Management Marketing

No salir. Por qué los Millennials ya no van a las discotecas.

no salir, los millenials ya no van a discotecas
Escrito por Milena Cañas

Ya no tenemos que ir a las discotecas para encontrar música nueva, basta con escuchar las últimas listas de Spotify.

Chao Ritzy y despedida a Cinderella Rockafella, la gran discoteca de larga tradición británica parece estar en el camino de salida.

Incluso famosas salas de fiestas de Londres como Turnmills, Bagley y The End han sucumbido a un proceso que ha reducido casi a la mitad el total de discotecas de Reino Unido, pasando de 3.144 en el año 2005, a 1.733 una década después.

Las estadísticas que muestra la Association of Licensed Multiple Retailers (ALMR) es una señal no sólo de los efectos de la prohibición de fumar y los cada vez más comunes préstamos a estudiantes, sino de un cambio fundamental en la forma en la que una nueva generación decide gastar su presupuesto destinado a entretenimiento.

Después de una semana de escuchar tus listas de reproducción favoritas en Spotify, y cuando tus amigos en Facebook y WhatsApp han estado colgando tantos planes atractivos para el fin de semana, que tendrán mucho más tirón en Instagram, otra noche de viernes en la “Mystique” simplemente no te apetece. Y para ligar, siempre está “Tinder”.

“Los Millennials priorizan las experiencias por encima de todas las cosas y las discotecas deberían beneficiarse de eso”, dice Ramzi Yakob, estratega senior de la agencia digital TH_NK. Pero Los Millennials también se dan cuenta de que el tiempo es el recurso más escaso que tienen, ¿por qué habrían de gastar su valioso tiempo reviviendo la misma experiencia cada fin de semana? ”

El experto en marketing Mark Borkowski dice que las grandes cadenas de discotecas se enfrentan a un desafío en la creación de una experiencia única y fotogénica. “El prestigio social consiste en jactarse de sus experiencias y colgarlas en Instagram o Facebook, y las discotecas sufren por cortarlo al haber tantas opciones ahí fuera.

Una noche fuera en un restaurante pop-up o en un cine secreto te sientes más aventurero que en otro club nocturno, que sólo mermará tus tan necesarias finanzas destinadas a ese ambicioso viaje de verano. Según Yakob, ir de discoteca se ha convertido para muchos jóvenes en una experiencia de “un par de veces al año”, para escuchar los mejores DJs con los mejores sistemas de sonido.

Él señala que una vez que un costoso equipo de alta gama puede ser fácilmente encontrado fácilmente online, siendo barato al mismo tiempo, significa que una fiesta en casa supone una mejor opción, que es lo que proponen precisamente con sus ofertas de entretenimiento Netflix, Amazon Video o juegos instantáneos empresas.

Dos veces al año, los clientes no pagan las facturas en una discoteca. Pero incluso para algunos fans de música, el atractivo de una noche de música House podría sustituirse por unas largas horas escuchando listas de reproducción en un servicio premium de streaming durante los trayectos al trabajo del día a día. El Reino Unido es uno de los mercados más fuertes de Spotify. Felim McGrath, analista de investigación de mercado de la empresa GlobalWebIndex, dice:

Años atrás, irías a una discoteca el fin de semana para descubrir la música del DJ top. Ahora puedes hacerlo online a través de una lista de reproducción.

Los bajos de los puentes del ferrocarril situados en el centro urbano que se podrían haber convertido alguna vez en el lugar ideal para una discoteca, son ahora otras formas atractivas de especulación inmobiliaria. Tom Kihl, co-editor de la Guía Cultural de Londres kentishtowner.co.uk y ex subdirector de la revista DJ, ha informado de la tendencia de abandono obligado de las discotecas debido a los elevados costes de alquiler de los locales en el centro, que hacen aun más ocasional la experiencia discotequera. “Estás empujando a la gente a las grandes salas y festivales de las afueras de la ciudad, que son más caros, por lo que no pueden ir todos los viernes por la noche.” Kiel sostiene que “no hay falta de entusiasmo por bailar música a alto volumen”, pero reconoce que, en el mundo de Instagram, las discotecas oscuras con luces intermitentes no son el mejor escenario. “Actualmente, la gente quiere hacer fotos y necesitan algo de lo que sacar imágenes”, dice.

Los Millennials saben que es más probable que las actividades interesantes de ocio que encuentran online, les lleven a parejas más adecuadas que los borrachos que se tambalean en un club con el suelo pegajoso. O si no, hay sitios de citas.

Ross Williams, fundador del grupo de citas Venntro, dice que los tiempos de ir a una discoteca para encontrar a la pareja de tus sueños ya se han ido. “Puedes ir a una discoteca a bailar con amigos, pero no para conocer gente nueva “, dice. “Podría estar en un tren a Waterloo a las 6 de la mañana y mi teléfono me da acceso a parejas más adecuadas de las que podría encontrar en una discoteca sudorosa. ”

Sophie Wilkinson, editora de noticias de la web The Debrief sobre estilo de vida para mujeres, dice que los porteros de discoteca a menudo se centran en la prevención de las peleas de borrachos en vez de en el acoso a sus clientes femeninas. “Creo que los sitios web como Tinder proporcionan un entorno más seguro a las mujeres – es un poco más fácil filtrar a los canallas si estás detrás de una pantalla. ”

Ella dice que muchos de sus lectores prefieren la alternativa gastronómica de los eventos “comida de la calle “, a una noche de fiesta en una discoteca. “Hay un terreno común real y lo convierte en un entorno más amigable . ”

La Discoteca Fabric, un escenario fijo de las discotecas de la capital, se enfrenta a su cierre.

Pero David Haslam, autor de la vida después de la oscuridad; una historia de discotecas británicas y locales de música que se publica esta semana, señala que si bien la corriente principal de la industria discotequera representada por ALMR podría tener sus problemas, hay un montón de lugares alternativos subterráneos todavía prósperos .

Evaluando la desaparición de las discotecas británicas, él prefiere una visión más amplia. “La historia nos enseña que la demanda durante la noche nunca desaparece y el hedonismo es una tradición muy fuerte en nuestro país a pesar de que se nos conoce por ser reservados”, dice . “Los británicos tienen también una gran tradición de reinventar la manera de salir por la noche, por eso todavía nos ven como un país cool.

Amplía información con los siguientes artículos:

(Post traducido por Milena Cañas para PromocionMusical.es. Original de Burrell, I. “Not going out: Why Millennials are no longer going to night clubs)

¿Te gustó el artículo?
1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (3 Votos, Promedio: 5,00 de 5)
Cargando...

Sobre el autor

Milena Cañas

Redactora y guionista fanática de los proyectos innovadores, de las grandes historias y grandes imágenes.

1 Comentario

Dejar un comentario