Actualidad Marketing

Todo sobre los Fake Artists de Spotify

artistas fake de spotify
Escrito por Raul Clemente

Desde hace aproximadamente un año, varias fuentes fiables acusan a Spotify de la creación de artistas fake que componen música por encargo para esta plataforma, y es incluída en las playlists más populares. Parece ser que la empresa de Daniel Ek ha estado pagando a los productores para crear pistas dentro de pautas musicales específicas.


Te puede interesar:


Spotify está empezando a hacer sus propias grabaciones. También se escucha que estos productores reciben una cuota fija por su trabajo, además de gastos de estudio y músicos, pero Spotify se aferra a los derechos del máster (los derechos de publicación, entendemos, pueden estar en juego).

Estas pistas aparecen en Spotify bajo nombres de artista falsos. Estos falsos artistas son acreditados en Spotify con la posesión de sus propios derechos del máster. Pero no lo hacen. Porque son personas inventadas.

Spotify está instruyendo a los productores para crear pistas, por lo general sin voces, que se ajustan a ciertos géneros y temas, incluyendo jazz, chill y peaceful piano.

¿Por qué Spotify estaría instruyendo a los productores a escribir y grabar pistas de esta naturaleza?

¿Por qué Spotify crearía artistas falsos?

Para aparecer en algunas de sus primeras listas de reproducción, que cuentan con millones de seguidores entre ellos. Se han descubierto unas cinco pistas propiedad de Spotify que cada una tiene más de 500.000 streamings, y una con más de un millón.

Ni siquiera los grandes sellos saben sobre esto. Si lo hicieran, estarían obligados a causar algún debate interesante, especialmente durante el tiempo de negociación de las licencias

Estas grabaciones financiadas por Spotify no van a preocupar a las listas de pop a corto plazo. También se ajustan a una estrategia existente en la plataforma de streaming, la de crear su propio contenido de entretenimiento original.

Spotify siente que una razón clave para crear estas pistas es el control de calidad. Al crear sus propias canciones para las listas de reproducción ‘Chill’, por ejemplo, puede curar mezclas musicales exactamente a su gusto.

Los artistas fake de Spotify se ven internamente como un experimento, en lugar de una interrupción a gran escala del catálogo de la plataforma que, recuerda, tiene más de 30 millones de pistas con licencia.

En otras palabras, Spotify no va a estar tratando de desarrollar el próximo Drake a corto plazo.

Sin embargo, ciertos titulares de derechos, incluidos los titulares de derechos independientes, ganan mucho dinero al tener sus canciones interpretadas en las listas de reproducción relajantes/piano/chill/jazz de Spotify. Seguramente no estarán encantados de saber que la empresa está eliminando sus discos de estas listas de reproducción en favor de sus propias obras, especialmente cuando éstas son capaces de superar un millón de reproducciones.

Más mentes conspiradoras podrían preguntarse qué efecto puede tener una versión a gran escala de esta estrategia en el pago general de Spotify a los titulares de derechos grabados, y donde podría seguir la tendencia en su mapa de listas de reproducción.

¿Clásico? ¿Electrónico? ¿Blues? ¿Dinner? ¿Popular?

Spotify posee listas de reproducción ‘Chill’ con más de 700.000 seguidores, ‘Dinner’ con más de 300.000, y ‘Focus’ (‘Peaceful Piano’) con casi 2 millones de seguidores.

De ahora en adelante, ninguno de ellos es exclusivo de los socios de artistas y sellos.

Estos artistas inexistentes son elegidos deliberadamente para ser incluidos, una y otra vez, en listas de reproducción de primer nivel con millones de seguidores a expensas de la música firmada por sellos.

¿Su música viene con un precio más favorable de los royalties que las pistas de los independientes tradicionales y de los principales titulares de derechos?

Spotify niega tener artistas falsos

Spotify niega todas estas informaciones sobre los artistas fake, pero, entonces, ¿por qué hay artistas falsos en sus listas de reproducción?

