Autogestión Management

Trabajar en la industria musical y no morir en el intento

estres en la industria musical 2017
Escrito por Raul Clemente

Hagamos balance. Lo mires por donde lo mires, el mundo se ha vuelto loco. No está tan mal como cuando ha sido realmente malo, pero, ya sabes, malo. No podemos ignorar la amenaza que sucumbe el paisaje político moderno… El elefante está ahí, con todo vayamos hacia adelante.


Artículos relacionados:


Después de todo, tenemos discos para vender…

Sabemos que la naturaleza cambiante de la industria de la música está convirtiendo y cambiando muchas cosas, así que no lo vamos a repetir.

Lo que significa todo, sin embargo, es que las cosas son difíciles. La industria está fluyendo lo que significa que la gente en la industria está en movimiento. La estructura de las empresas está siendo cuestionada. Algunos trabajos necesitan ser creados, otros trabajos necesitan ser reducidos, racionalizados o reestructurados…

Hay un aire general de positividad, creo, pero con eso viene una nota de inseguridad. Eso no es nada nuevo, sin embargo, para que todos, en el fondo, sepan dos hechos sagrados sobre el negocio discográfico:

1. No estamos haciendo esto por el dinero, y nuestros jefes también saben eso (porque no entraron en la música para hacer dinero).

2: Hay una cola de personas que les encantaría hacer nuestro trabajo (en el que serían buenos también, y son muy, muy agradables).

Así que todos vamos a perder nuestros trabajos por alguien más barato y mejor, y con más hambre, o ser reestructurados en el olvido, lo cual es genial, supongo. Feliz año nuevo.

Resultado de imagen de stress at work

Ese primer “hecho sagrado” – que no lo estamos haciendo por el dinero – es importante, también, porque significa que lo estamos haciendo por la pasión, que a su vez resulta realmente peligroso.

Noes exagerado aquí, la combinación de una profunda precariedad en el empleo en toda la industria junto con una pasión absoluta por el tema en el que estamos trabajando es peligrosa. Es peligroso hasta para tu salud. Así, conozco gente que se preocupa más en pensar sobre que se “han quemado” y si tenías que coger obligatoriamente un tiempo libre, y peor.

La industria de la música puede joderte.

Es un tema muy importante. Está bien hablar de ello – y tenemos que hablar de ello, y seguir hablando de ello -, pero esta vez tal vez haya que descomponerlo en pequeñas cosas que podrían hacer que trabajar en la industria musical no cause más estrés de lo que realmente se necesita.

1. Cuando tienes día libre, eres libre.

Una de las cuestiones clave si está hablando de mejorar las prácticas de trabajo en la música es la absoluta falta de definición entre su vida laboral y su vida en el hogar. Ir a conciertos, escuchar música, tomar un bocado para comer antes de un concierto… Todas estas cosas son lo que hacen la mayoría de la gente que le gusta la música como una actividad social, y si trabajas en la música, todas estas cosas, y muchas más, las haces como parte de tu trabajo.

Esto puede ser tan increible como terrible.

Significa que nadie tiene un sentido claro de cuando estás en el trabajo, y cuando no lo estás. Las tardes son con frecuencia tiempo de trabajo. Lo mismo que los fines de semana. Lo que significa que todo el tiempo termina siendo tiempo de trabajo. Estás permanentemente de guardia.

“Pero”, escucho que piensas, “tengo que trabajar porque [inserta aquí cualquier cosa urgente/importante/etc.]”.

Resultado de imagen de dia libre

Resulta que no somos conductores de ambulancia. Las cosas pueden esperar. Si es fin de semana, resiste la tentación de estar en el correo electrónico. Si estás de vacaciones, establece un “fuera de la oficina” y apágalo, así no puedes ni siquiera verlo.  Hablamos del 99% de veces, cuando no hay cosas que son críticamente urgentes.

Hacer esto te hará mejor en tu trabajo. Todo el mundo necesita espacio y perspectiva. Agachar la cabeza y trabajar innecesariamente no es la mejor manera de ser el más productivo, incluso si sientes que tienes que hacerlo sólo para hacer todo. Se trata de una industria creativa, llena de problemas creativos que necesitan ser solucionados, especialmente en este momento. La creatividad necesita espacio, y entradas variadas, estimulantes, para tener éxito.

