Investigación Tecnología

Saltarse Canciones: Análisis de Hábitos de Escucha de Música en Streaming

Saltarse Canciones: Análisis de Hábitos de Escucha de Música en Streaming

En aquellos tiempos, en los que escuchábamos música en LPs, la experiencia auditiva era muy diferente a como es hoy en día. En primer lugar, si no te gustaba la canción que estaba sonando, tenías que levantarte de tu silla, caminar hacia el tocadiscos, levantar cuidadosamente el brazo de lectura y avanzar la aguja del tocadiscos hacia la siguiente canción. Esto significaba mucho trabajo para evitar tres minutos de música que no te apetecía escuchar. Tendrías que verdaderamente detestar una canción para que valiera la pena saltarla.

Hoy en día, con nuestros lujosos iPhones y nuestros servicios de streaming digital de música por suscripción, saltarse una canción no podría ser más fácil. Sólo pulsa un botón y ya estás en la siguiente canción. El botón para saltar canciones es ahora una gran parte de la experiencia general de escuchar música. ¿No te gusta una canción? Sáltala. ¿Nunca has escuchado esa canción? Sáltala. ¿Acabas de escuchar una canción? Sáltala. Esta opción incluso juega un papel importante en la forma en la cual pagamos por escuchar música. Para la mayoría de los servicios de suscripción, si quieres tener la libertad de saltarte una canción cuando quieras, tendrás que ser un suscriptor Premium, en caso contrario, estarás limitado a solamente poder omitir aproximadamente media docena de canciones por hora.


Artículos recomendados:


Estoy interesado en cómo la gente utiliza el botón de saltarse canciones al momento de escuchar música, así que invertí un poco de tiempo para investigar de forma más detallada los datos relacionados con este asunto. Este y la siguiente o siguientes publicaciones en el blog se tratarán sobre el comportamiento de los oyentes de música con respecto a la acción de saltarse canciones. Daremos un vistazo a la frecuencia con la cual la gente omite canciones, determinaremos si la demografía de los diferentes oyentes posee diferentes comportamientos, qué artistas y cuáles géneros tienen la mayor probabilidad de causar que los oyentes salten sus canciones, ¡y mucho más!

Los Datos

Esta es una primera investigación profunda sobre los datos de Spotify realizada por Paul Lamere. El equipo de Spotify ha creado una infraestructura gigante de datos, lo cual hace más fácil la acción de extraer conocimientos de los miles de millones de streams de música. Para este estudio, el amigo Paul procesó varios miles de millones de reproducciones de muchos millones de oyentes únicos alrededor del mundo.

¿Qué significa “saltar”?

Para este estudio, definió “saltar” como el momento en el cual el oyente abandona una canción antes de que ésta termine. Esto puede ser debido a que el oyente presiona explícitamente el botón para saltar, o debido a que realizaron una búsqueda y reprodujeron otra canción antes de que la canción actual terminara, o porque los oyentes seleccionaron una canción diferente en la lista de reproducción. Sin importar la razón que sea, si el oyente no llegó hasta el final de la canción, entonces, lo que se ha llamado un “salto”.

¿Con qué frecuencia la gente se salta canciones?

La primera y más básica pregunta por responder es: ¿Con qué frecuencia la gente se salta canciones? Tomando en cuenta que saltarse una canción es tan fácil y que estos saltos juegan un gran papel en nuestra experiencia auditiva. La respuesta es: ¡muy frecuentemente!

A continuación se presentan los números frutos de la investigación de Lamere. Primeramente, se echará un vistazo a la frecuencia con que una canción es saltada durante los primeros 5 segundos de su reproducción. A esto se le ha llamado “saltos rápidos”. La probabilidad de que una canción sea saltada durante los primeros 5 segundos, representa un asombroso porcentaje del 24.14%. Casi un cuarto de todas las reproducciones de canciones son abandonadas en los primeros 5 segundos. La probabilidad de que una canción sea saltada durante los primeros 30 segundos incrementa a un 35.05%. La posibilidad de que una canción sea saltada antes de que termine, representa un enorme porcentaje de 48.6%. Si, los pronósticos son un poco mejor que una probabilidad 50/50 de que una canción sea escuchada desde el comienzo hasta el final.

Probabilidad de saltar una canción en relación al tiempo de reproducción:

  • Los primeros 5 segundos :24.14 %
  • Los primeros 10 segundos: 28.97 %
  • Los primeros 30 segundos: 35.05 %
  • Antes de que la canción termine: 48.6 %

El siguiente gráfico muestra el comportamiento promedio de salto para millones de oyentes y para miles de millones de reproducciones. El gráfico muestra un abandono elevado de canciones por parte de los oyentes durante la primera parte de la canción, momento en el cual la mayoría de los oyentes están decidiendo si omitirla o no. Luego, se presenta una caída lenta pero estable en la cantidad de oyentes hasta alcanzar el final de la canción, momento en el cual tan solo un 50% de los oyentes se mantienen escuchando.

El próximo gráfico muestra el comportamiento promedio de salto durante los primeros 60 segundos de una canción. Se muestra que la mayoría de los saltos ocurren durante los primeros 20 segundos de la canción, aproximadamente, y luego hay una tasa de salto relativamente pequeña pero al mismo tiempo estable.

También podemos calcular una tasa de salto general por oyente – esto es, el número promedio de las veces que un oyente saltó una canción por hora.

Promedio de oyentes/saltos por hora: 14,65

En promedio, un oyente se está saltando una canción una vez cada 4 minutos. Esta es una gran cantidad de saltos.

¿Quién está realizando todos estos saltos?

