Autogestión Management

Consejos para tu Primer Paso por el Estudio de Grabación

Consejos para tu Primer Paso por el Estudio de Grabación

Tu primera experiencia en un estudio de grabación es un momento importante en tu carrera como artista o miembro de una banda, al llevar tu música desde pequeñas presentaciones en vivo y grabaciones caseras al mundo de las grabaciones al nivel profesional donde vas a poder a comercializar esas piezas de trabajo.

Hace falta estar bien preparado.

Lleva un tiempo irse acostumbrando al nuevo entorno que representa un estudio de grabación, al igual que puede llegar a ser un proceso difícil, y es algo crucial que los músicos aprovechen al máximo su tiempo en cada sesión.

Para ayudarte a entender qué es lo que puedes esperar de esta primera experiencia para prepararte de forma acorde, hemos creado una lista de puntos que necesitas tener en cuenta para cualquier sesión de grabación.

Asimismo, los artistas que logran prepararse bien para su primera sesión real terminan teniendo un entendimiento más claro de cómo funciona todo, al igual que terminan teniendo expectativas más realistas, una mejor apreciación por el esfuerzo que allí se realiza y un mejor provecho del tiempo.

No queremos olvidarnos de apuntar la importancia que tiene la masterización de audio.

La masterización, que puede tener cierto halo de misterio para más de  uno, prepara la mezcla de tu canción para la distribución, unifica el sonido de la mezcla a fin de dotarla de mayor calidad , coherencia y consistencia.

La masterización busca que la mezcla se procese y ecualice de manera tal que se traduzca al mayor rango de sistemas de reproducción de audio.

En cualquier caso recuerda que, ya sea que vayas a grabar en un estudio de grabación en Madrid, Londres o Hong Kong esta lista te será de gran ayuda.

Intención

Cada proyecto siempre comienza con una conversación entre el artista y el productor.

En esta etapa, el productor necesita entender al máximo cuáles son tus intenciones al entrar al estudio.

¿Qué es lo que quieres con la sesión? ¿Qué tantas pistas tienes pensando grabar? ¿Qué método sirve mejor para ti: Grabar de forma detallada partes individuales de cada canción, o hacerlo todo de una vez? Teniendo respuestas a este tipo de preguntas tu productor va a encontrar con mucha más facilidad el cómo preparar al estudio de formas que favorezcan tu proyecto.

Después de todo, todos los proyectos tienen requerimientos distintos. Por ejemplo, si el artista sabe que quiere grabar tres pistas durante una sesión y ellos ya tienen sus propias muestras a la mano, el productor puede escucharlas y estructurar una sesión de grabación adecuada a la música.

Es más, pueden establecer qué partes de cada canción necesitan ser grabadas o editadas, qué tipo de equipo se necesita para la sesión y qué tanto tiempo se permite para realizar cada grabación. Esto va a ayudar al productor a evitar perder tiempo y a llevarse sorpresas desagradables.

De la misma forma, el artista necesita establecerse objetivos realistas antes de llegar a su sesión.

El tratar de realizar tantas grabaciones posibles en una sesión no te garantiza que vayas a ahorrarte dinero (como parecen pensar muchos artistas), porque más bien terminas necesitando regrabarlas de nuevo debido a los errores que van saliendo por la presión que sienten.

Debes ser eficiente con tu tiempo disponible en el estudio, pero tampoco trates de apresurarte. Si quieres grabaciones de calidad, necesitas estar consciente de que ese proceso lleva tiempo.

Enfócate en una cantidad de material razonable, clarifica qué es lo que se trabajará con el productor antes de la grabación, y luego tomate todo el tiempo que necesites durante la sesión para que el producto final salga lo mejor posible.

Equipamiento

El prepararse para una sesión de estudio significa que tienes que identificar bien cuáles son tus expectativas al igual que tus intenciones.

Esto es especialmente importante a la hora de pensar en qué equipo vas a estar necesitando.

