imb-mktng-2020-22-pmes-web-robapaginas-v1
Management

Toma de decisiones inteligentes para artistas. Prioridades

toma de decisiones, priorizar, management
Escrito por José Luis López

La cantidad de información que recibimos a diario aumenta exponencialmente. Preferiría no mencionar números porque cambian constatement de una forma increíble. Sin embargo, lo que no cambia es la necesidad de filtrar y de priorizar. Vamos a comentar algunas ideas de cómo podemos gestionar tales decisiones:

Fijar prioridades consiste en filtrar lo que tienes.

Después de aclarar esta visión e intenciones, mi primera actividad y el inmediato curso de acción fue: las decisiones y acciones que contribuyen directamente a ambas cosas, a mi visión y a mis intenciones.

Esto garantiza tu felicidad cada día, el progreso hacia la materialización de tu sueño y contribuye al equilibrio del universo.

La segunda actividad: las decisiones relacionadas con tareas que me acercan a los objetivos de largo plazo. Hay actividades que tienen que hacerse diariamente, para seguir en funcionamiento y alcanzar objetivos. En realidad, si se hace correctamente no debería llamarse “tomar decisiones”, porque se hace sin problemas, de una forma automática y sin resistencia (es lo que se llama hábitos).

Finalmente, las decisiones relacionadas con “condimentar tu vida”: cada decisión debería ser una iniciativa divertida que no causa estrés. La mayoría de nuestras decisiones diarias no impactan en el resultado final tanto como creemos que lo hacen, ya que la vida filtra los errores como una esponja filtra el agua. ¿Te has planteado tomar una decisión alternativa solo para cambiar la ruta de las cosas y la diversidad por defecto?. La vida es un juego y una exploración: lo exploramos más a fondo a través de las decisiones.

La noción de “urgencia” es subjetiva muy frecuentemente y depende de varias condiciones alrededor nuestro.

Normalmente, sentimos la urgencia debido a una mala planificación de nuestra parte. Solo para poner a prueba esta afirmación, la próxima vez que vas hacer algo porque es “urgente”, piensa en las siguientes preguntas: “¿es urgente porque alguien me lo ha dicho o porque personalmente lo valoro como tal?”

Sé escéptico cuando la gente etiquete las oportunidades como “de una vez en la vida”; la mayoría de las veces no lo son (pero es un buen truco de marketing para que hagas algo).

“Si no lo hago, ¿afectará a mis prioridades inmediatas? ¿Puedo evitar hacerla totalmente?”

Si una urgencia se puede evitar, evítala. “Si yo he planificado mis acciones adecuadamente, ¿seguirían siendo urgentes? Si tuviera tiempo suficiente, ¿haría las cosas de la misma manera?” Si es así, ve a por ello. Si no, deja pasar la oportunidad por esta vez: está muy claro que harás una actuación pobre y que la oportunidad, a pesar de la creencia común, reaparecerá pronto.

Da un paso hacia atrás y mira lo que puedes aprender, pero la próxima vez ve a por ello. Deberías pensar en los consejos de asesoramiento como reglas de oro, pero no tan determinantes como tu decisión final. Busca una lección cada vez que hagas algo debido a la urgencia. La mayoría de las cosas realmente no son tan urgentes.

Piensa: si tienes que rescatar a tus seres queridos de un fuego, esa sería tu prioridad, no importa cuál. Tener una clara intención anunciada y una fuerte visión del resultado hace la toma de decisiones más fácil.

Sigue leyendo:

¿Te gustó el artículo?
1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (1 Votos, Promedio: 5,00 de 5)
Cargando...

Sobre el autor

José Luis López

CEO y Co-Founder de PromocionMusical.es
Consultor y formador independiente especializado en industria musical, mundo digital, autogestión y emprendedurismo.

Dejar un comentario