imb-mktng-2020-22-pmes-web-robapaginas-v1
Coaching

Bases para una Lectura Musical Eficaz

lectura musical eficaz
Escrito por Inma Yanguas

La habilidad para leer música a primera vista es una de las destrezas más sobresalientes que un músico puede llegar a alcanzar.

Los músicos más habilidosos pueden simplemente mirar una partitura nueva e interpretarla sin un exhaustivo y profundo estudio previo.

Pero, ¿es ésta una habilidad innata, que no es posible modificar, o puede ser mejorada a través de la ejecución y de la experiencia musical?

Bases de la Lectura Musical Eficaz

Este tema ha sido objeto de interés desde hace unos 100 años, siendo tratado en muchas investigaciones y disertaciones desde diferentes variables, como el coeficiente intelectual, la competencia técnica o la habilidad de improvisación.

Aunque  no se haya conseguido hasta el momento una teoría clara acerca del fenómeno o sobre qué se puede hacer para incrementar las habilidades de leer a primera vista, poniendo en común todos los estudios, pueden considerarse, de modo general, varias categorías diferentes que influyen directa o indirectamente en la adquisición de esta habilidad:

  • Aptitud musical.
  • Habilidad auditiva.
  • Cociente Intelectual.
  • Estudio musical.
  • Percepción.
  • Psicomotricidad.
  • Logro musical.
  • Personalidad.
  • Práctica.
  • Habilidad técnica.
  • Edad.
  • Actitud. Conocimiento musical.
  • Exposición temprana.
  • Habilidad de memorización.
  • Destrezas de improvisación.

Proceso de la Lectura Musical Eficaz

El proceso de lectura a primera vista es muy amplio y complejo, y como hemos visto, en él participan factores coordinados tan diversos como el movimiento ocular, el conocimiento musical o la memoria.

El lector pronostica la información musical de acuerdo a su identificación de patrones y estructuras musicales recurrentes significativas, para lo que necesita conocimientos musicales previos. Se ha detectado que los patrones de movimiento ocular y la forma de agrupar la información dependen de procesos cognitivos, perceptivos y motrices (auditivo, aparato fonatorio, movimiento de manos y dedos).

La lectura musical también incluye elementos expresivos de intensidad, tempo y articulación, no siempre escritos pero sí interpretados.

El lector aplica reglas en función de los rasgos estructurales de la música, lo cual le permite representar mentalmente su propia interpretación.

Las más directamente relacionadas con la habilidad serían las destrezas de improvisación y la habilidad auditiva, seguidas por la habilidad técnica y por el conocimiento musical.

Las menos relacionadas serían la temprana exposición a la música, la memorización o las destrezas perceptuales.

De acuerdo a estos resultados, la mayoría de las categorías pueden ser mejoradas con la práctica regular, mientras que los factores de nuestra naturaleza (Actitud, personalidad y percepción) no tienen relación significativa con la lectura a primera vista.

Conclusiones sobre la Lectura Musical Eficaz

Podríamos concluir entonces, que aunque existan factores innatos que puedan contribuir a ella, la efectiva lectura a primera vista puede ser significativamente mejorada con la práctica, sabiendo que señales notacionales y señales auditivas pueden interactuar con el conocimiento musical durante la lectura, lo que permite una efectiva predicción musical.

Las destrezas auditivas pueden hacer al intérprete más autoconsciente musicalmente, permitiéndole formar con rapidez expectativas y predicciones durante la lectura, mientras va ajustando la calidad de su interpretación.

También es relevante apuntar que música y actividad cerebral están íntimamente conectadas, ya que la primera permite que el segundo produzca emociones.

El cerebro activa multitud de redes neuronales en el reconocimiento de la música.

También tiene efectos fisiológicos, ya que influye en aspectos como el ritmo respiratorio, la presión arterial o los niveles hormonales.

Leer música ayuda a identificar y expresar emociones.

La lectura fluida a primera vista necesita de conocimiento musical y también de seguridad personal y confianza y permite expresión emocional;  a través de ella el músico expresa las emociones que la música que interpreta le suscita, interpretando así de modo personal, imprimiendo su propia emocionalidad y sensibilidad.

Sea como sea, es claro que aprovechar oportunidades para leer a primera vista y hacer un esfuerzo deliberado por practicarla favorecerá indudablemente la adquisición de la habilidad.


Referencias:

  1. Henry Sánchez Rondón Inteligencia Emocional – la Música y la Actividad Cerebral
  2. Salazar Hakim, Genoveva: La lectura musical, procesos perceptivos, motores y cognitivos y sus vínculos con las estrategias de agrupación de la información escrita. “Calle 14, revista de investigación en el campo del arte, vol. 1, núm. 1, diciembre 2007, pp. 141-149. Universidad Distrital Francisco José de Caldas, Bogotá, Colombia.
  3. Mª del Mar Galera Núñez y Jesús Tejada Giménez: Lectura musical y procesos cognitivos implicados “Revista Electrónica de LEEME” (Lista Europea Electrónica de Música en la Educación) Number 29 (June, 2012).
  4. María Dolores Cisneros Sola: La lectura a vista de partituras: Un planteamiento de técnicas de trabajo. “Temas para la educación. Revista digital para profesionales de la enseñanza”. Nº 23, Marzo 2003. Federación de Enseñanza de CC.OO. en Andalucía.

¿Te gustó el artículo?
1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (2 Votos, Promedio: 5,00 de 5)
Cargando...

Sobre el autor

Inma Yanguas

Maestra de música y Musicóloga.
Interesada en descubrir las influencias que la música ejerce en las emociones y en los sentimientos y cómo la propia manera de sentir determina la música que decidimos escuchar.

2 Comentarios

Dejar un comentario