El año pasado había un productor en Europa que afirmó que había hecho un contrato con Spotify para crear canciones bajo nombres de artistas falsos.

Estas canciones fueron incluidas por Spotify en listas de reproducción basadas en géneros clave. Para corroborar esta información, han salido los nombres de sus seudónimos en Spotify. Todos ellos existían, y todos se jactaron de pistas con más de 500.000 streamings.

Otras fuentes de alto nivel de la industria no se sorprendieron al decir que los artistas falsos que aparecían en las listas de reproducción de Spotify eran ahora una práctica común y que era una oferta de la plataforma para reducir sus costos de licencias.

Estas listas de reproducción incluyeron, entre otras, Peaceful Piano, Piano In The Background, Deep Focus, Sleep, Ambient Chill  and Music For Concentration.

No creamos artistas falsos y nunca los hemos creado en las listas de reproducción de Spotify. Categóricamente falso, punto final

Pagamos royalties (musicales y publishing) de todas las canciones en Spotify de todo lo que ponemos en playlists

No somos dueños de los derechos, no somos un sello, toda nuestra música tiene las licencias de los titulares de los derechos y nosotros las pagamos, no nos pagamos a nosotros mismos

Portavoz de Spotify

Entre la cuidadosa indignación redactada de Spotify, no has visto el trozo donde niegan que su servicio está lleno de artistas falsos. Eso es porque no pueden.

Aquí es donde esta historia vira en algún lugar hacia el escándalo.

Resultado de imagen de daniel ek

En total, las pistas de los 50 artistas fake de los que han salido rumores han tenido más de 520 millones de streamings. Por las métricas tradicionales de pago a los titulares de derechos, equivale a más de 3 millones de dólares en pagos de royalties.

Se pueden plantear tres preguntas:

  • ¿Quién recomienda o pide a estas personas que creen estas pistas?
  • Si, como dice Spotify, estos productores no están vendiendo sus másters como música de producción, ¿qué tasa de regalías están obteniendo en comparación con los artistas y los sellos reales? ¿Es 0%?
  • La cuestión vital. ¿Por qué Spotify selecciona estas pistas para que aparezcan en sus propias listas de reproducción con tal volumen y regularidad, y antes de las grabaciones de grandes sellos e independientes?

Spotify se niega a hacer declaraciones.

Se pidió información a figuras muy importantes en el negocio de la música, incluyendo a aquellos que trabajan en la mesa principal de grandes discográficas e independientes, que están familiarizados con las prácticas de Spotify.

Esto es lo que algunas de estas personas (anónimas) dijeron hace unos días:

“Hemos sido muy conscientes de estos artistas. Algunas de las listas de reproducción de covers acústicos contienen “artistas” propiedad de una compañía de producción indie de terceros que ha estado haciendo covers baratos durante años. Estamos seguros de que el material de piano acústico es propiedad de Spotify bajo nombres supuestos”.

“Esto ha estado sucediendo por mucho tiempo. Nos han dicho que terceros están involucrados, y al menos algunas de las personas detrás de los artistas falsos están de acuerdo a los márgenes insanamente bajos, que obviamente tiene un beneficio financiero para Spotify. Los sellos lo odian.”

“Lo que podemos estar seguros es que esta estrategia está diseñada para bajar la porción de la música en las listas de reproducción de los sellos legítimos, grandes e independientes, que están invirtiendo recursos sustanciales para desarrollar artistas y música de calidad, de modo que Spotify puede reducir sus costos de contenido y disminuir la influencia de los sellos”.

Una vez más, para ser claros, Spotify ha negado cualquier propiedad de los derechos de los másters.

Pagamos regalías de sonido y edición para todas las pistas de Spotify, y para todo lo que incluimos en listas de reproducción”.

Y de nuevo, agrega: “No creamos y nunca hemos creado artistas falsos ni los hemos puesto en las listas de reproducción de Spotify”.

¿Cómo saber si un artista en Spotify es falso?

No lo sabes. No es seguro.

