Finanzas

Costes y gastos de un proyecto musical

Costes y gastos de un proyecto musical
Escrito por Mario Hernández

Todo lo que aprendes es bajo coste propio. Esta definición viene a indicar que los errores cometidos, nos servirán para tenerlos en cuenta la próxima vez y ser más eficientes. Se puede aplicar también al tiempo y su gestión, pero en el siguiente artículo nos vamos a centrar en el apartado financiero con los costes y gastos para entenderlos y tratar de no tener estos “errores”.

Antes que nada tendremos que definir la diferencia entre ambos dentro de nuestro ámbito:

  • Costes: aquellas actividades o productos por los que tengamos que pagar para producir nuestra música. Grabaciones en estudio profesional, adquisición de instrumentos o banners para nuestros conciertos serían algunos ejemplos.
  • Gastos: todo lo relacionado con la distribución o venta del producto y la administración. Como gastos podríamos considerar el porcentaje a pagar por cada venta a plataformas en las que se vende nuestra música o los relacionados con el registro de la obra.

Por otra parte, tenemos todos los costes indirectos que nos supone como artista o banda, que son aquellos que van ligados a la actividad de una manera no tan evidente. Los costes en comida, furgoneta, buses u otro tipo de transporte y alojamiento son ejemplos que nos hace pensar que este tipo de costes son más propios de una banda que está de gira, pero cada uno deberá analizar dónde se sitúan dentro de su actividad ya que en asuntos como la distribución digital de nuestros trabajos o el mantenimiento de un servidos también están presentes.

A pesar de que los costes indirectos puedan parecer insignificantes son en los que más puede haber diferencia entre que nuestra actividad sea rentable o nos genere incluso perdidas y deuda. Para ser más eficientes, tendremos que buscar y comparar alternativas para este tipo de costes o incluso nuevas posibles vías dentro de nuestro ámbito. Los conciertos en casas entre medias de tocar en una ciudad u otra nos pueden servir para cubrir el alojamiento y la comida con un  acuerdo con el propietario a cambio de amenizar una tarde o noche con los invitados que ella/él desee y de paso darse a conocer más y vender CD’s.

Para cubrirlos todavía mejor, cada vez hay más webs o negocios que se dedican a cubrir estas necesidades específicas de los músicos especializándose en ese ámbito, incluso con un enfoque más colaborativo mediante planteamientos derivados del couchsurfing o de monedas virtuales, seguiremos informándote de ellas desde promocionmusical.es.

[Imagen: 401(K) 2012 – Health care costs https://www.flickr.com/photos/68751915@N05/6793824321]

¿Te gustó el artículo?
1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (1 Votos, Promedio: 5,00 de 5)
Cargando…

Sobre el autor

Mario Hernández

Músico autodidacta y estudiante de Administración y dirección de empresas buscando nuevas posibles vías dentro de la industria musical. Actualmente comenzando un proyecto de composición musical para medios audiovisuales al mismo tiempo que trabajando en proyectos personales.

1 Comentario

Dejar un comentario