imb-mktng-2020-22-pmes-web-robapaginas-v1
Marketing

Por Qué Comprar Streams en Spotify con Bots no Tiene Sentido

Si bien la tentación de comprar streams de Spotify es comprensiblemente fuerte, la estrategia de bajo coste casi siempre va acompañada de resultados de baja calidad y consecuencias desastrosas.

En el panorama musical actual, el streaming es un componente clave de la carrera de cada artista exitoso. Por lo tanto, no sorprende que los músicos sean bombardeados con ofertas para aumentar rápidamente su inclusión en las listas de reproducción. Eso incluye Spotify, así como plataformas competidoras como Apple Music, Amazon Music y TIDAL.

Una búsqueda rápida en Google o en las redes sociales revelará cientos, si no miles, de entidades que permiten a los artistas comprar streaming de Spotify. Por un pago inicial relativamente pequeño, los artistas pueden llevar sus carreras al “siguiente nivel”, al menos según los “promotores de la marca” que ofrecen las obras.

En realidad, el streaming rápidamente derivan con frecuencia en bots, lo que significa que los fans (o incluso las personas) no son quienes reproducen las canciones, y no hay una oportunidad para que los artistas construyan sus bases de fans y aumenten el interés en su trabajo. Además, comprar streams de Spotify es simplemente comprometer las pistas disponibles, ya que Spotify y otros servicios de streaming líderes detectan reproducciones no auténticas, señalan el trabajo involucrado, imponen sanciones y, en algunos casos, prohíben directamente a los artistas responsables.

Eso se está convirtiendo en un problema enorme para los artistas que muerden el anzuelo y luego pasan un tiempo infinito tratando de recuperar su crédito en streaming. Sin embargo, un grupo premium de creadores de listas de reproducción, liderada por determinadas compañías  se están centrando en el crecimiento orgánico de la lista de reproducción para generar así un crecimiento genuino para los artistas.

La solución para ayudar a los artistas a obtener soporte genuino a través de plataformas de streaming, y elevar sus carreras, es la integración orgánica en las listas de reproducción de fans de Spotify, con énfasis en la investigación de calidad y el seguimiento de resultados basados ​​en la demografía. Sin duda, innumerables compañías ofrecen a los artistas lugares en listas de reproducción “populares” seguidas principalmente de cuentas inactivas y/o bots.

Pero durante los últimos años, se está adoptando un enfoque completamente diferente (y exponencialmente más efectivo), inspirado en el deseo de ayudar a los artistas y ayudarlos a evitar las trampas de las jugadas de bots y las listas de reproducción inactivas.

Con una base de datos cuidadosamente analizada y examinada de miles de listas de reproducción de Spotify este tipo de empresas facilitan la colocación de canciones con alto potencial de crecimiento en las listas de reproducción que mejor se adapten para obtener resultados significativos.

Una multitud de artistas de rápido crecimiento se han beneficiado de estos resultados significativos en los últimos tiempos como resultado de por ejemplo el caso de artistas que tras ser metido en playlists su interacción orgánica se expanda consiguiendo “viralizar” y ser incorporado a otros cientos de playlists.

La clave del éxito de estas empresas (que hecen crecer en plataformas de streaming a sus artistas de manera orgánica) es la precisión y la autenticidad.

Están bien documentado los graves inconvenientes de comprar streams a bajo precio y las sanciones están ahí.

En resumidas cuentas, compra streams de Spotify u otras plataformas es poner en peligro tus canciones y tu carrera.

No solo la pérdida es de dinero si no que también se pierde el potencial de resonar con los oyentes en las plataformas de streaming lo que inhibirá el ascenso de cualquier artista y, por lo general, tarde o temprano Spotify identificará los streams de bots y tomará medidas disciplinarias que van desde sanciones hasta listas negras.

La plataforma líder de streaming de música sabe más de lo que piensas, y como pueden atestiguar muchos músicos independientes los posibles “beneficios” de tratar de engañar a Spotify no compensa a la hora de ser penalizado o que a la larga por ejemplo los strems creados por bots no se traduzcan logicamente en más ventas de entradas o merchandising.

Por otro lado, el crecimiento orgánico de los oyentes y la ubicación en las listas de reproducción de los fans preparan el escenario para una mayor exposición a un grupo demográfico particular, trazando así el curso a listas de reproducción seleccionadas por Spotify, así como mayores recuentos de reproducciones y regalías. Cada paso representa una parte importante del viaje hacia una audiencia más amplia y oportunidades profesionales adicionales.

Para negociar con éxito con Spotify y prosperar en otras plataformas, el apalancamiento basado en datos es imprescindible.

Aunque muchos ven a Spotify como un medio para aumentar la exposición y convertir las canciones en éxitos, un fin en sí mismo, impulsar a un artista o proyecto sin un historial previo de audiencia y alcance orgánico atractivo es un tremendo error. Actualmente Spotify decide de manera bastante selectiva que artista funciona ser destacado y “empujarlo” a los suscriptores.

(Recuerda lo sabe todo, y tiene en su plataforma más de 1.2 millones de artistas y 50 millones de canciones.)

De esta manera, la tracción orgánica permite a los artistas demostrar, a través de datos y estadísticas irrefutables, que sus canciones tienen la capacidad de causar un gran impacto y resonar entre los fans. Los músicos pueden embarcarse en múltiples caminos para llegar a listas de reproducción conocidas seleccionadas por Spotify (así como a oportunidades profesionales más amplias), pero para estas empresas, el viaje comienza con ubicaciones de listas de reproducción orientadas al detalle y el interés verificable del oyente que crean.

Los artistas que han demostrado su potencial a través de los números de reproducciones están en una excelente posición para lanzarse en Spotify. Además, como se mencionó anteriormente, los principios básicos y los puntos de referencia de escucha permanecen constantes en Apple Music, Amazon Music, TIDAL y otros servicios, por lo que los resultados (y ventajas) de los servicios de este tipo de servicios podrían llegar.

Para los músicos en busca de un público más amplio la oportunidad de comprar de forma remota y asequible streams de Spotify es atractiva, claro. Pero los riesgos considerables del proceso, y el hecho es que los streams se podrán comprar, pero el interés de los fans no. Dicho de otra forma, las ubicaciones de listas de reproducción personalizadas son las formas más efectivas de llegar a un público más amplio.

Al coordinar de manera experta las ubicaciones de las listas de reproducción, este tipo de servicios está innovando el panorama de streaming de rápido desarrollo, un panorama de streaming que ofrece millones de canciones a los oyentes en todos los rincones del mundo por primera vez en la historia. Y basándose en el crecimiento exponencial del streaming y la selección en la que puede encontrarse de todo, no hace falta decir que hay una pista para cada tipo de oyente. El desafío ahora es ayudar a artistas y fanáticos a encontrarse.

¿Te gustó el artículo?
1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (Aún no hay valoraciones)
Cargando…

Sobre el autor

PromocionMusical.es

Todo sobre promoción, autogestión y emprendimiento musical donde encontrarás artículos sobre marketing, social media, informes, infografías, propiedad intelectual, salud y mucho más.

Dejar un comentario