Puesto de esta manera: si un artista en Spotify tiene millones de streamings de sólo un par de pistas, y no hay presencia en internet sobre este artista, ¿no sería extraño? No tiene Facebook, no tiene Twitter, no tiene página de ReverbNation, no tiene página web, no tiene SoundCloud…

¿Qué pasa si no tenía manager o abogado ni relaciones en la industria? Y aparentemente, de acuerdo con sus créditos Spotify, ¿posee la propiedad de todos sus derechos?

¿Qué pasa si su música sólo aparece en Spotify y no está en YouTube, Apple Music, etc? Eso sería raro, ¿verdad? Eso no tendría sentido.

Amity Cadet es un artista con una canción que tiene más 9 millones de reproducciones, un número muy bueno para alguien que no sea una super-estrella. Buscando el nombre en Google, no aparece ninguna red social ni página web, algo muy extraño hoy en día.

Esto es lo que se sabe con certeza: hay una gran cantidad de artistas confeccionados en Spotify, se crean bajo el anonimato de los productores, acumulando millones de streamings, de ser elegidos para aparecer en las listas de reproducción claves.

Las personas detrás de los fakes

¿Qué es exactamente lo que tiene que ganar Spotify al alimentar a sus oyentes con estos artistas de seudónimos?

La empresa de producción de Epidemic Sound, de Estocolmo, parece estar detrás de estos nombres falsos, trabajando para Spotify.

El dúo de producción sueco Andreas Romdhane y Josef Svedlund, mejor conocido como Quiz & Larossi, había hecho la música detrás de al menos ocho de los 50 artistas falsos.

Resultado de imagen de Quiz & Larossi

Se ha confirmado que su contribución a la práctica era muy pequeña en comparación con la otra empresa sueca, Epidemic Sound.

La función Artistas Relacionados de Spotify vincula a unos cuantos compositores que están representados por Epidemic Sound a muchos de los artistas falsos que han sido revelados.

Estos incluyen: Jeff Bright Jr, Greg Barley, Lo Mimieux, Charlie Key, Amity Cadet, Benny Treskow y Mia Strass.

Los artistas ficticios que no habíamos notado previamente, ahora se cree que son seudónimos de los compositores de Epidemic, incluyen Tonie Green, Sigimund, Julius Aston y Grobert.

La calidad de la producción grabada por estas figuras no está en cuestión. Han tenido buenas críticas online de fans, especialmente de música clásica, desesperados por descubrir quiénes son en realidad.

Estos son, sin duda, artistas falsos. Pero su música es obviamente escrita y realizada por personas. Evidentemente, gente muy talentosa.

Algunos compositores de Epidemic Sound de la vida real que probablemente están detrás de al menos algunos de los nombres anteriores incluyen Peter Sandberg, Gavin Luke y Rannar Sillard.

Declaraciones de Oscar Hoglund

Oscar Hoglund, cofundador y CEO de Epidemic Sound es un productor muy exitoso por derecho propio. Confirmó que Epidemic está detrás de muchos de los nombres de los artistas fake que han salido a la luz en Spotify.

Oscar Hoglund, cofundador y CEO de Epidemic Sound

“Es cierto que algunos de los compositores de tu lista trabajan con Epidemic Sound. La música que producen no fue encargada por Spotify y éstos no son ciertamente “artistas falsos”, ese término es ofensivo.”

“Son compositores profesionales, que se ganan la vida mediante la creación de música de calidad. Como suele suceder con los compositores y, de hecho, con los artistas pop tradicionales, algunos compositores optan por trabajar bajo sus nombres reales, mientras que otros prefieren usar seudónimos.”

“Epidemic Sound ha estado haciendo música durante casi diez años. Nuestras pistas generan más de 10 mil millones de reproducciones al mes en YouTube y Facebook. En consecuencia, recibimos muchas solicitudes para que nuestra música esté disponible a través de plataformas de streaming.”

“Hace 12 meses empezamos a distribuir parte de nuestra música a través de Spotify. Esta es una gran plataforma para los compositores, ya que aumenta sus ingresos y les da el reconocimiento que merecen.”