En un estudio profesional sólo una parte de su equipo va a ser brindada a cierta grabación – Pero hay mucho de donde escoger. Así que preguntante: ¿Qué equipo esperas estar utilizando durante la sesión? ¿Hay instrumentos específicos con los que te gustaría experimentar? ¿ Vas a estar llevando tu propio equipo?

Mientras que no todas esas decisiones no dependen únicamente del artista (siendo que el productor siempre sabe qué equipos podrían funcionar mejor), es necesario saber qué quieren.

Nuevamente, el productor sólo puede trabajar en base a lo que le estás diciendo.

Los artistas no deberían de asumir que ciertos equipos van a estar disponibles en el estudio, por lo que siempre es buena idea revisar que el estudio tenga el equipo que quieres antes de ir a la sesión.

Los artistas deberían conversar con los productores para establecer bien qué herramientas se van a necesitar para la sesión.

Puede ser que estés buscando por un micrófono especifico, o tengas la intención de utilizar un amplificador particular – Sin embargo, si no les preguntas de antemano, no puedes suponer que sí van a estar ahí.

Hablando de amplificadores, muchos músicos eligen llevar los suyos para su primera sesión de estudio. Cuando un artista se familiariza con un tipo de amplificador especifico puede llegar a ser útil, pero el equipo utilizado por bandas más jóvenes a veces deja mucho que desear.

En esos casos, los artistas deberían de revisar el equipo que les ofrece el estudio ya que esto les garantizará una grabación de mejor calidad. Ser terco con tu propio equipo no te va a ayudar, créeme.

Instrumentos

Los artistas tienen una gran responsabilidad en cuanto a sus instrumentos se refieren, porque deben asegurarse que estén listos para la grabación. Guitarras con las cuerdas rotas, tambores rotos…

Este es el tipo de piedras que uno se puede encontrar en el camino del proceso de grabación, especialmente cuando estás corto de tiempo.

Con un buen mantenimiento puedes optimizar tus instrumentos, pero claro, no lo hagas el mismo día de la grabación (porque luego te hará falta afinarlos), al igual que deberías tratar de llevar equipo extra como baqueta, cuerdas, puas…

No todos los instrumentos son buenos para tocarlos en un estudio. Algunos instrumentos van a evitar que tu grabación suene bien – por eso es que los estudios tienen su propio repertorio.

Los artistas se beneficiarían de estos instrumentos los cuales dan la garantía de funcionar de forma óptima en el entorno que te ofrece el estudio; lo acústico sonará mejor.

Claro, esto es tu decisión, pero si no vas a utilizar los instrumentos del estudio, se honesto con el productor con las especificaciones y requerimientos de tus propios instrumentos.

Puede que incluso haya recomendaciones acerca de mejorar tus instrumentos para que las grabaciones no se vean afectadas.

Finalmente, los artistas deberían tomarse el tiempo para pensar en el esfuerzo que se toma el estudio en arreglarlo todo.

Las baterías, los micrófonos, el sonido…

Todo, necesita ser revisado, mantenido y organizado antes de que la grabación comience.

Para ayudar a que este proceso sea más rápido, los artistas pueden brindar una idea clara de qué es lo que les gustaría tener antes de que las sesiones comiencen.

De esta forma, el personal del estudio podrían comenzar con anticipación lo cual te dejaría con más tiempo para la grabación y las mezclas.

Deberías también establecer en conjunto con el estudio qué tanto van a llevar esos arreglos y si te van a cobrar por eso o no. Independientemente de las circunstancias, no esperes que tu sesión va a comenzar apenas pongas el pie en el estudio.

¿Te gustó el artículo?
1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (1 Votos, Promedio: 5,00 de 5)
Cargando…

Sobre el autor

PromocionMusical.es

Todo sobre promoción, autogestión y emprendimiento musical donde encontrarás artículos sobre marketing, social media, informes, infografías, propiedad intelectual, salud y mucho más.

Dejar un comentario