2. El email no es tu trabajo

Dilo: “Mi trabajo no consiste en estar pendiente del correo electrónico”.

Es posible que te sorprendas siendo culpable de esto todo el tiempo. Lo primero que haces cuando entras en el trabajo es abrir la bandeja de entrada y empezar a navegar a través de correos electrónicos. Y tan pronto como los limpias, llegán más. Así que estás en el correo electrónico hasta que alguien te envía uno sobre la reunión que está a punto de comenzar. Vas a la reunión – mientras tienes un ojo en el correo electrónico – hasta que vuelves a tu escritorio y tratas de mirar todos los emails que han llegado mientras estabas fuera. Repites hasta que vas a casa, donde puedes tener un cierto tiempo de la calidad en casa, mirando la tv, revisando el correo.

Es importante recordar lo que es, simplemente una herramienta para la comunicación. Nada más y nada menos. Lo bueno que eres en tu trabajo no está relacionado con lo bueno que eres en el correo electrónico. Si lo fuera, lo vería más en los currículums. Habría premios para el mejor asunto de correo electrónico, título, o respuesta más rápida. O para el mejor uso de los emoticonos entre los trabajadores de una empresa.

Es solo una herramienta, y depende de ti usarla como quieras, y no sentirte obligado a estar atado a ella, porque puedes terminar sin tener tiempo para hacer un trabajo real. Racionaliza de su uso. No lo revises cada minuto de cada día, o por lo menos no respondas sl minuto que recibes un correo electrónico. Es muy fácil saltar de cualquier proceso de pensamiento en el que estabas metido a  responder rápidamente a cualquier correo electrónico que acaba de llegar, y sin embargo perderás mucho tiempo tratando de volver a ello. Responder rápidamente no te ahorra tiempo, en realidad te cuesta tiempo, haciéndote menos eficiente en la tarea que ya estabas haciendo.

Resultado de imagen de muchos emails

Y otro consejo, probablemente uno que es más polémico: no archives correos electrónicos. La idea de archivar (o borrar) todos los mensajes de correo electrónico que lleguen a tu bandeja de entrada viene de un momento en que todos recibimos muchos menos emails, un tiempo en que el almacenamiento de correo electrónico era pequeño y un momento en que la búsqueda de correos era terrible. Pero ahora tenemos tanto, un diluvio sin parar, que la idea de hacer algo – gastando un poco de su tiempo precioso – en cada correo electrónico que entra es bastante loco si lo piensas. La moda “Bandeja de Entrada Vacía” tiene mucho por lo que responder. ¿Qué beneficio tiene, exactamente, tener una bandeja de entrada vacía en realidad, aparte de que necesitas mucho trabajo y la aplastante decepción inevitable cuando, 10 segundos después, llegan otros 5 correos electrónicos?

Una idea es dejar todo en tu bandeja de entrada, e-mails que necesitas para responder/leer más/hacer algo con, y sigue adelante con tu vida, ya te tomaras un tiempo en el que tu tarea sea hacer algo con esos emails.

3. No todo es importante

¿Recuerdas antes cuando he dicho que no somos conductores de ambulancia? Quiero reiterar eso de nuevo. Es obvio si lo escribes, pero no todo es importante.

Parece haber una escalada habitual de casi todo a ser urgentemente importante. Misión crítica. Si no actúas ahora, alguien podría morir. O, al menos, ser despedido. Esta es mi corazonada porque esto es un sello discográfico/management/lo que sea,  donde el el manager está tratando de mantener al artista feliz, el sello está tratando de mantener al manager feliz, y todos ellos están haciendo cosas similares. Para lograr cosas similares, pero ligeramente diferentes. Cuando todo el mundo está tratando de mantener a alguien feliz, las cosas que no son realmente importantes tienden a ser exageradas más allá de lo que creemos.

Resultado de imagen de priorizar

La única manera de ser productivo, sin embargo, es dar prioridad. Nunca van a ser suficientes horas en el día para hacer absolutamente todo, por lo que depende de tí que elijas cuáles de las cosas que puedes hacer son los más importantes. Que rara vez se correlaciona con el último correo electrónico en su bandeja de entrada, por lo que el punto anterior sobre el correo electrónico es muy importante.

