Marketing Tecnología

Startups Musicales y el Nuevo Momento Myspace

myspace startups musicales
Escrito por Raul Clemente

Un vacío emergente marca una nueva oportunidad para la innovación en la música digital. Muchos emprendedores se encuentran en la búsqueda del nuevo momento Myspace.

Hace seis años, la gente en el negocio de la música estaba desesperada para que surgiera otro Myspace. El sitio había sido un rayo de esperanza, pero cuando se derrumbó, la música en línea estaba dispersa en un ecosistema inmaduro de startups en rápido crecimiento como Soundcloud, Bandcamp, Facebook, Spotify, y muchos otros que finalmente fueron adquiridos o perecieron y se olvidaron.

Lo más cercano que llegaremos a un “próximo Myspace” será una red de música o una red social que logre reunir, organizar e integrar los fragmentos de manera espectacular.


Te puede interesar:


Definición del momento Myspace

Vamos a llamar un momento Myspace, no cuando todo iba bien para Myspace: sino cuando el declive. La gente empezó a reemplazar a los reproductores de música de Myspace, que eran desastrosos, por los bellos reproductores de Soundcloud. La gente comenzó a mover gran parte de su vida social a Facebook (para amigos) y Twitter (para conectarse con extraños). Hasta entonces, la red social predominante había sido impulsada por la música: las personas, especialmente los adolescentes, expresaban sus identidades haciendo listas largas de bandas que les gustaban.

De las cenizas de Myspace, que nunca logró recuperarse, surgió un nuevo ecosistema de startups musicales. Han logrado que los artistas se conecten fácilmente con sus fans, que se les pague por la reproducción online, que los fans sepan de los nuevos programas y que puedan dirigirse específicamente a las personas con anuncios.

Ese momento, ese vacío, fue una gran oportunidad y muchas empresas se beneficiaron de ella.

Ese momento está aquí una vez más.

El nuevo momento Myspace

Hay dos factores principales que contribuyen a un nuevo vacío emergente para que los emprendedores den el salto. Uno tiene que ver con los ciclos de vida de adopción de productos, que voy a explicar a continuación. El otro tiene que ver con la posición importante que Soundcloud afirmó en el ecosistema de la música online.

Soundcloud se acercó a ser el “próximo MySpace”. Y bueno… Digamos que no está exenta de problemas. Después de años de presión legal para abordar el problema de las obras que se suben al servicio sin el permiso de los titulares de los derechos, se vieron obligados a adoptar un modelo de servicio que no tiene sentido para Soundcloud. La típica suscripción de $10 al mes no tiene ningún sentido. La gente está en Soundcloud para escuchar contenido fresco, mixtapes, remixes, cosas inéditas: las cosas que no estarán en Spotify por semanas o meses (o nunca!). ¿Por qué inyectar el catálogo con música de personas fallecidas hace mucho tiempo?

Ha habido informes de que Soundcloud consideraría cualquier oferta más alta que la cantidad total de dinero invertido en la compañía hasta la fecha. Eso no es una buena señal. El camino en el que han sido forzados es una calle sin salida, y el único juego final es una adquisición rápida.

No creo que Soundcloud muera, pero es difícil para la compañía centrarse en lo que siempre han sido buenos. Ahora que han sido forzados en el modelo de Spotify, éstos son los tipos de métricas que van a importar. Números de suscriptores, conversión, retención. Por lo que puede causar problemas el hacer un trabajo tan bueno para la audiencia a la que tradicionalmente han servido tan bien. (Pequeña nota: Me encanta Soundcloud, y la gente de allí: ¡demuestra que estoy equivocado!)

Esto deja un vacío.

A este vacío se le suma el hecho de que Spotify (y otros servicios de streaming) están buscando más allá de los primeros usuarios. Para entender el fenómeno hay que echar un vistazo al siguiente gráfico:

Product Life Cycle & Innovation Adoption Curve

La parte superior del gráfico detalla el ciclo de vida del producto. La parte inferior explica el tipo de público al que se dirige durante los pasos de ese ciclo de vida (ciclo de vida de adopción de la tecnología). Como todos hemos notado de la prensa jubilosa sobre los informes de la expansión de streaming, estamos en la parte de crecimiento del ciclo. Esto significa que los servicios como Spotify y Apple Music tienen que ser realmente buenos en la focalización de consumidores tempranos y tardíos.

Si estás leyendo esto, estás en el segmento de innovador o early adopter. Las startups comienzan típicamente apuntando a estos segmentos. Así que cuando Spotify pasa a Early Adopters, deja espacio para que las nuevas startups apunten y den mejor servicio a estos tipos de usuarios.

Rellenando el nuevo vacío

¿Qué pasa entonces? Bueno, vamos a llegar a la siguiente fase del ecosistema de la música digital, que es móvil, y coquetea con la realidad aumentada, VR, y la inteligencia artificial. Es probable que los early adopters sigan pagando por sus suscripciones a Spotify, ya que es una conveniencia demasiado grande para darse por vencido, así que los emprendedores tendrán que encontrar formas de monetizar nuevos comportamientos.

Ahora es un buen momento para mirar problemas muy específicos en la música. No trates de construir el siguiente Spotify o el siguiente Soundcloud. Durante un tiempo, todo el mundo estaba tratando de construir el próximo MySpace, y todas esas startups están muertas ahora. En su lugar, toma un problema específico, investiga, construye una solución para alguien, prueba, prueba de nuevo para un grupo más amplio, y si funciona: dobla la apuesta y amplía.

 

Recibe nuestra Newsletter
Recibe en tu email todo sobre Promoción Musical
Suscríbete y llévate nuestro Welcome Pack con 5 ebooks imprescindibles para impulsar tu proyecto musical
Recibe en tu email todo sobre Promoción Musical
Suscríbete y llévate nuestro Welcome Pack con 5 ebooks imprescindibles para impulsar tu proyecto musical
¿Te gustó el artículo?
1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (1 Votos, Promedio: 5,00 de 5)
Cargando…

Sobre el autor

Raul Clemente

Músico, técnico de sonido, realizador de audiovisuales y postgraduado en Gestión Empresarial de la Música.

Dejar un comentario