imb-mktng-2020-22-pmes-web-robapaginas-v1
Autogestión Marketing

Por Qué Cobrar por tu Música Le Hará un Favor a Tu Carrera Musical

Es un principio económico básico: a medida que aumenta el precio, la demanda disminuye.

Pero esa es la guía para principiantes y no tiene en cuenta los componentes psicológicos. Porque a veces, cuando aumenta el precio, o simplemente se coloca una etiqueta de precio, la demanda realmente aumenta. Y también lo hace la percepción de calidad.

La industria de la música no es la mejor en estudiar los precios, pero hay evidencia de que las etiquetas de precio en realidad aumentan el interés y la demanda general por la música, ya sea que eso dé como resultado una transacción pagada o no.

No es infrecuente casos de artistas autogestionados que regalan su música y no obtengan a cambio tráfico ni descargas relevantes. Sin embargo han habido experiencias de artistas que decidieron poner la música a la venta para recuperar todo o parte del dinero invertido en promociones, videos musicales, etc. Y en el momento en el que la gente vió que la música estaba a la venta, tanto la web como las redes sociales del artista experimientaron más movimiento del normal e incluso gente comenzó a tratar de averiguar formas de descargarla gratis (algo que no deja de ser irónico.)

Es decir, si se debe pagar por ello, es que tiene valor.

Bienvenido al extraño mundo del “valor percibido”, una ciencia turbia que usan de manera obscena ciertas marcas, ya sea en Starbucks, Gucci o Apple Store.

Pero la idea básica es la siguiente: la simple presencia de una etiqueta de precio (más aún si el precio es elevado) a menudo es suficiente para convencer a alguien de que este producto vale la pena.

El ejemplo extremo involucraría algo como un Rolls Royce: el precio exorbitado en realidad atrae más interés. Pero esto ocurre entre la gente común, con artículos cotidianos: de hecho, una investigación reciente realizada en Stanford y Caltech descubrió que las personas en realidad experimentaron una mayor respuesta de placer físico por vinos supuestamente más caros, ¡incluso si probaban exactamente lo mismo!

En la clásica “cata a ciegas” que involucraba un vino de $5 y $45 (que en realidad eran el mismo), los investigadores encontraron que las sinapsis de placer en el cerebro en realidad disparaban con más fuerza por el (supuestamente) vino de $45.

La conclusión: precios más altos pueden aumentar la percepción de calidad y, por lo tanto, la demanda.

“Lo que documentamos es que el precio no se trata solo de inferencias de calidad, sino que en realidad puede afectar la calidad real”, dijo el profesor de Stanford GSB, Baba Shiv, coautor del estudio.

“Entonces, en esencia, [el precio] está cambiando las experiencias de las personas con un producto y, por lo tanto, los resultados de consumir este producto”.

El problema para los artistas, al menos en lo que respecta a la grabación, es que siempre hay una opción gratuita o casi gratuita (a diferencia de los vinos o los coches). Pero simplemente cobrar algo puede ser la estrategia de “música gratis” más eficaz. Porque tus fans robarán tu música pase lo que pase, lo principal (te guste o no) es que están lo suficientemente interesados ​​como para hacerlo.

Fuente: news.stanford.edu

 

¿Te gustó el artículo?
1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (Aún no hay valoraciones)
Cargando...

Sobre el autor

PromocionMusical.es

Todo sobre promoción, autogestión y emprendimiento musical donde encontrarás artículos sobre marketing, social media, informes, infografías, propiedad intelectual, salud y mucho más.

Dejar un comentario