“Las pistas son de una calidad muy alta, y como resultado, son recogidas por los curadores de Spotify para sus listas de reproducción. Nosotros, y nuestros compositores, estamos orgullosos de que las canciones aparezcan en estas listas de reproducción “.

La relación Spotify – Epidemic Sound

Tenemos que preguntarnos si podría haber alguna relación directa entre Spotify y Epidemic Sound en existencia. En 2014, Epidemic Sound recaudó $5 millones de su empresa amiga sueca Creandum, “la principal firma de capital de riesgo nórdica que invierte en empresas tecnológicas innovadoras y de rápido crecimiento”.

artistas fake spotify

Recientemente, Epidemic Sound duplicó su valoración a 45 millones de dólares. En 2007, Creandum, cuya página principal porta con orgullo una foto de Daniel Ek, se convirtió en el primer inversor institucional en otra empresa sueca, Spotify. Se dijo que Spotify fue valorado en 13.000 millones de dólares.

No hay pruebas de que Spotify, que perdió 600 millones de dólares en 2016, podría estar reduciendo el porcentaje de ingresos que paga a los socios de contenido al llenar las listas de reproducción populares con música de producción de nombre ficticio.

Entonces, ¿que problema hay y cómo actúan estos artistas falsos?

Es doble problema.

Como muchas casas de producción anteriores, Epidemic Sound compra directamente los derechos de autor de los artistas.

En las propias palabras de la empresa: “Pagamos por adelantado las pistas, por ejemplo, adquirimos los derechos financieros”.

Epidemic dice a los posibles clientes que recibirán una compensación única por cada pista sin royalties porque “el pago a los artistas nunca se basa en el uso”. Eso explica por qué la firma admite más: “Lamentablemente no somos capaces de trabajar con miembros de sociedades de gestión colectiva (BMI, ASCAP, etc.) en este momento”. Una vez que un artista ha firmado ese contrato y tomado ese cheque, su música es propiedad de Epidemic Sound.

Las canciones de Epidemic, bajo falsos nombres de artistas, se están agregando a las listas de reproducción de Spotify con regularidad poco común. Como resultado, colectivamente acumulan cientos de millones de streamings.

No se sabe cuánto está pagando Spotify a Epidemic Sound por los derechos sobre estas canciones. Sin embargo, se sospecha de que es considerablemente menor de lo que Spotify pagaría por la no producción de música, y se basa en un solo pago por adelantado, o un bajo costo de arrendamiento/modelo de suscripción.

Una vez más, en las propias palabras de Epidemic Sound: “Nuestro modelo de suscripción de tarifa fija proporciona a los organismos de radiodifusión, redes de televisión y plataformas de contenido online acceso ilimitado a nuestra biblioteca sin restricciones y limitaciones de derechos tradicionales.”

Una cosa muy rara.

En su negación de los artistas falsos, como hemos dicho antes, Spotify dijo: “Pagamos royalties de sonido y edición por todas las canciones de Spotify”.

¿El eslogan de la marca Epidemic Sound? Música escogida a mano, libre de derechos.

Sea lo que sea que Spotify está pagando a Epidemic Sound, ésta empresa asegura: “Cuando distribuimos nuestras pistas a través de servicios de streaming pagamos al compositor por adelantado para la pista y, además, dividimos todos los ingresos de Spotify 50/50 con nuestros compositores.” Sin embargo, también dice que posee el 100% de los derechos de esta música.

Como elocuentemente ha explicado el analista Mark Mulligan, Spotify licencia la música sobre una base de “servicio centrado”.

En términos sencillos, eso significa que para cada período de pago, agrupa cada streaming en su plataforma  y luego paga sobre la base del porcentaje total de obras que cada artista deposita.

Esto explica que, aunque pagues $9.99 al mes y no escuches nada más que Bill Withers, él sólo verá una tajada de tu dinero. Tu dinero es agrupado con todos los demás antes de ser distribuido y los mayores éxitos de hoy toman la mayor parte del león.

