Salud

El mito de que las tendinitis son difíciles de curar

curar tendinitis musicos

Entre los músicos existe la idea de que una de las peores cosas que te pueden suceder es sufrir una tendinitis. Defienden esta afirmación a partir de haber vivido o sentido hablar de casos de compañeros con este problema que han tardado meses en curarse o, en algunos casos, no se han llegado a curar nunca completamente.

Antes de entrar a valorar esta afirmación, deberíamos ponernos de acuerdo en qué es una tendinitis. Tal como su indica nombre, se trata de un proceso inflamatorio que afecta a un tendón. Como consecuencia no podemos hablar de tendinitis cuando el dolor que presenta el paciente asienta en una zona del cuerpo en que no hay tendones.

Así, por ejemplo, en el antebrazo sólo tenemos tendones a partir de la parte media para abajo. Un dolor que afecte a la mitad superior del antebrazo no puede ser debido a una tendinitis, pues no hay tendones. En segundo lugar, para diagnosticar tendinitis debemos detectar inflamación (la ecografía y la resonancia magnética son buenas herramientas para ello). Cuando hay inflamación del tendón, los tratamientos convencionales (tales como los medicamentos antiinflamatorios, la fisioterapia y el hielo) suelen mejorar el problema en un plazo bastante corto de tiempo.

Resulta que un buen número de veces en que una persona es diagnosticada de tendinitis se yerra en el diagnóstico, ya sea porque no hay tendones en la zona o porque el tendón no está inflamado sino que sufre algún otro tipo de alteración (por ejemplo una modificación del tejido del tendón, lo que llamamos una tendinosis).

A veces es el músico el que comete el error de pensar  ‐y afirmar‐  que padece una tendinitis. Pero otras veces somos los propios médicos los que, ante la dificultad para llegar a un diagnóstico que dé explicación a los síntomas del paciente, decimos que “tiene tendinitis”.

Si no hay inflamación o, peor aún, ni tan siquiera hay tendón, ¿como podemos esperar que un tratamiento para la tendinitis ‐que suele ser bastante eficaz‐ lo cure?

En resumen, esta afirmación es totalmente falsa. Si nos diagnostican una tendinitis y ésta, tratada correctamente, no mejora, en vez de creer que las tendinitis cuestan mucho de solucionar, lo primero que debemos pensar es que el diagnóstico no ha sido acertado.

Jaume Rosset i Llobet.

Director médico del Institut de l’Art. Medicina&Fisiologia.Terrassa.

Director de la Fundació Ciència i Art.

www.fcart.org

www.institutart.com

¿Te gustó el artículo?
1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (1 Votos, Promedio: 5,00 de 5)
Cargando...

Sobre el autor

Institut de Fisiologia i Medicina de l'Art

Dejar un comentario