Management

Retos del músico en la industria musical actual (3 de 7)

Retos del músico en la industria musical actual

Vamos allá con el tercer artículo de la serie “Retos del músico en la industria musical actual”.

Si te acabas de incorporar, no te preocupes, aquí te dejo los dos primeros:

Continuamos con la teoría de Medio-Mensaje de Marshall McLuhan y vamos ahora a examinar cómo los músicos han venido solucionando sus cuatro problemas más importantes hoy en día.

Mensaje

Espectáculos en vivo. ¿Por qué la mayoría de los músicos quieren tanto tocar en vivo? Debido a que parece la mejor manera hoy en día para expresar su pasión, encontrar una nueva audiencia y hacer un ingreso. Es uno de los pocos restos del viejo mundo de la música que ha sobrevivido y todavía tiene sentido para los músicos y mucho, de hecho, como actividad humana que es la música, será más o menos negocio pero el encuentro de las personas en vivo es precisamente lo que originó la música misma.

La mayoría de los músicos buscan conciertos al acercarse a agentes de reservas (Booking/Bookers) o hacerlo ellos mismos. Ellos tocan en una red de pequeños pubs y festivales conocidos por albergar actuaciones en directo similares (medio).

En resumen, si un músico quiere tocar en vivo, tienen que construir el negocio del pub. Esto beneficia a todos, excepto el músico, ya que no hay exposición real al actuar frente a las mismas personas y la economía de dar conciertos en bares está hecha para favorecer el negocio (bar). Después de todo, la gente va a un bar a pagar por la cerveza y divertirse. La música es gratuita – no la experiencia principal (Cerveza y copas).

Al igual que los sellos y las empresas de tecnología mencionadas anteriormente, las empresas reales vuelven a ganar (el pub, en nuestro caso).

En este punto no importa cuán roto el sistema, debido al escaso número de lugares en esta red (Locales donde tocar) y el aumento del número de aspirantes a músicos, todos hemos contribuido a la creación de una “caja” que difícilmente puede satisfacer nuestras necesidades: hacer crecer una audiencia y construir un negocio. Esto no va a desaparecer a menos que busquemos alternativas.

Opciones a explorar en mayor profundidad:

  • Actuaciones online.
  • Conciertos personalizados en las salas de estar.
  • Crowdfunding o actuaciones pre-venta bajo demanda.
  • Experiencias en vivo a medida para pequeñas audiencias.
  • Actuaciones en lugares inesperados.

La noción de que “el negocio es malo ‘es dominante y arraigada en el mundo de la música. No es una sorpresa el por qué la mayoría de los artistas dudan en vender lo que producen, por no hablar de hacer un negocio consistente, escalable.

En cuanto a las formas en que suelen verse principalmente a la hora de conseguir generar negocio e ingresos son:

  • Ingresos relacionados con el copyright (derechos de autor)
  • Ingresos por el intercambio de tiempo por dinero (actuar y enseñar)
  • Los ingresos relacionados con la marca (la capitalización de tu marca)
  • Mecenazgo/Patrocinio (fondos de terceros)

En la práctica, la mayoría de los músicos intentan hacer dinero a través de conciertos en vivo, la venta de música y / o el uso de las soluciones de las empresas de tecnología (YouTube, Spotify, etc.).

Pero hay grandes problemas con estas soluciones. La mayoría de ellos están no es sostenible per se  debido fundamentalmente a que tu marca o grupo de fans no es lo suficientemente grande, no es escalable o implica invertir demasiado tiempo. También es peligroso confiar en edificar un negocio en una plataforma que podría no existir en el futuro como MySpace en otras plataformas como puedan ser ahora Facebook, YouTube o Spotify.

Entonces ¿cómo construirán los músicos un negocio real? Mediante la creación de su propio medio que trataremos más adelante.

