Management Marketing

10 Tendencias Que Redefinen la Industria Musical en 2019

10 tendencias industria musical 2019

La IFPI ha informado que las ganancias globales de la música grabada han alcanzado los 19.100 millones de dólares lo que implica un fuerte aumento de las ganancias, lo que indica cambios importantes en el mercado.

A continuación te mostramos diez tendencias que van a cambiar al negocio de la música en los próximos años.

El streaming está enterrando a la radio

Las audiencias más jóvenes están dejando atrás a la radio para escuchar streaming. Sólo el 39% de los jóvenes en edades comprendidas entre los 16 y 19 años escuchan música en la radio, mientras que el 56% utilizan Youtube para escuchar música.

No pareciera que la generación Z tenga tendencia a tomar gusto por la radio; si estás tratando de dar a conocer a un artista a una audiencia joven, ya la radio no sirve.

Para complicar más las cosas, los podcasts están pareciéndose a una especie de Netflix para radios, por lo que podrían comenzar a alejar a las audiencias más adultas también. Esto es, esencialmente, un movimiento demográfico.

Deflación del streaming

El streaming de música ha sido dejado atrás por la inflación. Una suscripción de 9.99 dólares de 2009 en realidad son 13,36 dólares cuando se le incluye la inflación.

Compara esto con Netflix, cuyo precio ajustado a la inflación sería de 10,34 dólares, pero su precio actual para 2019 es de 12,99 dólares.

Netflix ha superado la inflación, pero Spotify y compañía se han quedado detrás. Es más fácil para Netflix el incrementar los precios dado a que dispone de contenido exclusivo, pero los titulares de los derechos y los servicios de streaming deben encontrar una forma de acercar los precios a la inflación.

Un aumento en todo el mercado a 10,99 dólares sería un buen inicio, y el hecho de que muchos suscriptores de Spotify están dispuestos a pagar 13 dólares por mes a través de iTunes muestra que existe una tolerancia de precios en el mercado.

Presión de catálogos

Grandes catálogos han sido los fondos de inversión de las discográficas durante años. Pero con gran parte de los catálogos proviniendo de música creada en esta época, los valores de los mismos están dándose la vuelta (en la era del streaming, las Spice Girls valen mucho más que los Beatles…).

Las discográficas aún pueden obtener grandes ganancias de artistas de legado con ediciones súper Premium como lo hizo UMG con los Beatles en 2018, pero un movimiento a largo plazo es necesario para la valoración de los catálogos.

Este asunto se complica más por el hecho de que las discográficas están haciendo tantos acuerdos de servicios, que no les permiten desarrollar y construir el valor de los futuros catálogos.

Discográficas como servicios

Los artistas ahora pueden crear su propia marca o discográfica a raíz de una vasta selección de servicios como 23 Capital, Amuse, Splice, Instrumental y CDBaby.

Un siguiente paso sería que un tercero agregara una selección de estos servicios en una misma plataforma (Oportunidad para Spotify¿?).

Las discográficas deben estar al tanto de esta tendencia y tomar cartas en el asunto, como por ejemplo personal dedicado, mentoría, y el repertorio del artista.

Disrupción en la cadena de valor

Las discográficas como servicio sólo son una parte de una enorme tendencia disruptiva en la cadena de valor, con múltiples partes interesadas tratando de expandir sus roles, yendo desde servicios de streaming contratando a artistas, hasta discográficas lanzando servicios de streaming.

Esto se va a volver más desastroso a medida que pase el tiempo, haciendo que todos se vuelvan competidores entre sí.

El desarrollo tecnológico superior

Amazon comenzó la cadena con su combo Prime, y Apple parece que seguirá con sus propios pasos en torno a la tecnología.

La música se va a volver tan sólo una parte de las ofertas que brindan las grandes empresas tecnológicas, y va a tener que comenzar a luchar por su supremacía, especialmente en el ultra-competitivo mundo de la economía de la atención.

La cultura global

El streaming – especialmente el de Youtube – propulsó la música latina hacia el escenario global, y pronto vamos a ver a Spotify y a T-Series combinándose para propulsar a la música india de la misma forma.

La respuesta estándar por parte de las discográficas occidentales ha sido empujar a sus artistas para hacer colaboraciones con artistas latinos. Sin embargo, el mayor problema que hace falta entender en torno a esto, es que algo que parece ser una tendencia global podría no serlo en absoluto; sería algo que está reflejando el tamaño de una base de fans regional.

El antiguo negocio de la música vio a los artistas de habla inglesa como las estrellas globales. El futuro, por otro lado, verá a la población fragmentada con una mayor diversidad regional.

Creatividad post-álbum

Hace 5 años, gran parte de los nuevos artistas querían continuar sacando álbumes. Ahora, los artistas de esta nueva era de streaming no quieren sentirse limitados al formato de álbumes; en cambio, quieren sacan una serie de pistas para mantener a sus fans emocionados. El álbum sigue siendo importante para los artistas establecidos, pero va a disminuir en importancia para la nueva generación de músicos.

Economía post-álbum

Las discográficas van a tener que acelerar su movimiento a la economía post-álbum, averiguando cómo manejar el margen con más ganancias fragmentadas a pesar de tener que invertir cantidades similares de dinero en marketing y desarrollo de los perfiles de los artistas.

La búsqueda de otro formato

En 1999, el negocio de la música grabada estaba surgiendo, y se apoyaba en un formato establecido y exitoso que no tuvo un sucesor.

20 años después, nos encontramos en una situación similar con el streaming. Los días de los cambios de formatos se han ido debido al hecho de que no disponemos de un hardware de música dedicado a un formato específico.

No obstante, el caso de los nuevos modelos comerciales y de la experiencia de los usuarios es claro.

Fuera de china, muy poco ha cambiado en términos de experiencias de música digital en la última década. Incluso las innovaciones de los playlists se han estancado. Una dirección potencial a tomar es la música social.

El streaming ha monetizado el consumo; ahora necesitamos monetizar a la comunidad.

¿Te gustó el artículo?
1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (Aún no hay valoraciones)
Cargando…

Sobre el autor

PromocionMusical.es

Todo sobre promoción, autogestión y emprendimiento musical donde encontrarás artículos sobre marketing, social media, informes, infografías, propiedad intelectual, salud y mucho más.

1 Comentario

Dejar un comentario