imb-mktng-2020-22-pmes-web-robapaginas-v1
Guías Producción

Guía de Ecualización de Instrumentos Musicales

ecualizacion de instrumentos

La ecualización es todo un arte (y también ciencia) y existen muchos pequeños cambios y diferencias que afectarán las decisiones de ecualización que tendrás que tomar.

El entrenamiento auditivo y aprender cómo ciertas partes del espectro de frecuencia se presentan fuera de sus aplicaciones específicas de origen es algo que cobra especial relevancia.

Dicho esto, estos consejos pueden ser útiles como un buen punto desde el que comenzar tu búsqueda, pero de ninguna manera pueden considerarse como la biblia.

Un enfoque sustractivo para EQ

No todos tienen la misma estrategia de ecualización y la mayoría de las personas pueden nunca estar de acuerdo con un enfoque particular de EQ.

Dicho esto, la mayoría de las veces la sustracción suele ser mejor que la adición para tu mezcla. Ahora bien, no debe entenderse que se deba vivir en un mundo estrictamente sustractivo; realiza aumentos cuando sea necesario o apropiado, pero probablemente sea una proporción 3: 1 o 4: 1 de cortes a aumentos.

Una nota rápida sobre el tema de los filtros HP, úsalos. Pueden ser tu mejor amigo, pero ten cuidado, ya que son un arma de doble filo. Los filtros HP pueden limpiar rápidamente el ruido de tu mezcla, pero un uso excesivo pueden conducir a una mezcla delgada y de sonido débil igual de rápido.

Al aplicarlos, es interesante ir de arriba hacia abajo, ya que resulta más fácil marcar correctamente. Una manera de hacer sería que en lugar de aplicar un filtro HP y escuchar hasta que creas que ya hayas eliminado lo que estabas buscando, puede una buena alternativa comenzar por encima con “demasiado” filtrado HP para luego irlo disminuyendo hasta que sientas que tengas toda la información que necesitas.

Resulta más fácil escuchar el efecto de esta manera, lo que permite controlar con mayor precisión y eficacia mi bajo.

A continuación, tienes una guía para la ecualización de cada instrumento.

Ecualización de la Batería

A continuación puedes encontrar consejos para la ecualización de las distintas partes de la batería.

Bombo

Mientras que la caja podría ser el tambor más vocal del kit, el bombo tiene un increíble arreglo de posibilidades para construir tonos.

Realmente se pueden medir las habilidades de un ingeniero de sonido / mezclador para saber cómo suena un bombo y cómo adecuarlo a la mezcla.

40 a 60 Hz

El tono de reverberación en el armazón, que a veces es muy retumbante, puede ser indefinido / indeterminado dependiendo de los micrófonos / altavoces.

60 a 100 Hz

El rango del bombo que se siente como “un golpe en el pecho”.

100 a 100 Hz

Esta es la “carne”, por así decirlo, del sonido del bombo.

200 a 2000 Hz

Esta banda grande es donde es más frecuente encontrar problemas con los sonidos resonantes y “fangosos” del bombo.

2000 a 4000 Hz

Este es el rango que buscas si deseas encontrar ese sonido de “thwack”, lo cual es crítico para conseguir ese sonido de “pelota de baloncesto”

Caja

200 a 400 Hz

El sonido fundamental de la mayoría de las cajas suele encontrarse en algún lugar de este rango.

400 a 800 Hz

Este es el rango que suele generar ese sonido de “ring” a una caja, lo cual usualmente es un sonido indeseado. Si esfuerzas mucho este sonido, tu caja comenzará a perder un poco de vida y tendrá un sonido de dos dimensiones en la mezcla.

2000 a 4000 Hz

El sonido de “crack” es usualmente encontrado alrededor de los 8000 Hz. El sonido armónico de las cajas puede ser acentuado o amortiguado en algún lugar alrededor de este punto.

Toms

100 a 300 Hz

Depende de la afinación, pero es un buen lugar para encontrar ese sonido de “boom” en un tom. Si lo aumentas mucho, ese sonido de “boom” podría sonar exagerado, y si lo reduces demasiado, tus toms sonarán como cajas de cartón.

3000 a 4000 Hz

Este es el sonido de ataque del tom producido cuando la baqueta hace contacto con el tom.

