Autogestión

Lo que Necesitas para Tu Primer Día de Clase (Cómo Maestro)

Lo que Necesitas para Tu Primer Día de Clase (Cómo Maestro)

Este artículo va dirigido a tod@s los profesores de música que nos leéis.

En ese primer día de escuela uno de los secretos del éxito es sobretodo la planificación y no tanto la pedagogía.

Te preguntamos:

¿Cuál es tu plan de regreso a las clases? ¿Se te olvidó algo?

A lo largo de estas líneas podremos ayudarte incluyendo recursos para planes para el regreso a clases así como a todos esas cosas que puedes necesitar como material de oficina especializado (como por ejemplo cuadernos y blocs de música, con pentagramas…)

Como mencionábamos anteriormente, el secreto para dominar todo entorno nuevo es la planificación.

Pero para este particular entorno no basta con planificar “un poco”si no que debes planificar bastante.

Cuando hablamos de planificar, sabemos que el secreto está en los detalles.

A continuación tienes una lista para ayudarte con todos los detalles que necesitarás tener en cuenta para planificar tu primer día de clases como un verdadera maestro

Prepárate

Algunas cosas que pueden ayudarte durante el transcurso del año son:

Un diario.

Tómate un par de minutos al final de cada día para plasmar todos tus pensamientos e impresiones acerca de lo que viste en el día.

¿Hubo alguna lección que fue bien, o una que fue mal? ¿Por qué? ¿Hubo problemas de disciplina? ¿Cómo lo manejaste? ¿Cuál fue el resultado de esa acción? ¿Qué logros experimentaste? ¿Qué cumplidos recibiste?

A medida que el año progresa, el diario te irá ayudando a identificar qué es lo que sirve para ti y lo que no, de forma tal que puedas encontrar estrategias alternativas.

También te va a permitir registrar tu progreso como maestro, una cosa que no podrías hacer de otra forma.

¿Quién sabe?

A la hora de planificar, la información contenida en el diario puede ser muy importante de cara a una reflexión proospectiva de mayor alcance (medio, largo plazo) en base a esos cimientos diarios que has plasmado y a los que tienes acceso gracias a tu diario.

Una agenda.

Sí, una agenda para recordar las reuniones y demás cosas. Pero más importante, te servirá para recordar aquellos eventos que ocurrieron y que vendrán a atormentarte semanas más tarde.

Una agenda es vital para planificar tu día a día, y si, también tus vacaciones.

Un kit de supervivencia

Guarda un kit de supervivencia como esa clase de cosas que puedes necesitar en una urgencia.

Cosas tales un mini kit de costura (¿te imaginas que te haces una raja descomunal en el pantalón y te es imposible volver a casa y dar clase así sin que los alumnos rumoreen?.

Cosas tales artículos de primeros auxilios. Nunca pasa nada hasta que pasa. Y no pasa nada por tener algunas vendas, tiritas, desinfectante, algodón…

Otros artículos como por ejemplo: un billete de 20 euros, un paraguas, una navaja suiza…

Ninguno de estos objetos te va a ayudar a ser exitoso como maestro, pero tenerlos a la mano va a ser tu vida a aliviarte bastante en caso de emergencia.

Prepárate para el Ambiente

La confianza aumenta la competencia. Te vas a sentir mucho mejor con respecto a enfrentarte a este primer día de escuela si te tomas el tiempo para familiarizarte con la escuela y con la gente con la que vas a estar trabajando. Antes de que comience la escuela:

Si fuera tu primer día como profesor en esa institución, familiarízate con el entorno, los edificios, las zonas.

Probablemente el director te dio un pequeño recorrido por la escuela, pero ¿te acuerdas de lo que viste?

Tómate un tiempo antes de que comiencen las clases para explorar el sitio. Localiza los baños (no sólo los que están cerca de tu salón), el gimnasio, el comedor y la enfermería, el aula de música.

Observa que existe una relación con tu salón de clases. Pregunta donde se dan las clases extracurriculares. Encuentra el equipo audiovisual y el almacén donde se guarden objetos que pudieras necesitar.

También pregunta con respecto a las entradas y salidas y sus procedimientos. Toma apuntes o hazte un mapa.

Visita el sitio web de la escuela.

Un sitio web puede proveerte información importante acerca de la escuela y su comunidad, al igual que te brinda las expectativas que se tiene de los estudiantes y los profesores.

Revisa los procedimientos y políticas de la escuela.

Pregunta por todos los procedimientos que no te hayan quedado claros. Aprende las razones por las cuales algunas políticas no parecen tener sentido para ti. Cada escuela tiene su propia historia y problemas. Vas a estar mejor preparado para seguir estas políticas y procedimientos de forma correcta si los entiendes a profundidad.

Vincúlate con los demás trabajadores de la escuela.

Son los mejores amigos que un profesor nuevo puede tener.

