Coaching

¿Deben los Empleados Compartir Habitación Cuando Viajan por Trabajo?

compartir habitacion trabajo

No es ilegal pedir a los empleados que compartan habitaciones en viajes de negocios. Los empleadores piden a los empleados que compartan habitaciones por una variedad de razones, pero ¿deberían hacerlo?

Los contras provienen de empleados a los que parece que les desagrada universalmente la práctica.

Los pros provienen de ejecutivos y propietarios que a menudo no están sujetos a las mismas reglas. Están más preocupados por los costes que por la comodidad de sus empleados en muchos casos.

Razones para exigir que los empleados compartan la habitación

Los empleadores defienden la práctica de que los empleados compartan habitaciones por estas razones:

  • El empleador quiere reducir el coste de los viajes y el entretenimiento. Económicamente, compartir habitación afecta la capacidad de un empleado para asistir a conferencias, capacitaciones y reuniones de negocios porque, sin las habitaciones compartidas, solo la mitad de los empleados elegibles podrían asistir al evento.
  • Algunos empleadores argumentan que compartir una habitación genera camaradería y una sensación de trabajo en equipo. Dicen que compartir habitaciones ayuda a los empleados a conocerse a un nivel completamente nuevo.
  • En algunas circunstancias, es posible que el empleador no hubiera obtenido el contrato de trabajo si los ahorros de costes de los empleados que comparten habitaciones no se hubieran tenido en cuenta en la oferta. Los empleadores argumentan que los empleados prefieren tener el trabajo que su privacidad.

Aspectos negativos de los empleados que comparten habitaciones cuando viajan por negocios

Por el contrario, nunca deberías pedirles a los empleados que compartan una habitación con un compañero de trabajo, ni bajo ninguna circunstancia, incluido el ahorro de dinero durante tiempos económicos difíciles. Si bien puede que no sea un problema legal, aunque ciertamente puede evocar escenarios de acoso bajo ciertas circunstancias, es un problema de respeto.

☝️ Importante: Los empleados que viajan por negocios en beneficio de su empleador deben ser tratados con el respeto y la consideración que merecen. Esto incluye privacidad, un lugar para descansar lejos de los compañeros de trabajo y la oportunidad de relajarse sin tener que preocuparse por las opiniones, sentimientos, hábitos y cosas de un compañero de trabajo.

Estos son los posibles inconvenientes de exigir que los empleados compartan habitaciones mientras viajan por negocios.

Privacidad, protección de datos y legislación vigente       

En el caso de EE.UU. es posible que estes violando la Ley de Estadounidenses con Discapacidades (ADA) al colocar a un empleado con una afección médica adaptada en una situación en la que no tiene total privacidad para los medicamentos, el equipo médico o las habitaciones que pueda necesitar. Al exigir que los empleados compartan habitaciones, violas su privacidad y puedes hacer que revelen información médica que no quieren compartir. 

Incluso si necesitas compartir habitaciones, un empleado con una condición médica debería poder solicitar una habitación individual.

Es importante por tanto, consultar la legislación vigente.

Descanso e intimidad

Los beneficios potenciales de la camaradería y la formación de equipos se ven abrumados por la falta de privacidad y el estrés engendrado por compartir un espacio con un extraño con quien el empleado no tiene intimidad. Los empleados son vulnerables cuando duermen, e incluso los compañeros de trabajo más queridos en la misma habitación pueden interferir con el sueño. Y, en un entorno compartido, el empleado no tiene tiempo de inactividad real después de trabajar o viajar todo el día.

Respeto

Si respetas a tus empleados, tus empleados no deberían tener que escuchar a un compañero de trabajo roncar, oler sus calcetines, trabajar alrededor de sus artículos de tocador en el baño, compartir el jabón en la ducha, escuchar sus llamadas telefónicas, ocuparse de su ropa y hábitos de higiene, o soportar sus hábitos de trabajo nocturno.

Eficacia y confort

Trabajar eficazmente con compañeros de trabajo requiere cierto respeto y privacidad. Pedirles a los empleados, que mantengan su distancia profesional autodeterminada entre ellos en el trabajo, que violen estas reglas de conducta desestabiliza los patrones de interacción. Los empleados desarrollan sus zonas de confort y comportamientos que les ayudan a afrontar el lugar de trabajo a lo largo del tiempo.

Incomodidad

Los empleadores no pueden esperar que la interrupción de estas necesidades de espacio y distancia beneficie a los empleados. Ver a tu compañer@ de trabajo caminar por la habitación de un hotel con una toalla cuando estás acostumbrado a verl@ en una mesa de conferencias con un traje de negocios crea incomodidad. Si bien algunos empleados pueden no molestarles, otros se sentirán profundamente incómodos. ¿Por qué arriesgarlo?

Tranquilidad

Un empleado que está renunciando a horas de su tiempo libre, pasando tiempo lejos de la familia por motivos comerciales, debe tener una habitación privada para retirarse durante los descansos y por la noche. El empleado debe poder llamar a casa sin una audiencia, beber algo sin un observador que lo desapruebe, trabajar hasta altas horas de la madrugada o llamar temprano por la noche sin preocuparse por las necesidades de un compañero de trabajo.

Espacio vital

Los empleados que acaban de desayunar, almorzar y cenar juntos, además de asistir a reuniones de todo el día con sus compañeros de trabajo, merecen un lugar para la soledad y el rejuvenecimiento. Compartir una habitación no es un evento de formación de equipos y puede resultar en relaciones laborales dañadas incluso si ambos empleados son respetuosos y conscientes del comportamiento de los adultos.

Gestión del estrés

Los viajes de negocios son lo suficientemente estresantes y sus empleados ya le están dando horas de su tiempo de manera voluntaria, sin agregar una capa más de estrés potencial y ofensiva. Brinda a tus empleados el respeto que se merecen. A menos que los buenos amigos pidan compartir una habitación, nunca deberías pedir a los empleados que compartan habitaciones.

Conclusión

El problema persiste. Los costos de los viajes de negocios continúan aumentando y los empleadores deben controlar los costos. Con suerte, estás convencido de que hacer que los empleados compartan habitaciones no es la mejor respuesta y, de hecho, puede socavar todo lo que esperabas lograr. Si eres una gran empresa con un departamento de viajes, es probable que ya hayas implementado estas soluciones y sugerencias. Sin embargo, cualquier empleador encontrará útiles estas alternativas.

¿Te gustó el artículo?
1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (Aún no hay valoraciones)
Cargando...

Sobre el autor

PromocionMusical.es

Todo sobre promoción, autogestión y emprendimiento musical donde encontrarás artículos sobre marketing, social media, informes, infografías, propiedad intelectual, salud y mucho más.

Dejar un comentario