Platillos

200 a 300 Hz

Aquí es donde vive el sonido de “chink”, especialmente en tus hi-hats. Como siempre, lo puedes adaptar a tu gusto.

6000 Hz en adelante

Este es el rango en el que se puede enfatizar el sonido de “tsssss” de tus platillos para así añadirle más vida y “aire”, o sino simplemente puedes sangrar por los oídos espontáneamente si lo usas sin prejuicio.

Sintetizador “Kick” (808)

Si, el 808. Frecuentemente se conoce como un bombo, pero suele actuar más como un tom bastante bajo, y tiene un tono alto. Es como el monstruo del Lago Ness – suele permanecer bajo el agua. La mejor manera de obtener una muestra 808 limpia, es trabajar pacientemente con esta.

Usualmente, lo mejor es dejar que el 808 haga su trabajo solo. Si se trata de una muestra borrosa, quizás necesites mantenerte en un rango por encima de los 250 Hz, pero la mejor estrategia suele ser dejarlo actuar solo.

Bajo

La razón por la cual el bombo y el bajo suelen ser enemigos mortales en muchas mezclas es que estos pueden literalmente ocupar espacios sónicos idénticos desde una perspectiva de la frecuencia.

Así que, antes de comenzar a trabajar con cualquier ecualizador, escucha ambos sonidos y decide cuándo uno tomará el liderazgo y cuando el otro no, y a cuáles rangos.

40 a 80 Hz

Este es el rango donde se suelen encontrar las resonancias más bajas de la mayoría de los bajos, especialmente aquellas variaciones de 5 cuerdas.

80 a 2000 Hz

Se trata de la fundamental primaria del bajo. Alrededor de los 180 – 200 Hz es cuando puedes intentar limpiar un sonido de bajo que tenga mucho sonido de “boom” mientras preservas los sonidos fundamentales.

200 a 600 Hz

Estas son las armónicas más altas de la mayoría de los tonos de bajo, dependiendo del sonido que te interese. Si estás teniendo problemas para que el sonido del bajo suene bien en una mezcla, especialmente si tienes un sonido pesado o uno que esté siendo reproducido en altavoces pequeños, este podría ser un rango adecuado.

300 a 500 Hz

Particularmente en bajos verticales, se trata de este sonido como de madera.

800 a 1600k Hz

El sonido de gruñido y ataque de la mayoría de los bajos puede ser tanto enfatizado como reducido en este rango de frecuencia.

2000 a 5000 Hz

Se trata de un sonido de cuerdas.

Guitarra Acústica

120 a 200 Hz

Aquí es donde encontrarás la mayor parte de los sonidos graves en una guitarra acústica con micrófonos, que suelen sonar como feedback en el mundo de los conciertos en vivo, o también pueden sonar destructivos en el estudio.

Al entrar en este rango poco a poco le añade calidez y plenitud durante una presentación solista, pero en una mezcla densa con la banda completa, probablemente lo mejor sería ignorar estas frecuencias.

200 a 400 Hz

Este es el “cuerpo” principal de la mayoría de los tonos acústicos. Si se aplican muchos cortes aquí, probablemente perderás la vida de la guitarra.

2000 Hz

Este rango es como un arma de doble filo, y te dará la definición del tono acústico que permite escuchar complejidades al momento de tocar acordes o un solo, pero un uso excesivo de esto hará que suene muy fuerte y agresivo.

7000 Hz

Un ligero toque del efecto “shelf” a esta frecuencia puede permitir un sonido acústico más abierto.

Una nota acerca de los micrófonos de guitarra acústica (en particular el piezo): ¿Estás haciendo cortes locos de 10 dB? ¿Estás contemplando realizar un impulso absurdo? Probablemente no estés equivocado – el mundo del micrófono acústico puede ser como el Oeste Salvaje cuando se trata del tono. Algunos son geniales, otros podrían ser mejor. Existen muchas variables como para comenzar a sugerir algunas frecuencias, así que la mejor recomendación en este caso es usar tus oídos para encontrar el sonido adecuado.

Guitarra Eléctrica

En general, considero que una mano ligera con trazos amplios es la solución más efectiva para la guitarra eléctrica, en el caso de que la ecualización aplicada no sea mucho más que un simple filtrado.