4. No tengas miedo de pedir ayuda

En dos sentidos.

En primer lugar, no seas un mártir. Todo el concepto de que al asumir algo todo por sí mismo, trabajar largas horas, resistirte la colaboración, para que puedas “verte bien” es, francamente, una mierda. Trabajarás mejor si lo haces con otros.

Si recuerdas que antes he hablado de cómo hay inseguridad laboral endémica en esta industria, y la tentadora reacción a eso es trabajar de manera que te ayude a “reclamar” las cosas, haciéndote lucir bien y mantener tu posición como un valioso “activo”.  Por supuesto, desde un punto de vista de negocio esto es genial – tener a tus empleados que compiten unos contra otros, trabajan largas horas, y por lo general poner su progresión en el trabajo por encima de cualquier otra cosa es, si eres muy cruel, perfecto.

Pero esto no va para ellos.

Si estás luchando con algo, esto no es tu fracaso; tus jefes están fallando. Si necesitas más recursos con algo, dilo. Si no puedes entender algo, pregúntale a alguien. No pases de ello. Pregunta. Todo el mundo pone “trabajo bien en equipo” en su currículum, pero honestamente, en la música, la competencia – y egos – parecen hacer eso bastante difícil, por ninguna buena razón.

Serás mejor en tu trabajo si pides ayuda. No es un fracaso, es una gran, gran fuerza que las mejores personas con las que te encontraras trabajando comparten.

Resultado de imagen de help

En segundo lugar, habla fuera del trabajo.

Como se dijo anteriormente, todo esto puede seriamente engañar. Esta industria, y la forma en que trabajamos, no es propicia para una buena salud mental.  Es un subproducto de la manera ridícula en la que nuestra industria ha terminado trabajando.

Puede ser abrumador, pero no deberías sentirte estigmatizado. Sal a ver a un consejero, o comienza con tu médico, o al menos habla con un amigo o socio, sin embargo, no tengas miedo de hablar de ello. Tu salud mental es lo más importante que hay – más importante que salir 5 veces a la semana a conciertos a los que no quieres ir, bebiendo en ellos, estando hasta las 2 am porque tienes que ver al artista después, y luego hacer todo de nuevo al día siguiente, cada semana y cada mes, ¿no?

Sí, la salud mental es más importante.

Resultado de imagen de in the beach

5. Sé un apasionado

Por último, es el equilibrio. Si no te importa en lo que estás trabajando, no deberías estar trabajando en la música. Todo lo anterior tiene su peaje, necesitas pensar en estrategias de afrontamiento sobre cómo gestionar simplemente el hacer tu trabajo.

La pasión es vital.

Cuando digo, “cuando tienes el día libre, eres libre” sería fácil interpretar esto como “que no te importe nada”. Lo mismo vale para “no todo es importante”. Si no me importan los detalles, si dejo de trabajar todo el tiempo, ¿entonces acaso me tiene que importar ya? Si la respuesta es no, estás en una línea de trabajo incorrecta, porque odio decir esto – los álbumes se seguirán lanzando sin tí, el mundo todavía dará vueltas.

Resultado de imagen de passion with work

Todos tenemos que romper con el hecho de que debemos a la industria de la música cualquier cosa, porque no le debemos nada. Todos tenemos el lujo de trabajar en ella, pero eso no significa que tengamos que ser esclavos. Debemos cuidarnos. Debemos ser apasionados. Debería ser divertido.

Si no es divertido, entonces deja de hacerlo. Si lo es, y debería serlo, entonces hazlo a tu manera y a la de nadie más.

Recibe nuestra Newsletter
Recibe en tu email todo sobre Promoción Musical
Suscríbete y llévate nuestro Welcome Pack con 5 ebooks imprescindibles para impulsar tu proyecto musical
Recibe en tu email todo sobre Promoción Musical
Suscríbete y llévate nuestro Welcome Pack con 5 ebooks imprescindibles para impulsar tu proyecto musical
¿Te gustó el artículo?
1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (6 Votos, Promedio: 4,67 de 5)
Loading...

Sobre el autor

Raul Clemente

Músico, técnico de sonido, realizador de audiovisuales y postgraduado en Gestión Empresarial de la Música.

Dejar un comentario