Casos Marketing

Marketing musical. Aprende de los grandes: David Bowie

david bowie the next day
Escrito por Estefanía Garcia

La música ha recorrido un largo camino desde la legendaria aparición de David Bowie en Top of the Pops en 1972, donde llegó pisando fuerte con una de las canciones más pegadizas que se puedan oír, ‘Starman’. Sí, las cosas han cambiado bastante. Hemos (casi) abolido la música “física”; hemos cerramos HMV; y regalamos música gratis no por contribuir al placer de la gente, sino para construir bases de datos.

Sin embargo, en medio de todos estos acontecimientos tristes, con el sorpresivo anuncio del lanzamiento del nuevo álbum ‘The Next Day’, Mr Bowie ha logrado hacer una remontada que parece casi tan arrolladora como su aparición del ‘72. Y hay una barbaridad de cosas que los jóvenes mequetrefes musicales de hoy en día pueden aprender de él; sigue leyendo para tomar algunas lecciones del todavía “still-quite-thin”, a sus 66 años de edad.

  1. EL SILENCIO ES ORO

En esta era de la comunicación instantánea de Twitter, Facebook, Pinterest, Linkedin entre otras, es increíblemente tentador para las bandas y artistas de hoy en día decir cualquier cosa en redes cada cinco minutos. Ya sea constantemente implorando a la gente que compren su último álbum o haciendo que sus fans de Facebook sepan que han comido hoy, bandas – tanto establecidas como independientes – nunca parecen callarse (un pecado del que yo, mientras he llevado el sombrero de músico, también he sido culpable)

Comparemos esto con Bowie, que se mantuvo totalmente mudo durante 10 años en relación a lo que estaba haciendo musicalmente, lo que significa que cuando en realidad tenía algo importante que decir (‘hola chicos, tengo un nuevo album’) fue dicho con máximo impacto. Ahora es cierto que la mayoría de los artistas no son leyendas del rock como Bowie y simplemente estar en silencio largo tiempo y de repente emitir un comunicado de prensa no va a sorprender al mundo de la música a la misma medida que vuelta de Bowie. Sin embargo, todavía hay una enorme cantidad de cosas que decir sobre el “menos es más” a la hora de comunicar noticias; y, como se mencionó anteriormente en este blog un poco de enigma de vez en cuando puede hacer bien.

La clave a tener en cuenta es el uso de ese nuevo arsenal de herramientas de medios sociales con criterio. Asegúrate de que cada actualización de estado es realmente interesante; no azotes a tu lista de correos con boletines electrónicos cada semana; y sólo envía comunicados de prensa a los periodistas y bloggers si hay una necesidad absoluta de ello. La forma en que Bowie anunció el lanzamiento de su nuevo álbum fue un ejemplo clásico de la calidad de las comunicaciones que superó la cantidad; y te darás cuenta de que en su primer mensaje sobre su música en 10 años más o menos, no mencionó que tenía un pollo para comer.

  1. ESTAR A LA ALTURA DE LAS EXPECTATIVAS

Todavía no he perdonado a la comunidad internacional de críticos de rock por persuadirme de comprar una copia del álbum de Oasis ‘Be Here Now’ de 1997, así que no estoy dispuesto a quedarme con su conclusión unánime de que el nuevo álbum de Bowie es tan bueno como ‘Ziggy Stardust’ o lo que sea. Sin embargo, incluso después de sólo un par de escucha, está claro que hay algunas canciones muy fuertes en el álbum – es bastante evidente que Bowie ha hecho lo suficiente para (en gran parte) estar a la altura de las expectativas que el dramático anuncio de la existencia del disco ha generado.

Una vez más, pocas (si las hay) bandas alguna vez se encuentran en una situación en la que su próximo lanzamiento va acompañado de tantas expectativas como ‘The Next Day’, pero, no obstante, algunos artistas que aún tienen que sacar algo se encontrarán en una posición en la que comienzan a conseguir la atención de algunas personas interesantes (gente en Instagram con una ligera tendencia a abusar de las palabras “sutil” y “texturas” cuando se habla de música). La reacción natural es precipitarse con algo a medio cocinar. Esto es siempre un mal movimiento. Es mucho mejor esperar tu momento y concentrarse en hacer el álbum más fuerte que puedas en lugar de lanzar algo que no puede cumplir con las expectativas. Nada ofende más a un músico que una grabación mediocre que le haga parecer un poco tonto. Y, si se trata de un álbum mediocre, al fanático de la música promedio no le va a gustar de todos modos.