Entonces, ¿qué pasaría si Spotify fuera capaz de obtener un descuento significativo para algunos artistas falsos, tal vez artistas “libres de derechos” elegidos a mano, y luego promoverlos tan fuertemente que terminen con cientos de millones de streamings?

Se reduciría inevitablemente la parte del porcentaje de cada otro artista, y de cada otro sello, en su servicio.

artistas fake spotify

¿Qué ocurre si Spotify comisionó directamente a Epidemic Sound y/o a sus clientes para que crearan música la cual tendría después un pase gratuito y directo a las listas de reproducción de Spotify?

Como se ha demostrado, es un sistema que parece estar en los intereses económicos de Spotify.

Para una empresa que ha luchado fuerte para reducir el porcentaje de sus ingresos que se pagan a los sellos en el último año, sin duda sería un método práctico para asegurar un cierto alivio de los márgenes por sigilo.

Especialmente con listas de reproducción como “Deep Sleep”, que están diseñadas para enviarte a un sueño tranquilo, y podría seguir reproduciéndose durante horas y horas mientras duermes.

Muchos factores indicativos alrededor de esta historia parecen extraños.

Para empezar, ¿por qué los falsos artistas creados por los clientes de Epidemic aparentemente valsan en las listas de reproducción de Spotify con millones de seguidores cada uno cuando artistas y sellos de la vida real lamentan el riguroso proceso de lanzamiento y curado de la compañía sueca?

Casi todos los artistas falsos que se han identificado ha atraído millones de streamings a través de la inclusión en listas de reproducción.

De hecho, no podemos encontrar ningún artista falso que no haya sido incluido en las listas de reproducción de Spotify.

Como dijo un miembro de la industria editorial de música estadounidense a la página web Variety: “Estas listas de reproducción han sido comercializadas como altamente comisariadas por expertos. ¿Esto no pone en duda toda la credibilidad e integridad de Spotify?”.

Además, ¿seguro que no puede ser coincidencia que toda esta música es completamente exclusiva de Spotify?

Fake artist spotify, artista falso

Si fueras un titular de derechos buscando sacar el máximo provecho de tu música grabada, incluso bajo un seudónimo, ¿no querrías que se reprodujera en todas partes desde Apple Music a iTunes o de YouTube a TIDAL? Esto parece indicar alguna forma de relación exclusiva entre Epidemic y Spotify para estas pistas. Y huele a un trato directo.

Curiosamente, esa es otra pregunta para Spotify: ¿No saliste y dijistes que no hiciste exclusivas de artistas? ¿O eso sólo se aplica cuando los artistas en cuestión están realmente en la tierra de los vivos?

¿Pero es todo este escándalo sobre la reducción de los derechos de autor?

El escándalo de los artistas fake es Spotify ha sido un verdadero mareo para la cabeza. ¿Realmente ahorraron tanto dinero? Pagaron miles de millones a los titulares de derechos, pero New York Times pone los “ahorros” en canciones falsas en 3 millones de dólares. ¿Valió la pena? Especialmente teniendo en cuenta el daño de relaciones públicas que hace a la marca.

Ciertamente la explicación más probable es que esto es sólo un movimiento estúpido, un favor para una empresa sueca de tecnología musical que parece representar la mayoría de estas canciones.

Pero debemos considerar dos teorías alternativas:

Los derechos de autor más bajos pagados en estas pistas pueden terminar como evidencia de las tasas de “mercado libre” ante la Junta de Derechos de Autor que establece las tarifas para los compositores. Sí, las tasas de derechos de autor en los EE.UU. no sólo están establecidas, sino que están limitadas por el gobierno. El CRB está obligado a considerar las tasas de libre mercado. Si consideran estas tarifas amañadas como mercado libre todos los compositores conseguirían royaltíes más bajos. Este escenario exacto ha existido dos veces antes. El más reciente fue cuando el grupo de licencias de sellos indie Merlin, rompió un acuerdo con streamers no interactivos. Este acuerdo garantizaba una tasa más baja para la rotación de las pistas con licencia de Merlin. Una especie de soborno a la inversa. Esto efectivamente redujo el precio por rotación, las emisoras no interactivas luego llevaron este acuerdo al CRB como evidencia y el CRB lo usó para bajar las tasas. Esto probablemente costó a los titulares de los derechos 1 billón de dólares en royaltíes perdidos.