Sin embargo, si decides experimentar:

80 a 90 Hz

Aplástalo con tus filtros HP. En realidad aquí no hay nada que sea muy útil, y casi siempre todo se resume a obtener un tono débil con ruidos.

150 a 200 Hz

Aquí es de donde provienen normalmente las partes esenciales de una guitarra, pero de nuevo, puede nublarte rápidamente una mezcla.

Úsalo con moderación, e incluso tal vez puedas agregarle dulzura al efecto de forma automatizada a un solo o a una parte expuesta, y luego guárdalo cuando las cosas se vuelvan a espesar.

300 a 1000 Hz

Aesto le llamo la “vida” de una guitarra eléctrica, al igual que muchas de las cosas de este rango que hacen que una guitarra suene eléctrica en vivo. Así que la atenuación debe tomarse en consideración con cuidado. Al excederse, comenzarás a pelear con tu redoblante y cosas de ese tipo, así que toma nota al respecto.

1000 a 2000 Hz

Aquí es donde las características ásperas usualmente pueden ser suavizadas con un corte amplio centrado en alguna parte de este rango.

3000 a 8000 Hz

Este es el rango que puede hacer brillar a la guitarra, o permitirle hacer presencia en una mezcla cuando es impulsada.

También puede ser útil cuando realizas cortes con la finalidad de evitar que una guitarra tenga conflictos con alguna voz.

Si decides aplicar muchos impulsos en este rango, ten cuidado con el ruido, debido a que cualquier ruido proveniente de los pedales de distorsión/efectos también será acentuado.

Piano

Cuando se trata de los pianos acústicos, existen muchas variaciones que pueden causar diferencias en el tono: recto vs grandioso, tipos de martillo, condiciones mecánicas, el músico, selección de micrófonos, y técnicas de micrófonos.

El piano suele ser una bestia en la mezcla – para bien o para mal – así que frecuentemente buscarás cortar huecos para concentrarte en otras cosas en tu mezcla.

100 a 200 Hz

este puede ser un buen lugar para añadirle un poco de calidez a un piano solista en un ambiente de estudio, pero frecuentemente será el primer lugar para ayudar a reducir el potencial de feedback en una situación en vivo.

3000 Hz en adelante

Añadir un poco de “aire” en este rango puede ser genial para hacer brillar un tono de piano oscuro, dependiendo de la ubicación de los micrófonos.

Ten cuidado de no acentuar el ruido de los resortes de las teclas (especialmente en el rango de los 3000 a 5000 Hz), puesto que esto fácilmente puede convertirse en una distracción.

Piano Eléctrico

Si tienes que trabajar con un piano eléctrico real en vez de una muestra, las cosas pueden ser bastante situacionales, pues se involucran aspectos como amplificadores, microfonía, y la condición del instrumento puede jugar un papel sumamente grande.

100 a 200 Hz

Como su opuesto acústico, el rango inferior puede convertirse de una maleza exuberante a una descuidada y jurásica rápidamente.

Particularmente con los ricos y densos armónicos de algo como un Rhodes, entonces eliminar el ruido es usualmente lo primero que deberías hacer.

800 a 1000 Hz

Controlar el rugido y el sonido de los resortes puede ser un problema, pero si las cosas se están complicando demasiado, lo más probable es que te encuentres en este rango.

Clavinet

Honestamente, esto se puede tratar de forma similar a una guitarra eléctrica, lo cual podría ser adecuado considerando el método de producción de sonido.

Existen algunas idiosincrasias a ser exploradas con respecto al ataque que lo diferencia de sus similares, pero muchos de los mismos principios aplican.

Órgano (B3)

La mayoría de la magia de B3 proviene de una buena ubicación de los micrófonos y también del músico (las configuraciones adecuadas pueden generar cambios significativos).

La ecualización debería ser aplicada ligeramente y solo como una acción correctiva. Usualmente es bueno revisar algo que choque con el bajo (80 a 180 Hz).

Y si se siente un poco “gordito” en el medio y no puede salir de su propio camino o no funciona bien con otros instrumentos o guitarras, intenta hacer cortes en algún lugar entre 300 y 500 Hz.

