Legal

No es Censura, es Dignidad Cultural:  La Verdad sobre la Propuesta Directiva Derechos de Autor

Propuesta Directiva Derechos de Autor
Escrito por Nacho Alba

Este mes, se ha realizado la aprobación de la Directiva Europea de Derechos de Autor, eclipsada por la presión, que todavía nos queda, del temido Reglamento Europeo de Protección de Datos.

Se trata de una decisión de vital importancia para el mundo virtual, poniéndose en cuestión todo contenido en la red con derecho de autor.

Aparte del intento de tasa Google que afectará sobre todo a editoriales, a la hora de agregar enlaces a noticias en una página web, debiendo pagar estar la tasa correspondiente; nos vamos a centrar en la llamada “censura de internet” de la modificación del articulo 13 de este texto legal.

Son muchos los artículos en contra, opiniones, bulos, e incluso webs dedicadas a la recogida de firmas que la rechazan, sin embargo, poca de esta información está contrastada acorde a la legalidad.

¿De hecho, nos acordamos del cierre en España e Italia de Wikipedia durante varias horas?, la Asesoría Jurídica de Wikipedia debería hacérselo ver, ya que la propuesta de Directiva no afecta al derecho a enlazar, ni al derecho de cita o referencia bibliográfica, ni por supuesto a una plataforma sin ánimo de lucro.

¿Cuántos de nosotros no hemos subido un vídeo de un concierto a nuestras redes sociales? ¿o cuántos no compartido con nuestros amigos memes de series famosas?

No se preocupen, todo esto, aunque con serias dudas legales sobre su uso; solo serán los magnates de internet, que obtienen grandes beneficios por compartir obras con derecho de autor, a las que les corresponderá gestionar, limitar, y controlar estos contenidos.

Desde la normativa, muchos de los contrarios a esta Directiva parecen que no se han parado a leer los famosos “Límites” de la Ley de Propiedad Intelectual, quedando amparados en él: los “memes” legalmente como parodias, los links que adjuntamos en nuestros perfiles, como derecho de cita, o los vídeos de conciertos que subimos a nuestra redes sociales, como un “uso inocuo”; ya que si no obtenemos un beneficio económico del mismo,  no causarían un perjuicio a los intereses legítimos del autor.

Por ende, debemos de empezar a crear una cultura de valor y compresión al derecho de autor; músicos, escritores, directores de cine, fotógrafos, reciben de plataformas como YouTube, Google, o Facebook la ínfima parte de las ganancias que estos gigantes digitales obtienen gracias al trabajo de los artistas.

¿Te gustó el artículo?
1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (1 Votos, Promedio: 5,00 de 5)
Cargando…

Sobre el autor

Nacho Alba

Abogado Propiedad Intelectual especializado en la Industria Musical

Dejar un comentario