  1. TRABAJA CON PERSONAS INTERESANTES

La mayoría de las bandas de hoy en días tienen un ordenador portátil y una copia de Pro Tools o Logic, lo que significa (en teoría) que tienen lo último en material de estudio a su disposición. Tener un estudio tan a mano muchas veces le hace pensar a las bandas que pueden hacerlo todo ellos mismos sin la participación de los productores, arreglistas e ingenieros (las consecuencias financieras contratar a estos profesionales también los saca de la ecuación). Pero trabajar con buenos profesionales puede hacer maravillas, de dos formas: en primer lugar, puede mejorar significativamente la calidad de los resultados, y en segundo lugar, si el productor/mix engineer etc. tiene un ‘nombre’, esto puede añadir un pizca de reconocimiento al proyecto y ayuda a generar interés a su alrededor. La elección de Bowie de trabajar de nuevo con la leyenda Tony Visconti, ciertamente, no daña este comunicado; ni conseguir que Tilda Swinton participe en el video ‘The Stars Are Out Tonight’; o haciendo que el héroe de la guitarra Earl Slick, colaborador desde hace mucho tiempo se refleje de nuevo en sus canciones.

Tu banda puede que no sea capaz de obtener estos perfiles fácilmente – pero eso no debe hacer que dejes de intentar que personas con talento contribuyan. Incluso conseguir un ingeniero de sonido decente puede hacer que tu álbum se distancie de los amateurs y transformarlo en algo que, al menos a nivel sonido, puede luchar en calidad/precio a ‘The Next Day’.

  1. ESCRIBE/GRABA SIGNIFICATIVAMENTE MÁS DE LO QUE PRESENTES

Siempre he creído que mientras la hacer música implica una gran cantidad de arte, habilidad, esfuerzo y así sucesivamente, a veces simplemente tienes suerte y una buena canción aparecer de la nada (Yesterday de McCartney podría ser buen ejemplo de ello – él simplemente se despertó un día con ella en la cabeza). En pocas palabras, cuanto más escriba, mayores serán las probabilidades de llegar a ser de este tipo de casualidad musical apareciendo y abofeteándote la cara (tal vez esto se deba a que cuanta más práctica en algo, en general, te haces mejor en ello).

Ahora, si hay que creer a los buenos contribuyentes en Wikipedia, Bowie grabó 29 canciones para este álbum – pero ¿cuántas canciones sacó? 14: menos de la mitad. Si el método de “grabar más de lo necesario” es suficientemente bueno para Bowie, te sugiero que investigues este enfoque también. O piensa en él como un argumento a favor de la edición de tu álbum: trata de hacer que todos los temas sean hits, sin relleno. Esto siempre ha sido un sabio (y obvio) consejo, pero en una era donde la gente puede descargar las pistas individuales de un álbum y omitir las cosas de poco fiar, no tiene sentido poner temas sin valor en tu disco.

¿PUEDE BOWIE APRENDER ALGO DE LAS BANDAS DE HOY EN DÍA?

Por último, creo que hay algo que Bowie podría aprender de nosotros, musas ‘modernas’. Francamente, necesita mejorar su sitio web, que es en la actualidad más un folleto que una herramienta para la venta de música. Hay tres cosas sencillas que podía hacer para que sea mejor:

  • Captura datos a cambio de canciones (Dave, piensa en la base de datos tan enorme que podrías haber conseguido simplemente regalando una descarga de ‘Where are we now?’ A cambio de una dirección de correo electrónico)
  • Añadir unos iconos de redes sociales – un par de seguidores de Facebook no pueden hacer daño.
  • Añadir un blog: nada genera mayor repetición de visitas a la página web de un artista conocido como una entrada en el blog escrito de su propio puño.

Tal vez Bowie y / o su equipo consideran que el empleo de las anterior tácticas le haría menos misterioso (la forma en que se envuelve a sí mismo en el misterio es por supuesto una parte permanente de su atractivo); o tal vez simplemente no contrató a alguien que lo tuviera en cuenta para construir su sitio web. Tal vez, simplemente no necesitas una base de datos o incluso un sitio web cuando tu single suena en Radio 2 cada 5 minutos.

De todos modos, ¿quién soy yo para decirle Bowie cómo hacer las cosas? Ha protagonizado una notable re-entrada en la industria de la música y ha enseñado a otros músicos – una vez más – cómo se hace. Tanto es así que ahora estoy preparado para planear mi propio regreso. Mis fans estarán muy emocionados. (Me refiero a ti, mamá.)

 

Texto original de Chris Singleton.

Traducido y adaptado por Estefania García

http://www.prescriptionmusicpruk.com/the-prescription/2013/3/7/four-things-todays-bands-can-learn-from-david-bowies-comebac.html

¿Te gustó el artículo?
1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (1 Votos, Promedio: 5,00 de 5)
Cargando...

Sobre el autor

Estefanía Garcia

Consultor & Project Uptimizer
Singer & Manager @ [IN MUTE]
Editor @ Uptimizate - LaEstadea.com

Dejar un comentario