos artistas, especialmente los más veteranos, aún quieren componer álbumes . Pero no deben esperar que la mayoría de su audiencia los vayan a escuchar completos. Siempre hay excepciones (Ed Sheeran, Adele, etc), pero la dirección se hace cada vez más clara.

Los artistas y discográficas necesitan repensar qué es lo que pueden hacer con los álbumes y cómo transformarlos.

Estamos comenzando a ver contratos de artistas que estipulan un número de canciones, en vez de número de álbumes.

Esto, en cualquier caso va a permitir mayor libertad creativa. Los artistas necesitan superar los límites, intentar todas las opciones posibles (por ejemplo, hacer más canciones, menos, todas de una vez, poco a poco, mostrarlas con imágenes, videos, hacer Extended Plays, etc). La única regla es que no hay reglas.

  • Te recomendamos leer:

Llenar el espacio entre música grabada y en vivo

A pesar de sus orígenes de “sonidos muertos”, la canción grabada es una entidad establecida con un patrón de consumo establecido que no va a desaparecer en mucho tiempo, si es que llega a hacerlo. Pero eso no significa que deba ser la única entidad.

Las tecnologías como el streaming en vivo, mensajería, comentarios, regalos virtuales, y herramientas de colaboración pueden ser utilizados para crear experiencias musicales que no serían en vivo ni grabadas, sino algo que se encuentra justo en el medio.

Imagina a un artista haciendo un streaming en vivo en el estudio, con un set de beats en una carpeta que la audiencia puede utilizar para cambiar lo que oye de forma individual. Y luego el guitarrista empieza a hacer unos cuantos riffs mientras que los espectadores votan por su favorito en la sección de comentarios. Y después, cuando el teclista comienza a tocar, los oyentes cambian el sonido del sintetizador, pero nuevamente de forma individual.

Piensa todo esto como una ilustración de cómo podría ser. Algo que es único, que existe en el momento y que crea un vínculo entre el artista y el fan.

En definitiva, esto serían tres áreas principales en las que sería interesante enfocarse y unas pequeñas ilustraciones para ayudar a imaginar.

Ahora, es momento de que los artistas creativos, compositores, discográficas y compañías tecnológicas comiencen a hacer lo suyo.

Quedarse estático es una opción, pero en la creciente economía de la atención, si la música no busca nivelarse, entonces no puede quejarse si pierde ante el vídeo, los juegos y las redes sociales.

¿Te gustó el artículo?
1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (1 Votos, Promedio: 5,00 de 5)
Cargando…

Sobre el autor

PromocionMusical.es

Todo sobre promoción, autogestión y emprendimiento musical donde encontrarás artículos sobre marketing, social media, informes, infografías, propiedad intelectual, salud y mucho más.

Dejar un comentario