Marketing

3 Lecciones de marca personal para músicos y artistas

marketing musical
Escrito por Mario Hernández

El camino que ha seguido un artista para tener un cierto renombre suele ser desconocido en términos generales, pero son esos detalles los que nos pueden servir como ejemplos para desarrollar nuestra propia carrera. En el siguiente post trataremos 3 aspectos con los que definir tu marca personal.

  1. Remárcate

Cada género tiene un determinado estilo en el cual definir un nombre con el que se te pueda encasillar dentro de él.

El género Cantautor es en el que más comúnmente se mantiene el nombre de pila junto con el primer o segundo apellido, como Nacho Vegas, Quique González o Woody Guthrie. Sin embargo, las principales excepciones que sí cambiaron su nombre hacia uno más artístico han conseguido posicionarse más concretamente en otro determinado género, Elton John y Bob Dylan con el Pop y el Folk respectivamente son ejemplos clarividentes.

Por lo cual, el nombre con el que nos representamos será crucial para conseguir llegar a nuestro público concreto y que se nos relacione con una corriente o estilo musical evocando una sensación o manera de desenvolverse mediante la música.

¿O acaso no te irías a surfear con The Beach Boys o pasar una noche de Rock n’ roll con KISS?

Si ya tienes en marcha tu proyecto musical piensa que nunca es tarde para rectificar y adoptar una posible alternativa que defina mejor el mensaje que quieres transmitir, algunos grupos que lo hicieron y te sorprenderán:

Nirvana: en un principio el grupo se llamaba Pen Cap Chew.

The Who: comenzaron bajo el nombre de The Detours.

Led Zeppelin: a raíz del anterior grupo de Jimmy Page, el nombre original era The New Yardbirds.

The Beatles: con un historial más amplio con anteriores nombre como The Quarrymen o Johnny and the Moondogs.

 

  1. No pases por alto colaboraciones

La necesidad de conectar ideas para renovar el estilo, además de aprovechar sinergias, hace que las posibilidades de colaborar con artistas sean muy amplias y más en un sector como el de la música. El propósito puede ser ampliar tu visibilidad en otros estilos diferentes al tuyo, ganar credibilidad grabando con alguien reputado en tu mismo género o simplemente obtener una colaboración recíproca con la que obtengas beneficio en tu próximo trabajo.

Charles Bradley es un cantante que se dedicaba a hacer imitaciones de James Brown, su ídolo desde la niñez. Decidió trabajar para Daptone Records dentro de esta faceta de imitar al mítico showman y fue ayudando a construir un nuevo estudio para la discográfica donde conoció a Tom Brenneck de la Menahan Street Band, grupo con el que empezó a desarrollar su estilo personal para editar conjuntamente su primer álbum (No time for dreaming, 2011) que les ha valido a ambas partes el reconocimiento a nivel mundial.

  1.  Tácticas cruzadas

Aunque pueda resultar irracional en primera instancia, juntar estilos de música, vestimenta o forma de actuar puede terminar suponiendo una ampliación demográfica del público al que te diriges y definir un sonido propio y universal.

Uno de los predecesores en este sentido es Elvis Presley. Siendo de Mississippi, empezó a moverse en la escena country y góspel para ir introduciéndose poco a poco en la categoría de rockabilly y terminar ocupando el puesto de “Rey del Rock n’ Roll”. Es este toque distintivo de Mississippi mezclado con el resto de géneros lo que le hizo tener éxito en cada género.

Los fans rara vez se distinguen por escuchar solamente un tipo de música, romper con un sonido que junte estilos o características manteniendo un cierto equilibrio puede darte esa personalidad además de conseguir una mayor audiencia.

Estos son algunos ejemplos de concretas pero efectivas técnicas para generar imagen de marca, puede no resultar hoy en día por las circunstancias y el panorama musical, pero llegará un momento clave dentro de cada subtipo de género, como es el caso del que hablábamos de Charles Bradley con música fuertemente influenciada por James Brown y sin éxito hasta el 2011 con 62 años de edad.

¿Te gustó el artículo?
1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (2 Votos, Promedio: 4,50 de 5)
Cargando…

Sobre el autor

Mario Hernández

Músico autodidacta y estudiante de Administración y dirección de empresas buscando nuevas posibles vías dentro de la industria musical. Actualmente comenzando un proyecto de composición musical para medios audiovisuales al mismo tiempo que trabajando en proyectos personales.

Dejar un comentario