Promoción de la música / construyendo una audiencia. Las cosas son bastante sencillas en este juego. La promoción de hoy en día es una lucha constante contra el ruido. Los músicos responden mediante el uso de las redes sociales o blogs para promover su trabajo.

Aunque la manera de asegurar que tu música sea escuchada se reduce a la comunicación de humano a humano, la más efectiva, con lo que parece que la mayoría de los artistas simplemente agotan su red personal y no pueden ir más allá de eso o no cuentan ni con el tiempo y/o los recursos para poder mantener en constante comunicación con una base lo suficientemente grande como para asegurarse un sustento proveniente de la misma.

El ruido en el mundo digital ha aumentado de manera exponencial. Todo el mundo quiere prestar atención a algo increíble (que, la mayoría de las veces, es una porquería), por lo que la gente elige dejar de prestar. ¿Cómo convencer a un desconocido para que te escuche entonces?

Debemos tener en cuenta lo conseguiremos con:

  • La creación de un producto excepcional que valga la pena
  • Estar donde la atención está ya (¿Instagram?, ¿Facebook Live stream?, ¿Snapchat?)
  • Conexión con influencers
  • Crecimiento desde dentro: Los fans son tus embajadores
  • Construcción de la comunidad existente (Reforzamiento e incremento de lazos) en lugar de constante crecimiento: Profundidad en lugar de amplitud
  • Experiencias musicales completas en vez de meras composiciones musicales
  • Colaboraciones con otras marcas
  • Redes establecidas.

Gestión del tiempo. No es sorprendente que este sea uno de los principales problemas. Y esto es consecuencia de una autogestión entendida necesariamente como “Hazlo (TODO) Tú Mismo”. Tal vez pensemos que de lo contrario nuestra obra perderá su pureza y que el diálogo entre la VERDAD y la naturaleza divina a la que medias con tu obra se desvirtuará al ser recibida por tu público…

Esto es más bien triste, porque perder tiempo en todo – en lugar de delegar y externalizar – lleva a la frustración, falta de motivación y, en última instancia, la falta de alegría por lo que haces. Lo cierto es que el compromiso y la gestión de recursos (incluido el tiempo) son lo que hace que las cosas vayan hacia adelante y creen un negocio propio.

Debemos tener en cuenta lo siguiente:

  • Subcontratación de terceros
  • Ayuda de los fans – becarios
  • Asignación de tareas a cada miembro de la banda
  • Construir un equipo alrededor de un sistema de productividad
  • Experimentos sobre lo que te hace productivo
  • Colaboraciones con socios
  • Metas claras.

Cada uno de los problemas antes mencionados tiene un respectivo entorno en el que vive y se alimenta de su medio.

Si el medio es problemático, nunca se desarrollará la solución.

En la siguiente entrega de esta serie de artículos se sugerirán algunas posibles soluciones y aunque hay más problemas que resolver, una vez que estos cuatro problemas principales se resuelven, todo será mucho más fácil. ¿Por qué difundir nuestra atención a cada frustración trivial, mientras que podemos centrarnos en unos pocos dolores importantes y resolverlos?

No te pierdas nuestros próximos artículos en PromocionMusical.es suscribiéndote a nuestra newsletter 🙂

Recibe nuestra Newsletter
Recibe en tu email todo sobre Promoción Musical
Suscríbete y llévate nuestro Welcome Pack con 5 ebooks imprescindibles para impulsar tu proyecto musical
Recibe en tu email todo sobre Promoción Musical
Suscríbete y llévate nuestro Welcome Pack con 5 ebooks imprescindibles para impulsar tu proyecto musical
¿Te gustó el artículo?
1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (2 Votos, Promedio: 5,00 de 5)
Cargando…

Sobre el autor

PromocionMusical.es

Todo sobre promoción, autogestión y emprendimiento musical donde encontrarás artículos sobre marketing, social media, informes, infografías, propiedad intelectual, salud y mucho más.

Dejar un comentario