Management

Retos del músico en la industria musical actual (2 de 7)

Retos del músico en la industria musical actual

Continuamos con el segundo de los artículos sobre los retos de la industria musical actual. Si te perdiste el anterior, aquí lo tienes: >>Retos del músico en la industria musical actual (1 de 7)<<

Let´s go!

“El medio es el mensaje” en la industria de la música.

Marshall McLuhan, el filósofo y erúdito canadiense de la teoría de la comunicación, se elevó en popularidad con su tesis “el medio es el mensaje”, una cita de su libro “Understanding Media

En resumen, el medio para llevar el mensaje y el mensaje en sí es una relación simbiótica, no lo separes. La frase encapsula la noción de que la percepción del mensaje está influenciada en gran medida por el medio a través del que se comunica.

Sería útil, en otras palabras, para examinar el contexto del mundo de la música de hoy en día y enumerar las maneras más populares que utilizamos para hacer frente a los problemas. Dicho de otro modo: ¿cuál es la infraestructura que podemos utilizar (El medio) para encontrar soluciones para los problemas de los músicos de hoy (el mensaje)?

Vamos a tratar de interpretar el mundo de la música de hoy en día, a través de los ojos de un músico analitico que utiliza sugerencias de McLuhan.

Medio. (A dónde acudimos por Business)

A un lado de la mesa tenemos los músicos de hoy. En el otro lado de la mesa tenemos sellos (multinacionales e indies) y empresas de tecnología (YouTube, Spotify, etc.). Estas son los principales medios en que los músicos confían para hacer algo de dinero con su música.

Los músicos odian los negocios. Les encanta hacer crear. Por lo que buscan gestores (o “amigos”) cuando se trata del tema negocios.

¿Qué hacen los músicos?

Los músicos ofrecen sus creaciones musicales a organizaciones extrañas, en los que confíen, porque los músicos creen que ellos “ven” los negocios mejor que ellos. También se convencen de que son queridos por estos extraños. Confiar en un desconocido con la esperanza ciega de que ellos te harán ganar dinero es una clara señal de desesperación.

Refrán popular: “Por el interés te quiero Andrés”

Obviamente, estos “extraños” (Puedes poner a cualquier empresa relacionada con el Music Business, y ojo por que el enfoque que le estoy dando va por el “choque” entre arte y negocio.) van a hacer lo que mejor saben hacer: Coger algo (Tu arte, tu música, tu creación, tu directo) y exprimir dinero de él, mediante venderlo a una audiencia. Ellos hacen todo el trabajo, por lo que ellos y sus contratistas (también conocido como intermediarios) toman la mayor porción del beneficio obtenido, dejando a los músicos con el pedazo más pequeño del pastel. Los sellos ven la música como propiedad intelectual y la empresas de tecnología como contenido, siendo ambas invenciones humanas y no teniendo nada que ver con la expresión musical concebido originalmente.

Por otro lado, la diferencia entre empresas de la industria musical tradicional como los sellos son restos de la era eléctrica y organizaciones más inelásticas a cambios, mientras que las corporaciones que son nativas de la era digital son más personalizables y músic-friendly (Ojo, porque esto no hay que tomarlo al pie de la letra, si no que se lo digan a los que cobran por reproducciones menos royalties por Youtube que por Spotify). El antiguo jefe se encuentra con el nuevo jefe.

Los sellos y las empresas de tecnología construyen un buen negocio de la cantidad masiva de música proporcionada voluntariamente por músicos “desesperados”. Ayudan a sólo unos pocos a tener éxito, pero se alimentan las esperanzas y los sueños de millones.

Medio. A donde acudimos por conocimiento

Los músicos siempre están aprendiendo cosas. Ahora, antes de asumir con seguridad que quieren aprender exclusivamente a hacer música, vamos a hacer preguntas.

La primera pregunta es: ¿acerca de qué es lo que quieren aprender? Pero es difícil trazar una línea recta entre lo que queremos y lo que personalmente hemos sido condicionados a querer.

Una mejor pregunta: ¿qué es lo que piensan que quieren aprender? La razón más fuerte de por qué hacemos las cosas es la idea de que seguimos en nuestro defecto, la elección preexistente.

