imb-mktng-2020-22-pmes-web-robapaginas-v1
Autogestión

Beneficios de aprender a tocar un instrumento

A nivel personal proporciona un desarrollo con muchas aplicaciones

Puede aprenderse de manera autodidacta o con clases guiadas pero la clave para llegar a tocar un instrumento está en mantenerse constante en ese aprendizaje. Es cierto que conviene tener unos conocimientos musicales previos básicos para lograr encauzar ese aprendizaje si se quiere dominar bien un instrumento, pero nada es imposible aun careciendo de fundamentos teóricos de la música.

En sitios como https://unaguitarrafeliz.es pueden encontrarse multitud de consejos, curiosidades y guías para la formación y la especialización en los entresijos de los diferentes instrumentos, ya sean de cuerda, viento o percusión.

Lo importante es no abandonar
La principal causa por la que las personas abandonan el aprendizaje de tocar un instrumento es porque no ven una progresión. Quien ha comenzado con el aprendizaje lo sabe bien: hay que tener paciencia y ser constante porque los resultados llegan.

Ventajas del aprendizaje
Otro de los aspectos que hay que tener muy claros es el hecho de marcarse un objetivo. Puede ser de mayor o menor alcance, pero hay que tenerlo. Y eso es una enseñanza a nivel personal. Tener un objetivo fijado es una parte esencial para que se mantenga la motivación. Y hay que saber medir el objetivo, porque de ser demasiado alto puede llegar la frustración. Y ésta es una enseñanza aplicable a la música y a cualquier otro aspecto de la vida.

La ayuda y el encuentro son otros valores a destacar. Cuando se está aprendiendo de música es fundamental tener con quien compartir las dudas o recibir instrucciones. Esa solidaridad que se establece entre los músicos también es otro de los beneficios que emanan del aprendizaje y es uno de los principales pilares de apoyo cuando se siente la debilidad de que no se progresa con el instrumento.

Aprender es elemental para no dejar nunca de ejercitar el cerebro. Las clases ayudan a crear hábitos de aprendizaje y por esa razón juegan un papel tan importante cuando se trata de niños. Está demostrado que en los niños la música desarrolla una sensibilidad a la coordinación que les sirve de gran ayuda en su desarrollo, a la vez que refuerza sus habilidades sociales y cognitivas, incluyendo el aprendizaje de las palabras. Para los niños (y en muchas ocasiones para los mayores) la música es una forma de expresión de las emociones o sentimientos.

La música fomenta la creatividad
Una vez que se ha aprendido a interpretar piezas básicas, la evolución despierta el interés por ser capaz de desarrollar piezas propias. Con el aprendizaje musical se fomentan la imaginación y la creatividad. Y para ello hay que tener paciencia y saber controlar los tiempos de los procesos de aprendizaje.

Una vez que se han alcanzado ciertos niveles se produce un refuerzo en la autoestima de las personas con el consiguiente beneficio emocional. “La música es para el alma lo que la gimnasia para el cuerpo”, que afirmaba Platón. Tocar un instrumento es a la vez una manera de liberar energía y de contribuir a la relajación física y mental.

La disciplina por bandera
Si se es constante en el aprendizaje (ya se trate de música, baile, idiomas, deporte…) la disciplina es una de las mejores enseñanzas que se van a adquirir. Alcanzar un nivel requiere ser consciente de la importancia de la constancia.

En definitiva, no se trata de un proceso fácil pero alcanzable y los beneficios son el premio para quien muestre la capacidad de ser constante en una disciplina tan exigente y a la vez reconfortante como lo es la música.

¿Te gustó el artículo?
1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (Aún no hay valoraciones)
Cargando...

Sobre el autor

PromocionMusical.es

Todo sobre promoción, autogestión y emprendimiento musical donde encontrarás artículos sobre marketing, social media, informes, infografías, propiedad intelectual, salud y mucho más.

Dejar un comentario