¿Será que distintos tipos de oyentes saltan música a diferentes tasas? Echemos un vistazo.

Según el Género:

  • Tasa de saltos de oyentes masculinos: 44.75%
  • Tasa de saltos de oyentes femeninos: 45.23%

Según la Plataforma:

  • Tasa de saltos en computadoras de escritorio: 40.1%
  • Tasa de saltos en móviles: 51.1%

Cuando estamos en nuestras computadoras de escritorio, tendemos a mantenernos largas horas escuchando música y a saltar menos canciones, mientras que cuando estamos en nuestros teléfonos celulares, pasamos mucho más tiempo interactuando con nuestra música.

Por edad:

Este gráfico muestra la tasa de saltos en función de la edad del oyente. Muestra que los adolescentes jóvenes tienen la mayor tasa de saltos – por encima del 50%, pero a medida que el oyente va envejeciendo, la tasa de saltos disminuye dramáticamente, hasta alcanzar el punto más bajo, el cual es del 35% aproximadamente.

Es interesante el hecho que estas tasas aumentan otra vez para las personas que se encuentran al final de sus 40 años de edad y al comienzo de sus 50. Y el autor ha elaborado un par de teorías con respecto a qué se debe esto. La primera teoría indica que la tasa de saltos es un indicio sobre cuánto tiempo libre tiene una persona. Los adolescentes realizan estos saltos de forma más frecuente porque ellos tienen más tiempo para dedicarse a editar su biblioteca musical, mientras que aquellos que se encuentran a mediados de sus 30 años de edad, quienes tienen niños pequeños y trabajos exigentes, no tienen tiempo para prestarle atención a sus reproductores de música. La segunda teoría, sugerida por el analista de  Spotify Chris Tynan, indica que el resurgimiento de las personas que están a finales de sus cuarenta años está causado por los adolescentes que utilizan la cuenta de sus padres.

¿Cuándo la gente realiza mayores saltos?

El siguiente gráfico muestra el comportamiento de los saltos durante un periodo de 24 horas. Para generar este gráfico, Paul analizó el comportamiento de escucha de los residentes del Reino Unido (los cuales están convenientemente limitados a un mismo huso horario) durante varias semanas.

El gráfico muestra que la tasa de saltos se encuentra en su punto más bajo cuando la gente le está prestando menos atención a la música – como cuando están durmiendo, o cuando están en el trabajo. El comportamiento de los saltos incrementa pronunciadamente en horas de la mañana, cuando la gente va empezando su día y comienzan a encaminarse a su trabajo, y nuevamente al final del día cuando están en casa o cuando salen a socializar con sus amigos. El gráfico muestra el momento del día en el cual la gente tiende a prestar mayor atención a dedicarse a organizar manualmente su biblioteca musical. Cuando están durmiendo o trabajando, su tasa de saltos disminuye.

En el siguiente gráfico, a continuación, la tasa de saltos se superpone con las reproducciones normalizadas de canciones. Es interesante ver que las tasas más altas de saltos no coinciden con el punto más alto que alcanzan las reproducciones de música en ciertos momentos del día, sino que de forma contraria, está alineado con los momentos del día en los cuales la tasa del cambio de canciones llega al punto máximo.

Comportamiento de los saltos según los días de la semana

El siguiente gráfico muestra el promedio de la tasa de saltos según el día de la semana. Esta tasa es más alta durante los fines de semana, mostrando una vez más que cuando la gente tiene más tiempo libre, están más aptos a organizar sus sesiones auditivas al saltarse canciones.

Conclusión principal

Los saltos realmente han cambiado la forma en la cual escuchábamos música. Juega un papel significativo en la manera como interactuamos con nuestra biblioteca musical. Cuando estamos más dedicados a nuestra música – saltamos más canciones, y cuando la música está de fondo, como cuando estamos trabajando o relajándonos, saltamos menos canciones. Cuando tenemos más tiempo libre, como cuando somos jóvenes, o durante los fines de semana, o cuanto estamos en nuestras casas despues de un día de trabajo, saltamos más. Ahí es cuando tenemos más tiempo de prestarle atención a nuestra música. La gran sorpresa es la enorme frecuencia con las que saltamos canciones. En promedio, nos saltamos casi cualquier canción que reproducimos.

Saltarse las canciones se ha convertido en un aspecto importante relacionado con la forma en la cual escuchamos música. No es entonces ninguna sorpresa, que un “salto ilimitado” sea una opción utilizada para tentar a las personas para que se actualicen a una cuenta Premium de pago. Puede que esta sea una de las razones por las cuales la gente se cambiaría de un servicio que no ofrece saltos ilimitados, ni siquiera para las cuentas Premium, a otro servicio que sí lo ofrezca.


Fuente: musicmachinery.com
c8212c35f2ae86cdd1a20a9ab5a5dc374ce294cc923a6a66d4

Recibe nuestra Newsletter
Recibe en tu email todo sobre Promoción Musical
Suscríbete y llévate nuestro Welcome Pack con 5 ebooks imprescindibles para impulsar tu proyecto musical
Recibe en tu email todo sobre Promoción Musical
Suscríbete y llévate nuestro Welcome Pack con 5 ebooks imprescindibles para impulsar tu proyecto musical
¿Te gustó el artículo?
1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (2 Votos, Promedio: 4,50 de 5)
Cargando…

Sobre el autor

PromocionMusical.es

Todo sobre promoción, autogestión y emprendimiento musical donde encontrarás artículos sobre marketing, social media, informes, infografías, propiedad intelectual, salud y mucho más.

Dejar un comentario