imb-mktng-2020-22-pmes-web-robapaginas-v1
Informes

Evolución de la industria musical para el periodo 2015 – 2019 según PWC

informe industria musical pwc 2015 2019

La prestigiosa PWC nos trae la décimo sexta edición de su informe Entertainment and Media Outlook para el periodo 2015-2019. Destacar que se prevee un crecimiento sostenido para este periodo para las empresas de entretenimiento y medios viendo como se alejan de la crisis económica.

Dentro de la industria en líneas generales, se vislumbra como el aumento de la cantidad de contenido online, junto al auge del streaming proyectan un aumento del 10% CAGR lo que originará nuevas oportunidades de negocio que obligará a las discográficas renovar sus modelos de negocio, puesto que tambien se espera un descenso del consumo de música grabada del 6%.

A continuación un extracto de dicho informe en lo relativo a la radio y a la música.

Radio a nivel global

El crecimiento global en el sector de Radio está impulsado por la publicidad, que es su principal fuente de ingresos, pasando del 75,3% en 2014 a 75,8% en 2019 del total de ingresos a nivel global, que sumarán en ese ejercicio 52.555 millones de dólares. Otras fuentes de negocio como los ingresos por licencias de radio o las suscripciones a la radio vía satélite seguirán teniendo un peso muy limitado.

La maduración del sector en EE UU hará que su cuota de mercado en el total del volumen de ingresos globales descienda del 44,6% al 43,2% en 2019. Cede ante el empuje de China e India, que serán las regiones con más protagonismo en el desarrollo de la radio en el ámbito global, mientras que Japón, que venía siendo una potencia mundial en mercados tecnológicos y de música, sufrirá una caída de -3,5% CAGR en los próximos cinco años como consecuencia del envejecimiento de la audiencia. El crecimiento de España (3,2% CAGR) será el más relevante entre los países de Europa Occidental.

El boom de los smartphones supone una oportunidad para fomentar el consumo de radio, ya que facilitan el acceso a numerosos contenidos en streaming, pero, así mismo, condiciona a las grandes cadenas a acometer inversiones en nuevas plataformas digitales para alinear sus contenidos a los intereses y a los hábitos de los nuevos usuarios, nativos digitales.

La mayor conectividad de los automóviles será uno de los fenómenos que impactará más decisivamente en el consumo actual de radio, provocando un descenso en el consumo de radio tradicional.

La radio en España

La evolución de los ingresos de la Radio en España cambió su tendencia en 2014, cuando, tras cuatro años de caídas continuadas, alcanzaron los 420 millones de euros, un 4% más que en el ejercicio 2013. En adelante, el sector afronta cinco años de recuperación, con una previsión de crecimiento de un 3,2% CAGR entre 2014 y 2019, hasta situarse en los 492 millones de euros. Este crecimiento está motivado por la recuperación de la economía y de la confianza de los anunciantes.

La digitalización de la señal de las emisoras y la universalización de los smartphones con tarifa plana han convertido a cada dispositivo móvil en una radio, lo que facilita nuevas ventanas de consumo para este medio. Esta digitalización permitirá, también, ampliar la oferta de contenidos. Así, esperamos ver en los próximos años un incremento del consumo de contenidos en la fórmula del podcasting y una apuesta por el desarrollo de soluciones que integren más contenido de video en las plataformas digitales de las emisoras de radio.

En un país como el nuestro, en el que proliferan las emisoras “radio-fórmula”, éstas se ven obligadas a ofrecer contenido, de entretenimiento en directo y de calidad, más allá de la música, como alternativa al empuje de plataformas digitales como Spotify o Pandora.

Los consumidores españoles siguen optando por la radio tradicional, más barata y sin necesidad de inversión en dispositivos digitales, DAB. Aunque en 2011 se aprobaron medidas para beneficiar un despliegue de mayor calidad (DAB+), actualmente el proceso está estancado, ya que sólo Madrid y Barcelona cuentan con esta tecnología digital con coberturas muy limitadas.

La industria musical a nivel global

Los ingresos globales de la industria de la Música experimentarán una leve subida del 0,7% en los próximos cinco años, hasta alanzar los 47.692 millones de dólares en 2019. El consumo de música grabada en formato físico va a sufrir una importante caída del 7,4% (CAGR) motivada por el auge en el consumo de la música digital, en cualquier tipo de soporte, que continuará aumentando hasta alcanzar los 10.646 millones de dólares en el ejercicio 2019 gracias, en gran medida, al consumo en streaming. La industria de la Música ha entendido que los consumidores, cada vez en mayor número, quieren poder escuchar música en el móvil, en la tablet o en el PC para disfrutarla en cualquier momento y lugar.

