imb-mktng-2020-22-pmes-web-robapaginas-v1
Marketing Noticias

El Impacto del COVID-19 en el Streaming

coronavirus - musica en vivo

Una de las conclusiones lógicas sobre el impacto de COVID-19 es que el tiempo extra que las personas pasan en casa lo que resultará en un auge para el entretenimiento en el hogar.

Ya hay fuertes señales de que esto está sucediendo, con el aumento del uso de la TV, la visualización de noticias y Netflix, causando que el sector del entretenimiento esté teniendo tanto éxito que ha tenido que aceptar disminuir las transmisiones en Europa de HD a SD para reducir la saturación en las redes de banda ancha.

Entonces, la suposición natural sería que el streaming de música también esté experimentando el mismo efecto. El consenso es que no hay consenso. Los datos son mixtos. Hay signos de crecimiento, y hay signos de disminución.

¿Qué está pasando?

La respuesta está en cómo se ven las tendencias. Esta no es una dinámica que pueda entenderse adecuadamente observando tendencias macro; en su lugar, requiere un análisis de microtendencias.

Resulta que el coronavirus está creando diferentes respuestas de entretenimiento no solo en diferentes países, sino también entre diferentes segmentos de consumidores dentro de diversos países.

Impacto cultural

El primer factor a considerar es la cultura laboral y de entretenimiento de un país. Tomemos el ejemplo de Italia, que ha visto una disminución en los streams.

Italia es una cultura laboral muy formal, lo que significa que escuchar música en muchos lugares de trabajo no es un hábito. Por lo tanto, el traslado de un lugar a otro es la única parte de la jornada laboral en la cual los trabajadores pueden escuchar música vía streaming.

Todo esto, por supuesto, desapareció con COVID-19. Es posible pensar que, los trabajadores que trabajan desde casa, liberados de las limitaciones de un lugar de trabajo estricto, escucharían música durante el día. Algunos podrían, pero hay otros factores involucrados:

El streaming sigue siendo relativamente incipiente en Italia, por lo que los patrones de comportamiento no están bien establecidos. Simplemente no es tan natural para las personas escuchar música vía streaming en casa como lo es en los mercados donde las personas han estado escuchando música durante más tiempo. Muchos todavía tienen equipos de música que usan en casa.

Italia tiene una gran cultura de televisión lineal, por lo que es más probable que los trabajadores en remoto tengan la televisión encendida en comparación con muchos otros países.

Las personas quieren mantenerse en contacto con los últimas noticias, por lo que es probable que pasen más tiempo escuchando noticias de radio o televisión.

Todos estos factores interactúan y afectan a diferentes personas de manera diferente, pero el efecto combinado en Italia es haber causado una caída en el streaming.

Una vez que se cree una fatiga de la crisis en las personas, verán  menos noticias y, si el brote persiste lo suficiente, las emisoras de televisión comenzarán a llenar los horarios con repeticiones porque la oferta de nuevos programas se agotará debido a las interrupciones en la filmación y la producción.

Italia puede estar abajo ahora, pero se recuperará, aunque tal vez no del todo hasta que todos vuelvan a trabajar.

Puntos de pasión

En otros mercados de streaming más establecidos, algunos sellos discográficos han visto un aumento en los streams.

Sin embargo, incluso en estos mercados, la imagen macro oscurece una imagen micro mucho más compleja. El factor clave en juego son los puntos de pasión. Todos tenemos cosas que nos encanta hacer y, ahora que tenemos más tiempo libre en el día, lo llenaremos haciendo esas cosas. Si eres un suscriptor de música que también es un aficionado a los juegos, entonces es más probable que pases tu tiempo en tu consola o PC de juegos. En realidad, esto podría significar una reducción en el streaming si ya estabas escuchando música en el lugar de trabajo.

Si la pandemia de COVID-19 persiste durante meses, entonces los otros sellos discográficos enfrentarán sus espacios en blanco en sus horarios de lanzamiento en primera línea debido a que los estudios están cerrados.

Quizás ellos paguen para cambiar parte del presupuesto de marketing de primera línea en marketing de catálogo, no solo para las canciones clásicas, sino también para impulsar canciones que aún siguen siendo populares y que técnicamente todavía pueden ser consideradas como exitosas según las definiciones de la industria, pero que para los consumidores son solo canciones que todavía les gustan.

Mientras tanto, si COVID-19 causa una dislocación económica a largo plazo, los servicios de streaming comenzarán a tener que luchar contra las tasas de abandono a medida que los consumidores recorten sus gastos.

Será necesario pensar en torno a las tácticas de retención, como por ejemplo una opción de tres meses pagos para los suscriptores que intenten cancelar su suscripción.

Si los sellos discográficos deciden estar dispuestos a financiar tales promociones, esto sería un tema completamente diferente, pero la pregunta clave es ¿cuánto valen esas relaciones de facturación?

Fuente: www.midiaresearch.com

¿Te gustó el artículo?
1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (Aún no hay valoraciones)
Cargando…

Sobre el autor

PromocionMusical.es

Todo sobre promoción, autogestión y emprendimiento musical donde encontrarás artículos sobre marketing, social media, informes, infografías, propiedad intelectual, salud y mucho más.

Dejar un comentario