Preséntate, recuerda sus nombres, pregunta por las asistencias y los procedimientos para el almuerzo si no estás seguro. Averigua como obtener una dirección de correo electrónico. Pregúntales qué les gustaría tener en su trabajo. Lleva algo para compartir.

Haz amigos. 

Busca a otro profesor de tu mismo nivel o que esté en un salón de clases cercano y pregúntale si él o ella estaría dispuesto a responder tus preguntas o a darte consejos durante las primeras semanas de clases. Hazle saber a ese profesor que estás abierto a sugerencias y estás dispuesto a aprender.

Prepara tu aula de clases

Tu aula o sala de clases va a ser como tu segunda casa por los próximos nueve meses. Vas a querer que refleje tu personalidad, tu filosofía educacional y tus objetivos con tus estudiantes. ¿Cómo logras esto? Puedes seguir estos consejos de profesores veteranos:

Prepara tus tablones de anuncios.

Gran parte de estos tablones están reservados para mostrar el trabajo de tus estudiantes.

Dependiendo del grado y nivel de tus estudiantes, podrías diseñar una cartelera para que funcione como el calendario, lo cual va a serte útil por el resto del año escolar.

Muchos estudiantes de la secundaria disfrutan de carteleras para estudiantes de la semana.

Para los estudiantes mayores, podrías considerar el crear una sección de la cartelera para expresar el plan de hoy, los objetivos, las actividades, tareas y posibles eventos.

Otra sección de la misma cartelera podría contener las actividades y tareas que están siendo realizadas y deben ser entregadas (para aquellos estudiantes que están ausentes).

Todo esto, puede tener obviamente una representación online a través de blogs, redes sociales, email, google calendar…

Organiza el aula

Los escritorios y centros de actividades pueden ser arreglados de distintas maneras, dependiendo de tu estilo de enseñanza individual.

Una recomendación general es la de asignar puestos, por lo menos al principio. Eso te va a ayudar a que puedas aprender los nombres de los estudiantes, fomenta el respeto mutuo y mantiene el control de la clase.

Busca material para los estudiantes. Dependiendo del grado de instrucción de tus estudiantes, podrían necesitar papel, lápices, tijeras, pegamento, papel de construcción, reglas o calculadoras, tablets…

En el caso de la música no puede olvidársele a nadie los instrumentos como juegos educativos los cuales tienen un sinfín de ventajas y beneficios para el estudiante.

Busca material para profesores.

Tal vez necesites también material de oficina como lapices, marcadores, una grapadora y grapas, clips, cinta adhesiva, un cuaderno con la planificación, la lista de asistencia, así como distintos recursos relacionados con las TIC´s.

Aunque no es parte de tu sala de clases, técnicamente hablando, también es bueno que:

Hagas una revisión de las lecciones del día.

Revisa un par de veces las lecciones de ese primer día y asegúrate de tener todo el material necesario para poder cumplir con dichas lecciones.

Prepara los materiales que los estudiantes se van a llevar a casa.

Estos incluyen los datos y números de interés (secretaria, etc.), una carta de bienvenida a la escuela, un calendario mostrando los eventos y las clases especiales, y una tarea para la casa.

Revisa los libros que puedes conseguir fuera de la escuela (como en la biblioteca pública).

Para crear el hábito de la lectura y fomentárselo a tus estudiantes por un par de minutos al día, sin importar su grado.

Igualmente revisa los materiales que puedas encontrar online que te ayuden a ti como docente y a tus alumnos en sus tareas y aprendizaje.

Prepara a los padres de tus estudiantes

El establecer el rapport y una relación con los padres donde destaque la cooperación es algo esencial para todo maestro, pero es particularmente importante para los primerizos, que aún no poseen mucha experiencia y eso podría ser un problema para algunos padres.

Puedes comenzar con una carta de bienvenida, enviada a los padres de cada estudiante de tu clase.

Envía dichas cartas una o dos semanas antes de que comiencen las clases.

Podrías incluir información acerca de ti, una lista de materiales que los estudiantes van a necesitar traer a la escuela, un plan de actividades para ese primer día, las políticas para las visitas de los padres, llamadas, y oportunidades de trabajo voluntario, una discusión de las reglas del salón y los castigos, un resumen de tu curriculum, y tu número de escuela y dirección de correo electrónico.

También puedes enviarle una carta de bienvenida a tus estudiantes.

Asegúrate de que el director, un asesor o cualquier otro profesor veterano revise esas cartas antes de enviarlas.

Ellos saben el protocolo para la comunicación de la escuela mejor que tú, y están en mejor posición para evaluar si es una buena carta o no.

Bueno, esperamos que esto aporte un granito de arena a tu planificación como docente.

Nos encantaría escuchar de tí en los comentarios 🙂

¿Te gustó el artículo?
1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (1 Votos, Promedio: 5,00 de 5)
Cargando…

Sobre el autor

PromocionMusical.es

Todo sobre promoción, autogestión y emprendimiento musical donde encontrarás artículos sobre marketing, social media, informes, infografías, propiedad intelectual, salud y mucho más.

Dejar un comentario