Autogestión Management

Startups Musicales: 16 Razones de Fracaso

Startups Musicales: 16 Razones de Fracaso

La evolución digital ha tenido una influencia masiva y continua en el nuevo ecosistema de tecnología musical, incluyendo la plétora de startups que entran en el espacio. Pero seamos realistas, al igual que los artistas, no todas las nuevas empresas triunfarán, y rara vez hay sólo una razón para el fracaso de una startup. Entonces, ¿qué necesitan las empresas de música para saber para aumentar sus posibilidades de éxito? ¿Por qué fracasan tantas startups musicales? ¿podemos hacer algo para evitarlo? Vamos a ver las razones que demuestran la tasa increíblemente alta de fracaso en el mundo de las startups musicales.


Te puede interesar:


1. Acuerdos de Licencia

Si quieres grandes artistas de grandes sellos musicales, prepárate para pagar cifras multimillonarias por ello. Sin mencionar el tiempo que quizás tome cerrar esos acuerdos (pregúntenle a Spotify).

Y si no resultas forzado a concederles una buena parte de tu empresa, me gustaría conocer a tu abogado.

Puedes encontrar a un joven empresario talentoso y muy inteligente que encuentre la manera de abordar muchos de los problemas que presentan Instagram, Facebook y Twitter en la industria musical, el problema es que es habitual no tener un conocimiento profundo sobre las licencias de musicales. Y, a menos de que reúna una enorme cantidad de dinero o cambie radicalmente su modelo de negocios, estás j*dido.

Sólo las empresas con enorme músculo financiero (como Google y Facebook) son las únicas que pueden lograr “escaparse” de las licencias. Aun así, tanto Google como Facebook deberían preocuparse por ello. Y si la OPV de Spotify está siendo amenazada por las licencias musicales, puedes estar completamente seguro de que tu startup va a sufrir las consecuencias también.

¿Qué es justo y qué es injusto?. Los grandes sellos musicales invierten para hacer que artistas como Rihanna y Coldplay se conviertan en superestrellas. Pero existe cierto grupo de inversores que no financiarían a nadie que sea dependiente de las licencias musicales de los sellos discográficos, ya que consideran que no sería un buen negocio para ellos.

2. Que la meta sea “salvar la industria musical”

La industria musical es un lugar brutalmente injusto, sin embargo, eso no significa que valga la pena que sea “salvada” por alguien. Aun así, esto de “salvar la industrial” es una parte importante y muy mencionada en los modelos de negocios enfocados en la música. Muchos de estos modelos tienen las siguientes convicciones:

  • El mundo digital está aniquilando a los artistas: este modelo los salva.
  • Buenos artistas no son reconocidos por los grandes sellos musicales: esta startup soluciona eso.
  • La música se ha convertido en basura y las personas ni siquiera se dan cuenta de ello: haremos que la música sea mejor y ayudaremos a cambiar el mundo.

Por supuesto, no podemos negar que sí hay muchas startups que realmente están solventando problemas serios de la industria musical, pero también están esas startups super filantrópicas, con metas y expectativas que sobrepasan lo utópico y terminan siendo un rotundo fracaso; mientras que existen empresas que se enfocan en dar solución a problemas específicos y de esta manera son más exitosos. Por ejemplo:

Patreon ayuda a los artistas a establecer un canal de ingresos directo con los fans.

Innovative Technology Electronics Corp. encontró una manera de vender tocadiscos elegantes para aquellos que no tuviesen mucho dinero.

CD Baby ayudó a artistas a crear y vender CD accesibles, luego los orientó a distribuirlos digitalmente cuando la época de los CD se acabó.

Echa un vistazo a nuestra guía de distribución digital de música para ver muchas más distribuidoras y startups que hacen más fácil el trabajo para los músicos.

Source3 fue muy persistente con respecto a los problemas relacionados a la identificación de IP y seguridad online (y Facebook necesitaba eso).

