Marketing

Industria Musical, Impacto de las Nuevas Tecnologías y  la Compra de Música

Industria Musical, Impacto de las Nuevas Tecnologías y  la Compra de Música

Las cifras muestran que los hábitos de consumo de música online son diversos y se extienden sobre diferentes tipos de servicios siendo además las más populares las plataformas de vídeo musical.

A nadie nos cogerá por sorpresa que casi el 60% de los consumidores en línea en todo el mundo vieron vídeos musicales en los últimos tres meses y que casi el 50% admite descargar música sin pagar por ella, aproximadamente el 18% pagó por descargar música, otro 8-10% paga por descargar un álbum entero.

Y que aproximadamente el 25% escucha música en streaming en sus computadoras, el 20% escucha streaming a través de su teléfono móvil.

Descargar o escuchar música sin pagar es la forma más común de consumir música en línea

Servicios de música online son:

  • Redes p2p
  • Tiendas de música online
  • Plataformas de vídeo
  • Servicios de suscripción
  • Música en la nube
  • Redes sociales
  • Dispositivos móviles

Durante las últimas dos décadas, la industria de la música pasó de un producto a un sector de servicios, en el que la música ya no se vende sólo en forma física en CD y DVD, sino que se produce cada vez más en forma digital, distribuida a través de Internet y consumida en numerosos dispositivos digitales, incluyendo reproductores de MP3, computadores y teléfonos inteligentes.

Como la digitalización permitió compartir fácilmente archivos de música, la distribución no autorizada de música a través de redes P2P ha crecido desde mediados de los noventa.

Esto, en combinación con el hecho de que la mayoría de la gente por entonces había sustituido su colección de vinilo por  CDs, causó la caída drástica de ventas de CD.

Además, un cambio en el presupuesto de medios de comunicación y entretenimiento de la música, por ejemplo hacia juegos y productos y servicios relacionados con las TIC, podría haber contribuido a la disminución de los ingresos de las ventas de música, especialmente entre los jóvenes.

Por último, aunque las ventas de música digital han crecido, hasta ahora no ha podido compensar la pérdida de ventas en música física.

Esto también se debe a que las descargas de música digital se pueden comprar por canción, lo que permite a las personas pagar menos que cuando todavía tenían que comprar el álbum completo (CD).

Después de una primera respuesta exclusivamente defensiva, incluyendo demandas legales contra propietarios de servidores de archivos compartidos y / o software, así como contra infractores individuales de derechos de autor, las compañías de música han adaptado lentamente sus estrategias y comenzado a experimentar con modelos comerciales para ventas y alquiler de equipos digitales  tanto mediante la concesión de licencias de su música a los proveedores de música en línea, así como mediante la participación en  el lanzamiento de estos servicios por sí mismos.

La mayoría de los intentos iniciales para desarrollar modelos viables fracasaron, pero en 2003 la tienda iTunes de Apple trajo una primera ruptura importante, ofreciendo una interfaz comprensible y fácil de usar y un precio estándar por descarga única.

Posteriormente siguieron nuevos servicios, algunos lanzados por nuevos actores del mercado, que lograron negociar licencias con las principales compañías de música para distribuir su música, otras desarrolladas por las propias compañías discográficas.

Muchos operadores de fuera de la industria de la música tradicional han entrado en el mercado de la música digital, como compañías de hardware y software (Apple, YouTube, Google), proveedores de telecomunicaciones y ISPs (Vodafone, Orange, Nokia) y tiendas online que ofrecen música en una variedad de modelos de negocio, incluyendo ventas individuales y de álbumes, servicios de suscripción y anuncios compatibles o combinaciones con suscripciones de servicios de televisión paga, Internet móvil y servicios en la nube.

De los tres principales flujos de ingresos de la industria, los mayores ingresos son aquéllos por ventas de música grabada, pero están disminuyendo.

Los ingresos provenientes de la edición musical y de las actuaciones en directo son mucho más pequeños pero continúan creciendo lo que nos mete de lleno en la transición hacia la música digital.

¿Te gustó el artículo?
1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (Aún no hay valoraciones)
Cargando…

Sobre el autor

PromocionMusical.es

Todo sobre promoción, autogestión y emprendimiento musical donde encontrarás artículos sobre marketing, social media, informes, infografías, propiedad intelectual, salud y mucho más.

Dejar un comentario