Investigación

Investigación Industria Musical. Música en vivo, fans y marcas

música en vivo y marcas
Escrito por José Luis López

Una reciente investigación llevada a cabo por GroupM ESP revela que la música, las canciones, los hits, etc. se erige como el medio más importante en la vida de las personas. Lo que apunta a que la relación de las marcas con su público a través de la música en vivo va a suponer una oportunidad sin precedentes.

Los eventos en vivo, las redes sociales y los medios digitales juegan un papel importante en las experiencias de los consumidores y la preferencia de marca

El futuro es alentador para las marcas que sintonizan con las asociaciones de música en vivo. De acuerdo con la investigación presentada por  GroupM Entertainment & Sports Partnerships (ESP) y dirigida por GroupM Next, revela que una de cada tres personas que asistió a un concierto en los últimos 12 meses recuerdan a la marca partner del último evento en vivo al que asistieron.

La música es el medio de comunicación más importante en la vida de las personas, el estudio muestra el compromiso que se obtiene viendo la televisión, leyendo, en medios sociales, yendo al cine y otros medios de comunicación. La asociaciones con música es también más propensa a aumentar los sentimientos positivos y la propensión de un consumidor para la compra de una marca, ocupando un 27% más alto que las entregas de premios, un 15% más que un evento deportivo, y un 14% más alto que un programa de televisión. Lo que apunta a que de los presupuesto de la empresas en publicidad, deben tener en cuenta la asociación con la música.

Resultados significativos en la presente investigación son:

– Los eventos en vivo junto con los medios sociales, crean magia. Los medios sociales son el nuevo boca-a-boca en la música. Para las personas de 35 años y más jóvenes, los medios de comunicación social es la forma más probable a través de la cual hayan oído hablar de un evento en vivo. Así, mientras que el 49% de todos los asistentes al concierto indican que recibieron información sobre el último concierto o un festival a través del boca-a-boca, el continuo e irreversible proceso de cambio en el que nos encontramos pivota hacia la influencia de factores sociales. “Vamos a hacernos un selfie”, está ahora tan presente como ¿nos tomamos una copa?” de igual modo que apareceran por redes sociales comentarios sobre música, compartir sus fotos, videos y experiencias.

-YouTube ocupa un nicho interesante en la escena musical actual. Escuchar música en YouTube está a la par con canales de streaming como Pandora o Spotify. Entre los 18 a 24 años de edad, el 48% escucha música en YouTube a diario. Por otra parte, apenas por debajo del 50%  entre el grupo de edad que escuchan servicios de radio por Internet y streaming a diario. Del mismo modo, estos canales tienen casi la misma importancia en el descubrimiento de nuevos artistas, por su parte la radio online juega un papel significativo para el 57% de la demografía, YouTube, el 56%.

La música en vivo 2.0 está aquí por igual para los artistas, los fans y las marcas gracias a la tecnología. Acciones como tomar fotografías o vídeos con un teléfono se ha convertido en el segundo más popular engagement en un concierto o festival por detrás de la compra de alimentos y bebidas. El 52% de los asistentes al concierto también utilizan sus dispositivos móviles para buscar detalles sobre el concierto. En cuanto a la tecnología digital ha abierto un sin fin de opciones para las experiencias de eventos en vivo, más allá de los 4-5 tácticas de activación estándar normalmente llevadas a cabo por las marcas. Un 56% de los asistentes al concierto, dijo que pagarían más por una pulsera LED que se iluminase en sincronía con la música; un 50% dijo que pagaría un extra por una aplicación que les permitiese solicitar una canción para la banda para que la tocasen en vivo.

– Seguirá creciendo el potencial  de la asociación a través de eventos. Tras haber realizado un experimento de aleatorización de fijación de precios, las personas que asistieron a los conciertos en el último año revelaron que el valor fijado que pagarían por la descarga exclusiva de canciones sería de $ 2.60, más del doble del coste promedio de un descarga de canciones de iTunes.

– La música sigue abarcando a todas las generaciones y los consumidores están más hambrientos de experiencias musicales en vivo. El 93% de todas las personas escuchan música al menos semanalmente; el 71% lo hace a diario. El 50% de las personas encuestadas han estado en un show en vivo en los últimos 12 meses; entre los jóvenes de 18 a 24 años de edad, esta cifra se eleva al 68%.

De acuerdo con IEG, una compañía de propiedad de WPP que supervisa los gastos de patrocinio, 1430 millones dólares fueron gastados por las marcas sobre las asociaciones de música en 2014. Las asociaciones de música siguen creciendo año tras año, y han aumentado en más de un 33% desde 2010. Si bien está cifra es significativa, representa todavía sólo una fracción de los ingresos totales de la industria de la música y con todas estas señales que apuntan a un mercado preparado para un crecimiento significativo.

El poder de la música para las marcas y los fans es de un gran alcance. Al entender las motivaciones de los asistentes al concierto por la compra de entradas, lo que quieren durante el evento y su impacto posterior, todo encaja para que las asociaciones de música continúan ganando valor. Las marcas que puedan traducir estas ideas en inversiones estratégicas, estrechamente integradas y alineadas con los medios de comunicación van a conseguir un impulso más que relevante y notable en las relaciones de los clientes con las marcas.

 

(Texto traducido y adaptado por José Luis López de http://www.reuters.com/article/2015/02/02/ny-groupm-next-idUSnBw025022a+100+BSW20150202 )

¿Te gustó el artículo?
1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (1 Votos, Promedio: 5,00 de 5)
Cargando…

Sobre el autor

José Luis López

CEO y Co-Founder de PromocionMusical.es
Consultor y formador independiente especializado en industria musical, mundo digital, autogestión y emprendedurismo.

Dejar un comentario