¿Ves la diferencia?

3. Conflictos entre inversor y empresario

Esto ocurre a menudo. Si los inversores no consiguen obtener una buena remuneración o sienten que el negocio no va en la dirección correcta, los empresarios se quedan solos en su proyecto.

4. Mucho dinero invertido en publicidad

Los PR casi nunca tienen éxito en hacer que los medios se emocionen mucho o tenga interés en los proyectos. Lo peor es que hacen estallar las bandejas de correos con publicidad y esas direcciones electrónicas las encuentran en una base de datos pagada por ellos mismos. Una vez que son enviados, sus emails desaparecen de la vista del escritor. Algunas veces, hasta atosigan a los consumidores al enviar publicidad como locos.

Algunos PR/publicistas/Marketeers son geniales otros no… Tomarán el dinero de tu startup, harán y desharán con él y luego se irán como si no hubiese ocurrido nada. Antes de que esto te pase, trata de trabajar directamente con la publicidad necesaria; esto te será mil veces más efectivo (pudiendo salvar un 100% de los costos).

5. Los fundadores no trabajaron lo suficiente

Hay dos tipos de personas que se van a las 5pm: los trabajadores de oficina y los emprendedores cuyos proyectos fracasaron.

Las horas invertidas en las bandas emergentes son enormes, especialmente en las primeras fases. Por otro lado, en el mercado actual, si no empujas hacia delantes, ya estás atrás (o no tardarás en estarlo).

También existe una realidad para aquellos que tienen familias e intentan llevar ambas cosas a cabo. ¿Por qué crees que hay una razón por la cual se recomienda comenzar tu empresa a los 20? Y aún a los 20 sigue siendo complicado, porque también deberás lidiar con tus amistades y parejas y en seguir acumulando conocimiento y experiencia.

6. Hay otras 20 startups que están haciendo exactamente lo mismo que la tuya

Paradójicamente, a algunos inversoress les gusta cuando múltiples compañías persiguen un modelo similar, pues los ayuda a validar sus ideas, especialmente si hay otros inversoress que están tomando riesgos similares.

Pero, ¿cuál es el problema? Que nunca hay suficiente espacio para empresas repetidas y redundantes. Claro, dirás “tenemos a Uber y a Lyft” pero no habrá Spotify, Apple Music, SoundCloud, Napster, Google Play, Xbox Music, Deezer, YouTube y TIDAL en 5 años.

El mundo no necesita tantos servicios. Y si el servicio de Spotify se acabara mañana, un servicio idéntico está esperando entre bastidores.

7. Los fundadores se rindieron

Tener éxito es una carrera de fondo y de impulso constante de tu negocio, insuflarle recursos (más o menos, de un tipo o de otro, pero estás criando…).

Si no estas convencido al 100% haciendo lo correcto con el equipo correcto en el momento correcto…

No es fácil.

Ánimo…

8. Siempre es la culpa de otra persona

Hay gente que ha sido acusada de arruinar una compañía entera. Ya quisieran ser así de poderosos…

Pero más poderoso es el hecho de que los fundadores (y sus abogados) están realmente convencidos de que demandar y acusar es una forma viable de tapar los errores que han cometido con sus empresas.

Es la vía de escape más fácil y probablemente ayuda a explicar el verdadero error en primer lugar.

9. Tus padres dijeron que no era buena idea y te hicieron cambiar de opinión

Y probablemente estén en lo cierto, tu startup posiblemente fracase, y esa presión se intensificará cuando las cosas se pongan difíciles, especialmente si tus padres te arrastran emocionalmente a un vacío.

Tal vez tus padres no forman parte de tu vida, pero eso no quita que tus otros familiares intentarán convencerte de que renuncies a tu proyecto. Tu esposo/a, hermanos, amigos… Todos ellos están entrenados para minimizar los riesgos y maximizar la seguridad.

Y la realidad es que los startups musicales no logran ninguna de esas dos cosas.