A finales de 2014, 22 países de todo el mundo vieron como los ingresos de la música digital superaron los de la música en formato físico. A finales del ejercicio 2019, esa cifra de países habrá aumentado a 40. Entonces, nueve países tendrán una participación digital superior al 90%, con Singapur en primer lugar, justo por delante de China. Por este motivo, los servicios de acceso serán claves en el futuro para facilitar las suscripciones a todo tipo de plataformas donde los consumidores quieran suscribirse.

Si algo da vida a esta industria es la música en vivo. Y ésta también tendrá que adaptarse a las nuevas tecnologías, que desempeñarán un papel importante en el crecimiento de los ingresos de este tipo de música. Los ingresos por venta de entradas van a crecer más rápido que los ingresos por patrocinio. Pasarán de los 20.510 millones de dólares alcanzados en 2014 a los 23.692 millones de dólares que recaudarán en 2019, en gran medida, gracias a las innovaciones tecnológicas que se aplicarán en los procesos de venta. Los ingresos por patrocinios no dejarán de crecer, y pasarán de los 6.038 millones de dólares de 2014 a los 6.620 millones que se recaudarán en el ejercicio 2019.

La industria de la música en España

Las previsiones de crecimiento para la industria de la música son optimistas ya que auguramos una ligera subida del 1% (CAGR) en los próximos cinco años, hasta alcanzar los 757 millones de euros de ingresos en el ejercicio 2019. El sector se está adaptando al cambio en la forma de consumir música de los españoles. El mercado digital le está ganando terreno al físico, de manera que mientras el primero va a experimentar un crecimiento del 10% CAGR en el próximo lustro (pasará de ingresar 63 millones de euros en 2014 a 103 millones en el ejercicio 2019), el consumo de música grabada en formato físico va a caer un -6% CAGR (se reducirán los ingresos desde los 87 millones de euros de 2014 a los 64 que ingresará en 2019).

Ese consumo digital permite crear nuevos modelos de negocio. Las grandes discográficas se han visto obligadas a adaptarse a un cambio radical y una vez finalizada esta adaptación comienzan a observar de nuevo tasas de crecimiento positivo. Alineadas con las plataformas en streaming, como Spotify, basan su negocio en la publicidad o bien en la suscripción mensual, como Apple Music, gracias a su inmenso catálogo. Sin embargo, mientras en otros países europeos el número de usuarios Premium de Spotify supera al número de clientes Freemium, los españoles aún nos mostramos reacios a pagar por escuchar música.

La iniciativa de Promusicae (Asociación de Productores de Música de España), en colaboración con Agedi (Asociación de Gestión de Derechos Intelectuales), de difundir la clasificación semanal de las canciones y álbumes más consumidos a través de Internet (en streaming y descargadas) y en formato físico, es una respuesta al espectacular crecimiento del consumo de música en streaming, que supone más del 70% de los ingresos digitales de las discográficas españolas. Más de cuatro quintas partes de todos los contenidos de entretenimiento online en España se consume de manera ilegal, según datos del Observatorio de la Privacidad y de los Hábitos de Consumo Digitales, una encuesta encargada por la Coalición de Creadores e Industrias de Contenidos. El estudio pone de manifiesto que el 28% de los usuarios reconoce que consume música pirateada de forma regular y que más de la mitad de la música descargada ilegalmente son los últimos singles y álbumes.

En este contexto cabe destacar que el uso de los nuevos servicios de streaming, ya sea con suscripción o de forma gratuita con publicidad, está suponiendo una disminución del acceso a contenido ilegal. También las últimas reformas normativas parecen surtir efecto. La Ley de Propiedad Intelectual y el Código Penal español han incluido penas específicas para quien disponga de un sitio web y facilite enlaces a contenidos no autorizados.

Las grandes productoras musicales han pasado a controlar cualquier aspecto de la gestión del artista, desde la generación de eventos en vivo, a las labores de representación, la venta de entradas, el merchandising, etc. Abarcan toda la cadena de desarrollo del artista para sostener un modelo de negocio complejo ya que, por un lado, la venta de entradas para los eventos de música en vivo se van a estancar en el próximo lustro (0% CAGR) y, por otro, los ingresos por patrocinio de esos eventos apenas van a crecer un 1% CAGR en ese período. En este contexto, aquellos artistas que generen más títulos, tengan un mayor catálogo en el entorno digital y realicen más giras serán los que más posibilidades tengan de generar ingresos.

A continuación puedes leer el informe completo:

¿Te gustó el artículo?
1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (2 Votos, Promedio: 5,00 de 5)
Cargando...

Sobre el autor

PromocionMusical.es

Todo sobre promoción, autogestión y emprendimiento musical donde encontrarás artículos sobre marketing, social media, informes, infografías, propiedad intelectual, salud y mucho más.

Dejar un comentario