Autogestión

5 Guitarras que Jamás Deberías Comprar

5 guitarras que no deberias comprar / Michael-Angelo-Batio

Tal vez tu primera guitarra no fue la adecuada para ti, y con la compra de tu segundo instrumento, ese fiasco quedó en el olvido.

Aunque, lo más probable es que esa primera guitarra haya influido en tus sentimientos, sobre la forma cómo debería verse, sentirse y escucharse una guitarra.

Los fabricantes siempre van en dos direcciones, tratando de usar de la mejor manera la tecnología y la manejabilidad del instrumento, mientras se esfuerzan por ahorrar dinero y aumentar sus ganancias.

Es por eso que cada guitarra es un compromiso de sus fabricantes. Sin embargo, en seguida te presentamos algunos compromisos que no funcionaron.

1. Gibson SG doubleneck

En caso de que sientas la necesidad de tocar partes de 12 cuerdas y de 6 cuerdas en una misma canción en vivo, y también tienes casi 7,000 cucos quemándote los bolsillos, esta monstruosa Gibson es para ti.

Los guitarristas astutos harán algunas preguntas pertinentes antes de invertir en esta guitarra. Por ejemplo, ¿cómo un guitarrista con solo dos brazos silencia las cuerdas sin usar? Bueno, tiene un interruptor para apagarlo, así que será mejor que lo uses antes de empezar. De lo contrario, podrías tener varios comentarios serios, especialmente si estás en el canal en sucio.

Además, ¿cuánto pesa este instrumento? Solamente 5,9 kilos / 13 libras. Eso puede no parecer mucho, pero ¿te acuerdas cuando vas al super a por una garrafa de agua de 5 litros? Pues imagínate algo así colgando alrededor de tu cuello, para un concierto de 2 horas.

Si con una guitarra promedio es agotador, ahora imagínate con esta monstruosidad. Deja los ridículos instrumentos multicuello a Spinal Tap. O al menos a Rick Nielsen.

2. Dean SKY6 Electric

¿Quieres las buenas o las malas noticias? La buena noticia: el precio de esta belleza bajó casi mil dólares recientemente. La mala noticia: aún cuesta más que una furgoneta de segunda mano.

Para empeorar el asunto, solo mírala. Aunque bueno… Sobre gustos….

Además, por casi $15,000, ¿podemos obtener al menos un diapasón de palisandro? Sin embargo, su cuerpo de aliso es agradable.

3. Cualquier guitarra con clavijas de fricción

¿Una de las razones por las que eres guitarrista en lugar de violinista?

Deseas un instrumento que puedas afinar con precisión, y que permanezca afinado una vez que lo conectes.

Lo primero que te hará colgar una guitarra de vuelta en la pared de la tienda de guitarras es encontrar que tiene clavijas de afinación deslizantes.

Afortunadamente, casi todas las guitarras modernas están equipadas con afinadores de metal y pueden sostener una melodía fina, a menos que hayan estado en una inundación.

Sin embargo, si alguna vez te sientes atraído por el sonido de las guitarras clásicas de cuerdas de nylon, bastantes de ellas, como los violines, vienen con clavijas de fricción.

Estas clavijas de madera ajustadas, deben insertarse a la fuerza en el cabezal para que no pierdan afinación. Y con su relación de transmisión uno a uno, un cuarto de vuelta podría ser un tercio menor, lo que hace que la afinación sea casi imposible.

Si te encuentras peleando con las clavijas de fricción en una cuerda de nylon, reemplázalas con afinadores reales, sin importar el coste estético.

4. Cualquier guitarra con un cuerpo de aluminio

Los fabricantes que se esforzaron por ser un poco diferentes, siempre han jugado con los materiales, haciendo guitarras con lucite transparente y varios metales.

Pero, hay un problema con los instrumentos de cuerpo de aluminio: son muy fríos.

A menos que la temperatura del aire esté cerca del punto de ajuste natural de tu cuerpo (estamos hablando de niveles altos de 80 o más), ese metal denso absorberá el calor de tus manos. Toca a temperatura ambiente y cogerás un resfriado.

Esta es la misma razón por la que debes comprar bebidas frías en latas en lugar de botellas de plástico durante el verano: puedes sostener la lata helada contra tu frente antes de beber, pero no hay nada refrescante o frío en una botella de plástico. Y no hay nada refrescante en una guitarra helada.

Esto no quiere decir que debas evitar dobros o guitarras estadounidenses.

Han sido fabricadas con cuerpos metálicos siempre, pero estos instrumentos acústicos usan un metal mucho más delgado, con aire caliente detrás, por lo que el efecto de enfriamiento se minimiza. Además, normalmente se tocan en sitios donde de todos modos hace calor.

5. Guitarras acústicas con “cuerpos laminados” o “de madera dura”

Echa un vistazo a tu mesa de escritorio comprada en formato móntatela-tu-mismo.

¿Recuerdas cuando pasaste toda la tarde tratando de armarla, haciendo coincidir la pestaña A con el pasacables B?

Probablemente hayas roto una o dos piezas, porque ese escritorio no está hecho de madera: está hecho de un compuesto de polvo de madera y pegamento, las cosas que barren del piso del taller una vez que se corta la madera.

Ese compuesto, es de lo que están hechas las guitarras “laminadas”.

Este laminado es un “producto” de madera que se asemeja a la madera real pero que carece de fuerza, densidad o propiedades acústicas. A veces los fabricantes también llaman a esto “madera dura”.

Es cierto que algunas guitarras eléctricas decentes tienen cuerpos hechos con esta amalgama, pero ninguna acústica respetable lo usa.

La parte superior de madera maciza de una acústica es lo que produce su tono y sustancia, y no obtendrás eso de la pulpa.

Ahorra unos céntimos extra e invierte en una guitarra acústica de madera real. Tu música lo merece… y se merece algo mejor que cualquiera de las guitarras nombradas en el artículo.

¿Te gustó el artículo?
1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (2 Votos, Promedio: 5,00 de 5)
Cargando…

Sobre el autor

PromocionMusical.es

Todo sobre promoción, autogestión y emprendimiento musical donde encontrarás artículos sobre marketing, social media, informes, infografías, propiedad intelectual, salud y mucho más.

2 Comentarios

Dejar un comentario