Management Salud

El Agotador Trabajo en la Industria Musical

El Agotador Trabajo en la Industria Musical

La industria musical tiende a absorber y “quemar” a artistas y profesionales y con más frecuencia pone en peligro la salud mental de sus profesionales.

Vivimos en una sociedad de la inmediatez, a la vez que trabajamos en una industria, la musical, que idealiza largas  jornadas, noches sin dormir, y un horario de trabajo que nunca cierra.

Constantemente nos dicen que debemos estar disponibles las 24 horas, los 7 días de la semana, y que siempre hay alguien listo y disponible para ocupar nuestro lugar, así que será mejor que respondamos ese correo electrónico, vayamos a ese concierto, hagamos esa llamada y toquemos ese concierto y/o repertorio. y será mejor que lo hagamos todo, y ahora. Porque si nos atrevemos a dudar, hay alguien a la vuelta de la esquina que gustosamente nos arrebatará la oportunidad.

El agotamiento proviene del temor de que, si no actuamos ahora, nos lo perdemos.

Esta es ciertamente poco saludable para cualquier persona.

No somos máquinas; somos seres humanos, y tenemos necesidades que no incluyen sentarse en una ordenador 14 horas al día, siete días a la semana, o contestar el teléfono a las 3 a.m. cuando estás profundamente dormido.

Esto puede parecer bien o incluso divertido al principio pero no es sostenible en el tiempo. Tarde o temprano, te quemarás, y te consumirás.

Por supuesto hay una diferencia entre el tipo de trabajo que disfrutas y el que no. Amar lo que haces y querer dedicarle buena parte de tu tiempo es una cosa, pero cuando comienzas a sentirte atrapado en el caos de otras personas y el tiempo que te queda para hacer lo que quieres se vuelve cada vez menos y en lugar de eso hacer lo que todos los que te rodean quieren, eso es un problema.

No es tu responsabilidad apagar el fuego de todos los que te rodean, mientras continúas descuidando tus propios deseos y necesidades.

Repite esto conmigo: “Tu mala planificación no es mi emergencia”.

No es tu problema saltar cuando un cliente envía algo con una semana de retraso, y no es tu obligación mantener a un miembro de la banda cuando se han perdido numerosos shows solo porque tienes miedo de que nadie más quiera tocar contigo.

Hay un millón de clientes potenciales y músicos que serán estupendos y que respeten tu tiempo, así que no desperdicies tu energía en las personas que no lo hacen.

Tenemos que empezar a tratarnos con un poco más de dignidad y respeto, y exigirlo a la industria, o podemos continuar en este círculo interminable de agotamiento. Y por cierto, nadie en este mundo que se beneficia de tu agotamiento.

Entonces, ¿cómo podemos prevenir y superar el agotamiento?

El primer paso es reconocerlo.

Puede que sientas que te has topado con una pared, y no es porque no tengas las habilidades necesarias para este negocio, o porque no trabajes duro, sino porque puede que estés trabajando demasiado en el negocio, pero en las cosas equivocadas.

Pasar nueve horas al día haciendo esas cosas “necesarias” que crees que tienes que hacer solo para mantener el ritmo, prometiéndote a ti mismo que una vez que todo eso haya terminado (¿se acaba alguna vez?), harás las cosas que te hacen feliz y que eso te ayuda a hacer crecer tu carrera y avanzar. Pero todos sabemos lo que sucede. Al final del día, estás tan cansado y agotado que es todo lo que puedes hacer para mantener los ojos abiertos.

Cuando gastas casi el 100% de tu tiempo concentrándote en tareas que no disfrutas o que absorben toda tu energía, y nunca dejan tiempo para las cosas que sí disfrutas y que realmente pueden impulsar tu carrera hacia adelante, no te extrañe que vayas a quemarte… y además, lo peor. No lograr tus objetivos que realmente si quieres.

Segundo paso. Emplear tiempo para ti mismo destinado al crecimiento. Simple, ¿verdad? pues lo es.

La parte difícil es darse el permiso para tomarse ese tiempo, y confiar en que todas esas otras cosas estarán allí cuando regrese.

Dirigir una empresa creativa significa realmente tomarse el tiempo para enfocarse en la creatividad.

Si eres un compositor que no tiene tiempo para escribir canciones y practicar su instrumento, ¿cómo vas a tocar ese gran festival con el que estás soñando?

Si eres un manager en ciernes, publicista o propietario de una discográfica que solo responde los correos electrónicos de los clientes y actualiza las redes sociales, ¿cómo va a crear las conexiones para llegar a esos grandes clientes?

Tienes que pensar en lo que te hace feliz y reservar tiempo para ello todos los días. Para mí, esto significa tomar una o dos horas todas las mañanas incluso antes de abrir mi bandeja de entrada para hacer cualquier cosa que requiera toda mi energía y atención, como, por ejemplo, cualquier trabajo creativo o planificación futura.

Plantéate la posibilidad de decir no a trabajar por las noches ni los fines de semana porque no comenzaste un negocio o proyecto para estar pegado a tu teléfono y a tu correo electrónico las 24 horas, los 7 días de la semana, y perdiéndote las facetas y etapas de la vida que realmente importan.

Te convertiste en propietario de un negocio para poder tener la libertad de crear tu propio horario y disfrutar de la vida, y te convertiste en artista porque te encanta crear y tocar música, así que no te olvides de nutrir eso. (Aunque hay que llegar hasta allí)

Si minimizar el agotamiento significa contratar a alguien para que acepte hacer las labores que odias hacer, entonces encuentra el dinero, busca a un amigo para ayudarlo o hazlo de manera inteligente.

Porque la verdad es que no puedes permitirte el lujo de operar así para siempre.

No puedes permitirte el lujo de disfrutar de la diversión y la alegría de algo que alguna vez amaste.

La industria de la música te necesita en ella, pero no eres bueno para nadie cuando trabajas en la frustración y no duermes.

Necesitamos abrazar la idea de que el trabajo tiene un punto de corte y alentar a otros a tomar un descanso, saber que todo estará bien si esos correos electrónicos no reciben respuesta durante un día o dos.

Tu salud mental es lo más importante, y que nada vale la pena por eso.

Si podemos abrazar esto y alentarnos unos a otros, en lugar de tener que dormir y tener horarios de trabajo 24/7 como una insignia de honor, realmente podrá crearse una industria más saludable, próspera y sostenible, y, a la vez, crear carreras que alimentan nuestras almas en lugar de aplastarlas.

Artículos de interés:

 

¿Te gustó el artículo?
1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (1 Votos, Promedio: 4,00 de 5)
Cargando…

Sobre el autor

PromocionMusical.es

Todo sobre promoción, autogestión y emprendimiento musical donde encontrarás artículos sobre marketing, social media, informes, infografías, propiedad intelectual, salud y mucho más.

1 Comentario

  • Totalmente de acuerdo, por muy difícil que parezca, necesitamos una buena planificación del trabajo, establecer prioridades y aprender a desconectar. Trabajar más horas no significa ser más eficiente y productivo.

Dejar un comentario