10. Mala coordinación

Buena coordinación:

  • CD Baby comenzó a finales de los 90s cuando los artistas independientes estaban luchando para producir y distribuir sus cd’s sin que fuese tan costoso.
  • Napster entró al mercado cuando los mp3 comenzaron a hacerse notar, pero era difícil buscar y compartir la música.
  • Spotify entró justamente cuando hubo una transición masiva de la titularidad de música al libre acceso de música.
  • Pandora no surgió hasta que los teléfonos inteligentes comenzaron proliferar.

Mala coordinación:

  • Apple Music entró a la época del streaming demasiado tarde, ya que se negaban a dejar de lado su obsoleta tienda de descargas

Generalmente, las startups musicales se posicionan correctamente cuando hay un cambio en la demanda de música o cuando surgen nuevos métodos de conseguir música.

11. Alguien lo hizo mejor que tú

Excelentes ideas con una ejecución pobre no te llevarán a nada.

12. El síndrome “demasiadas cosas brillantes y bonitas”

¿Quieres identificar a un mal fundador? Si los ves saltando de una idea a otra sin siquiera finiquitar la anterior, entonces lo encontraste. Verás, puedes tener muchas buenas y brillantes ideas pero si tienes una ejecución pobre, tus ideas son una basura. La ejecución es un trabajo arduo, aburrido y sin duda problemático pero completamente necesario para lograr el éxito.

Las ideas sólo son la parte fácil.

13. Los fundadores no fueron persistentes

Aquí hablamos de una reflexión interna bastante fuerte. Las startups son extremadamente exigentes, así que si quieres un proyecto exitoso debes colocar todo tu corazón, fe y fuerza en ello; de no ser así, será un fracaso.

14. Te “quemaste”

Tu salud física y mental (Tu energía vital) es la impulsora de ti, y tu lo eres de tu empresa. Cuidate.

Descansar bien, tomarse cierto tiempo libre ayudará a mantener el impulso para seguir mejorando, porque quemarse te desmotiva, te hace tomar malas decisiones y arruina tu ingenuidad; y durante los periodos de mucha dificultad necesitarás de mucha motivación y persistencia.

15. Crisis económica.

La economía global puede ser o muy buena o muy mala, pero puede que sea más mala que buena (sólo que no sabemos en qué momento lo será), esto es una bofetada para las startups recientes y vulnerables, pudiendo acabar hasta con las más prometedoras y asombrosas startups.

Y por cierto, eso también ocurre cuando hay desastres a nivel internacional como guerras, epidemias, terrorismo o eventos peores. Pero todo es parte del riesgo que se toma en esta industria.

16. Malas personas, mala química

Una startup es un pequeño grupo de personas, y quizás algunos que otros inversores y mentores. Y eso es todo. Sólo son personas, y si hay un mal grupo de personas eso significa que es una mal startup.

Y aún si son muy buenas personas, si se pelean entre sí, se distraen con facilidad o no están completamente comprometidos con la compañía, la startup no durará mucho. Generalmente, un equipo exitoso es aquel que integra personas inteligentes, dedicadas, cooperativas y cuyas habilidades se complementan con las del resto.

Recibe nuestra Newsletter
Recibe en tu email todo sobre Promoción Musical
Suscríbete y llévate nuestro Welcome Pack con 5 ebooks imprescindibles para impulsar tu proyecto musical
Recibe en tu email todo sobre Promoción Musical
Suscríbete y llévate nuestro Welcome Pack con 5 ebooks imprescindibles para impulsar tu proyecto musical
¿Te gustó el artículo?
1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (2 Votos, Promedio: 4,50 de 5)
Cargando…

Sobre el autor

PromocionMusical.es

Todo sobre promoción, autogestión y emprendimiento musical donde encontrarás artículos sobre marketing, social media, informes, infografías, propiedad intelectual, salud y mucho más.

Dejar un comentario