Producción

Cómo empezar a producir tu propia música

En estos tiempos extraños de confinamiento, no pocas personas han contemplado la posibilidad de “hacer algo” por internet, ya sea por hobby o como una forma de obtener unos ingresos extra.

En este sentido, las personas con aficiones musicales han podido sentir “la llamada” de aprender a crear su propia música y de lanzarla a las redes sociales con mayor o menor fortuna.

En este post vamos a daros unos valiosos consejos sobre como aprender a crear tu propia música y quién sabe si convertirla en un negocio o como mínimo, una valiosa y enriquecedora afición.

Cuando buscas cómo empezar a producir música, te encuentras con infinidad de contenidos (blogs, webs, vídeos, etc.) muchos de los cuales, esconden un interés premeditado de tratar de atraerte para venderte algo, dejando el contenido de valor que tienes delante, en segundo plano.

Dicho esto, vamos a tratar de ir al grano y de no hacerte perder tiempo en tus primeros pasos.

Lo cierto es que necesitas muy poco para comenzar y es probable que ya tengas la mayor parte de las cosas que necesitas. Asimismo, puedes encontrar información de valor en artículos como este:

Cómo empezar con la producción musical

Queremos comentarte en primer lugar que no hacemos suposiciones sobre lo que sabes, así que en esta parte vamos a hablarte como si no supieras absolutamente nada, para que tengas la información que necesitas.

Encontrarás quien recomiende que necesitas un equipo de estudio avanzado y profesional pero la verdad es que, como mínimo, puedes comenzar a hacer música con dos cosas.

Herramientas necesarias para empezar a producir música

Si estás interesado en hacer ritmos de rap, edm o instrumentales pop, puedes hacerlo con solo una computadora y un ratón o incluso solo con una tableta.

Más allá de eso, necesitas un software diseñado para ayudarte a hacer música. Se denominan estaciones de trabajo de audio digital (DAW). Probablemente hayas oído hablar de algunos como Pro Tools, Logic Pro o Ableton Live. Si estás en una computadora Mac, entonces ya tienes instalado el Garage Band, que sigue siendo una de las mejores DAW que existen.

En resumen, lo mínimo que necesitas es:

  •         Una Computadora de escritorio o portátil
  •         Un Software de estación de trabajo de audio digital
  •         Cualquier auricular o altavoz

Eso es todo. Para Windows, hay muchos DAW gratuitos que puedes usar y para Mac tienes Garage Band. Gracias a MIDI, puedes introducir notas musicales con el mouse en el piano roll y escribir canciones profesionales completas. Así es como se producen la mayoría de las canciones de rap, pop y EDM.

Herramientas para grabar vocales e instrumentos.

Puede darse el caso de que quieras grabar guitarra, ukelele, teclado, etc. Quizás quieras añadir algunas voces a la mezcla. Existe una gran posibilidad de que ya estés listo para hacer eso también.

La mayoría de las computadoras portátiles tienen cámaras web integradas que contienen un micrófono. Todo lo que necesitas hacer es configurar el micrófono de la cámara web como fuente de entrada en el DAW y puedes grabar el audio que quieras. Esto es más que suficiente para grabar demostraciones completas y al menos empezar a practicar.

Dicho esto, tu próximo paso para obtener una calidad aceptable de tus grabaciones será una interfaz de audio y un micrófono. Pero ninguno de estos es imprescindible al principio.

Tu software DAW vendrá con un montón de fuentes de sonido de audio, muestras y complementos. Todo lo que necesitas ya está incluido, lo creas o no. No hay obstáculos en tu camino, aparte de aprender a usar el DAW, lo cual no está tan mal.

Cómo hacer música con una DAW

El único obstáculo real es obtener una aplicación de audio gratuita. Si estás dispuesto a pagar por uno al principio, te recomendamos comenzar con FL Studio para facilitar su uso en Windows o usar Garage Band gratuito en Mac.

Resulta que Avid lanzó Pro Tools First, que es una versión gratuita pero limitada. Es lo suficientemente bueno para comenzar con seguridad. Te limita a 16 pistas, lo cual es más que suficiente si eres inteligente y lo sabes aprovechar.

Si aprendes a usar cualquiera de ellos, sabrás cómo usarlos todos y podrás actualizarlos más tarde una vez que sepas que estás comprometido y que no estás desperdiciando dinero (porque los DAW profesionales pueden ser costosos, como Pro Tools para Windows y Logic Pro para Mac).

Todo lo que necesitas hacer es averiguar cómo:

  • Crear un MIDI con un piano roll, o
  • Crear una pista de audio habilitada para grabar y
  • Configurar la fuente de entrada para tu cámara web si estás grabando

Si puedes tocar el teclado y tienes uno, incluso puedes ingresar datos MIDI si obtienes un cable MIDI a USB. De lo contrario, harás clic en él con el ratón. 

Como cantautor, puedes crear una canción completa a partir de dos pistas: una para voz y otra para la pista de tu guitarra. Deberías ser escéptico con cualquiera que te diga que es más complicado que esto.

Experimenta al escribir tu primera canción

Probablemente no completes una canción entera o incluso una que suene genial todavía. Pero ahí es exactamente dónde quieres estar. Deberías explorar el software, probar complementos y sonidos, y simplemente aprender a moverte.

Los DAW tienen una curva de aprendizaje y se descubren más y más funciones con el tiempo, pero generalmente solo investiga cuando vayas a necesitar de esas funcionalidades. Así que no te abrumes. Empieza de forma sencilla y trabaja con lo que sabes.

Eso podría significar que puedes crear un loop de batería y luego le añades una melodía y una línea de bajo que son incorrectas en lo que respecta a la teoría musical. ¿A quién le importa? Como principiante, lo importante es divertirte, mantenerte emocionado y seguir aprendiendo.

¿Te gustó el artículo?
1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (Aún no hay valoraciones)
Cargando...

Sobre el autor

PromocionMusical.es

Todo sobre promoción, autogestión y emprendimiento musical donde encontrarás artículos sobre marketing, social media, informes, infografías, propiedad intelectual, salud y mucho más.

Dejar un comentario