Esto podría ser utilizado exactamente de la misma manera.

La segunda teoría es un poco más difícil de explicar, pero básicamente las tasas de rotación de compositor, varían de mes a mes. El gobierno federal las limita al 10,5% de los ingresos por servicios de streaming. Y la fórmula por giro es simplemente 10,5% de los ingresos dividido por el número total de vueltas, prorrateado basado en la popularidad de una canción. Así que si de alguna manera aumentas el número de vueltas utilizando pistas falsas, ¿no reducirías los royaltíes de modo generalizado por una cantidad pequeña pero significativa?

artistas fake spotify

A continuación puedes ver la lista de los 50 artistas fake de Spotify que han salido a la luz.

Lista de los 50 artistas falsos de Spotify

Entre paréntesis el número de reproducciones, en millones.

  1. Amity Cadet (9.2m)
  2. Gabriel Parker (24.9m)
  3. Charlie Key (23.6m)
  4. Ana Olgica (23.5m)
  5. Lo Mimieux (22.3m)
  6. Mbo Mentho (10.3m)
  7. Benny Treskow (14.9m)
  8. Greg Barley (21.4m)
  9. Relajar (13.4m)
  10. Jeff Bright Jr (15.8m)
  11. Mayhem (10.2m)
  12. Novo Talos (17.2m)
  13. Advaitas (7.4m)
  14. Clay Edwards (4.7m)
  15. Benny Bernstein (9.6m)
  16. Enno Aare (17.1m)
  17. Amy Yeager (5.7m)
  18. Otto Wahl (27m)
  19. Piotr Miteska (26.7m)
  20. Leon Noel (2.7m)
  21. Giuseppe Galvetti (2.7m)
  22. Caro Utobarto (1.2m)
  23. Risto Carto (1.7m)
  24. Karin Borg (24.2m)
  25. Hultana (3.2m)
  26. Hiroshi Yamazaki (8.6m)
  27. Milos Stavos (7.1m)
  28. Allysa Nelson (4.3m)
  29. They Dream By Day (16.2m)
  30. Evelyn Stein (14.3m)
  31. Józef Gatysik (10.4m)
  32. Jonathan Coffey (480k)
  33. Pernilla Mayer (4.2m)
  34. Hermann (11.8m)
  35. Aaron Lansing (11.3m)
  36. Dylan Francis (6.5m)
  37. Christopher Colman (509k)
  38. Sam Eber (1.6m)
  39. Fellows (3.3m)
  40. Martin Fox (2.5m)
  41. Deep Watch (4.8m)
  42. The 2 Inversions (10.3m)
  43. Bon Vie (4.7m)
  44. Wilma Harrods (5.3m)
  45. Antologie (5.8m)
  46. Heinz Goldblatt (513k)
  47. Charles Bolt (32.4m)
  48. Samuel Lindon (11.8m)
  49. Tony Lieberman (2.5m)
  50. Mia Strass (8.9m)

 

Recibe nuestra Newsletter
Recibe en tu email todo sobre Promoción Musical
Suscríbete y llévate nuestro Welcome Pack con 5 ebooks imprescindibles para impulsar tu proyecto musical
Recibe en tu email todo sobre Promoción Musical
Suscríbete y llévate nuestro Welcome Pack con 5 ebooks imprescindibles para impulsar tu proyecto musical
¿Te gustó el artículo?
1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (2 Votos, Promedio: 5,00 de 5)
Cargando…

Sobre el autor

Raul Clemente

Músico, técnico de sonido, realizador de audiovisuales y postgraduado en Gestión Empresarial de la Música.

Dejar un comentario