Sintetizadores

A pesar de que existen posibilidades infinitas en el mundo de los sintetizadores, lo cual hace que sea difícil generalizar, aquí presento algunos lugares que puedes comenzar a explorar:

400 a 600 Hz

Muchos sonidos de sintetizador pueden convertirse en ruidosos en este rango, y puede ser un desastre con la claridad del sonido como tal, especialmente cuando comienzas a aplicar muchas capas de sintetizadores. Este podría ser un buen lugar para comenzar a experimentar en este rango.

1000 a 2000 Hz

Aquí es donde generalmente puedes encontrar los atributos de un sintetizador que te ayudarán a examinar la mezcla. Realiza cortes aquí para ayudar a eliminar lo que necesites, desde guitarras hasta voces.

3000 a 4000 Hz

Al igual que la voz y la guitarra, este rango ayuda a agregarle emoción a un sonido. Y también, como casi todo lo demás mencionado aquí, demasiado de algo bueno puede ser doloroso.

Saxos

300 a 400 Hz

Esto depende de qué tipo de saxo se tiene, soprano o barítono. A medida que bajamos, este punto también se moverá más hacia abajo.

1000 a 2000 Hz

Una vez más, el tipo de saxo puede causar que este punto flote aún más.

6000 Hz

Un saxo produce sonido a partir de una pieza delgada de madera que vibra en una corriente de aire, y a veces es acompañado por un ruido. En este punto es que puedes comenzar a buscar esa vibración.

Instrumentos de viento

Esto puede ser aplicable para todos los instrumentos de viento en general, pero particularmente a las trompetas y trombones.

100 a 200 Hz

Esto es especial para el trombón, puesto que a veces comparte el mismo rango de los instrumentos de viento y el resto de la sección rítmica, pero rara vez funciona con ese propósito. Lo mejor es evitarlo, pues este rango no será muy útil excepto para mezclas que suenen borrosas/nubladas.

4000 a 10000 Hz

Puede hacer brillar un instrumento de viento oscuro. Sin embargo, las trompetas pueden volver loco a alguien en este rango con una buena explosión, por lo que administrar este rango es vital.

Voces

La voz humana es simultáneamente una de las piezas más volubles y más importantes de cualquier mezcla. Las voces masculinas, aunque generalmente son más bajas que las femeninas, en realidad son más complejas en su estructura de armónicos, lo que significa que se debe prestar al menos la misma atención al rango superior de una voz masculina que femenina.

100 Hz y por debajo

Para la mayoría de las voces, todo lo que encontrarás en este rango son ruidos creados cuando se manejan los micrófonos, vibraciones del escenario/piso, aires acondicionados, etc. Deshazte de este.

200 Hz

En esta frecuencia usualmente encontrarás el sonido “head cold”. La voz femenina puede sonar un poco más aguda, pero es solo una aproximación. Cualquier persona que sufra de alergias sabrá exactamente de lo que estoy hablando.

800 a 1000 Hz

Al no aplicar este rango lo suficiente, se puede perder la inteligibilidad de algunas letras, pero tampoco debes excederte.

3000 Hz

Este es el punto que tiende a agregar algo de energía, o algo de “zumbido” a una voz. Si no es suficiente, y la voz puede sonar desinflada, plana y sin brillo. Si es demasiado, tu oyente sentirá como si él o ella estuviera siendo golpeado en el oído.

4000 a 8000 Hz

Típicamente este es el rango que suaviza las “s”. Si tu vocalista suena como carne en una sartén caliente cada vez que pronuncia una palabra que termina en “s” o un sonido similar, este es el lugar que debes explorar.

1000 Hz en adelante

¿Quieres “abrir” tus voces un poco? Aplica un impulso shelf ligero y esta debería ser la solución. Esto no es siempre necesario, y tan solo añadir “aire” puede hacer que las cosas suenen ásperas, en este caso puedes introducir un poco de ruido al sonido.

¿Te gustó el artículo?
1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (2 Votos, Promedio: 5,00 de 5)
Cargando…

Sobre el autor

PromocionMusical.es

Todo sobre promoción, autogestión y emprendimiento musical donde encontrarás artículos sobre marketing, social media, informes, infografías, propiedad intelectual, salud y mucho más.

Dejar un comentario