Management

5 errores que todo músico debería evitar

errores del musico
Escrito por José Luis López

Convertirse en un gran músico, no es una tarea fácil. No obstante tras evitar estos cinco errores comunes que cometemos los músicos, aumentaran las probabilidades de éxito.

1.     La falta de práctica

Como Malcolm Gladwell afirma elocuentemente en su libro “Fueras de serie”, cualquiera que desee ser bueno en su oficio debe llevar a cabo 10.000 horas de práctica . Si bien esto es una obviedad para la mayoría de la gente, te sorprenderías de la cantidad de músicos que no se adhieren a un horario de práctica regular cada día como si su vida dependiera de ello. No importa si mi familia estaba de vacaciones o si era día de Navidad, nunca perdió un día de práctica. La disciplina tiene que estar, ya que será la que guíe tu mejora en el rendimiento

Y depende mucho de tus objetivos, no es lo mismo querer ser el próximo Charlie Parker que defenderte para los bolos de orquesta que tienes en verano.

2.     Tomar lecciones

Si bien hay muchos ejemplos de músicos que son excepcionales en tocar sus instrumentos y que nunca tuvieron un maestro, son más bien las excepciones, y hay infinitamente más ejemplos de músicos que son autodidactas y nunca llegaron a su máximo potencial. Un profesor de música puede enseñar la técnica adecuada, evitar que los jóvenes músicos formen malos hábitos, entrenarte para un buen desempeño en situaciones del mundo real ,puede llevarte a jam sessions, presentarte a músicos profesionales en la ciudad, etc.

3.     El fracaso para aprender a leer música

No es raro oir comentarios de músicos sobre todo de “moderno” si leer música es una habilidad valiosa o no.

En primer lugar, comprenderás lo que se está tocando, con lo que tocarás mejor porque seras capaz de entender cada nota en relación con los demás. En segundo lugar, te ayudará a transcribir y aprender las partes más rápidmente, pudiendo por ejemplo, transcribirte nota a nota una sección determinada de un tema, lo que te permitirá estudiarlo al detalle. Y, por último, te dará la capacidad de comunicarte como músico. En definitiva, aprender a leer música es fundamental para convertirse en un gran músico.

4.     El no aceptar las críticas

Tal vez uno de los mayores errores que un músico puede hacer es rechazar las críticas constructivas. Obviando a aquéllos que pueden ofrecerte consejos útiles y abrazar a los que básicamente te besarían el culo y vagan por la tierra como si ya hubieran conquistado la música al mismo tiempo que tienen unas más que cuestionables habilidades y credenciales. Despierta amigo..

Si quieres llegar a tu pleno potencial y mejorar como músico tienes que estar completamente abierto a recibir comentarios y actuar sobre ellos. Supon que has oido ya a varias personas (tu novia, amigo de otra banda y un reseña de un concierto) comentando que tu voz suena plana y necesitas clases de canto, ¿no hay entonces una buena probabilidad de que tengan razón?

5.     El no entender las realidades del negocio

Un gran error que evitan que los músicos se conviertan en grandes es su incapacidad para entender el TODO que realmente supone la vida de un músico. Por lo tanto, a la primera señal de rechazo o a la primera muestra de no conseguir exactamente lo que se quiere, la confianza en nuestro proyecto musical puede tambalearse. No nos equivoquemos, el negocio de la música no para los de “piel fina” por decirlo de alguna manera. Piensa que te enfrentaras a adversidades como cancelación de conciertos, sellos que te rechazan, promotores que pretendan robarte. Todo es parte del curso. Sin embargo si realmente deseas alcanzar tu verdadero potencial como músico, es mejor encontrar una manera de superar los inevitables obstáculos que quedan por delante.

 

¿Te gustó el artículo?
1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (4 Votos, Promedio: 4,75 de 5)
Cargando…

Sobre el autor

José Luis López

CEO y Co-Founder de PromocionMusical.es
Consultor y formador independiente especializado en industria musical, mundo digital, autogestión y emprendedurismo.

Dejar un comentario