La pregunta más interesante para explorar, entonces, podría ser: ¿qué tenían que aprender hasta ahora?

¿Dónde buscan respuesta? Dos ejemplos destacados que vienen a la mente rápido son los centros de conocimiento (universidades de música) y curadores de conocimiento (bloggers).

Los colegios de música son instituciones oficiales (gubernamentales o no) construidos para facilitar las actividades educativas sobre temas que parecen ser populares, prácticas y realistas para la carrera de un músico. Su valor y relevancia radica en su capacidad para darle un certificado fiable.

Su valor principal es la credibilidad del papel que te entregan al final de los estudios y el compromiso con el aprendizaje. No olvidemos que los colegios de música son instituciones con historia, reputación de la marca y tasas de éxito por mantener. Su papel, sin embargo, se vuelve irrelevante en un mundo donde 1) el conocimiento de calidad se democratiza y es de libre acceso, y 2) las personas se preocupan por los resultados o productos de calidad más que simples garantías de las habilidades de uno (también conocidos como certificados).

En realidad, los colegios de música enseñan a los músicos sobre el lado artístico de su carrera, con exclusión de una parte vital de la realidad actual: la cuestión práctica y realista de darse a conocer…

Prácticamente, la mayoría de los músicos que se gradúan de una universidad no tiene ni idea de dónde ir a continuación y cómo dar un impulso a su carrera. Sí, ellos saben cómo acercarse, componer, actuar o producir música (o alguna combinación de estos). Pero, ¿qué sigue? Ni idea.

Volvamos a la pregunta inicial: ¿qué han aprendido hasta ahora? La respuesta: “cómo hacer arte que todo el mundo ignorará”

Esto crea un marco fundamental de pensar para los estudiantes de música. “Pero… si el programa pone el énfasis en la música, esto es probablemente lo que importa, ¿verdad?. No Exactamente.

Incluso los que practican música contemporánea, (que solían centrarse en el valor inherente de la expresión musical) se ven afectados por la noción de contexto y se han dado cuenta que necesitan adaptarse a las leyes del nuevo mundo (o volverse irrelevantes y obsoletos).

¿Por qué los colegios han fallado en enseñar a sus estudiantes qué hacer a continuación? Por que son inelásticos al cambio.

Mientras tanto, hay otra forma de educación para los músicos, esta vez relacionado con los negocios y la promoción. Los curadores de conocimiento (bloggers) dominan en esta área.

Lo mejor acerca de los blogs: la diversidad de opiniones, que es libre para todo el mundo, que no tiene que comprometerse con un programa de 2 años para leerlos y se puede trabajar a tu propio ritmo. Escribe cualquier texto en la barra de búsqueda, y encontrarás probablemente unos pocos cientos de mensajes al respecto, examinados desde varios ángulos.

Las desventajas de este generador de conocimiento de blogs son visibles:

  1. ¿Qué calidad tiene ese conocimiento y cómo podemos filtrar lo útil de todo ese ruido?
  2. ¿Cómo puedae poner cosas en práctica después de haberlas aprendido, y ¿cómo se consigue apoyo si tienes alguna pregunta?

Estaremos de acuerdo en que nada leído en Internet debe darse por sentado sin investigación. Cuando la barrera de entrada a la publicación es una conexión a Internet, la calidad del contenido cae inevitablemente.

El hecho de que alguien pueda escribir sobre un tema, no quiere decir que sea cierto o se le deba prestar atención. Demonios, ni siquiera las palabras que estás leyendo ahora deben ser digeridos de manera acrítica.

Todo el mundo puede ser un experto hoy y analizar sus experiencias. Esto crea una cámara de eco cómoda para los músicos de hoy en día: todo es posible, se puede hacer una vida como artista “hazlo tu mismo”, el conocimiento es libre, las barreras de entrada son inexistentes. (Si, pero-para-miles-de-millones-de-personas).

Si todo esto es correcto, ¿de dónde vienen el esfuerzo y la inversión? ¿Quién se destaca?

Ten en cuenta cuando leas blogs que no existe una receta única para nada, y que el conocimiento más valioso sobre tu actividad es aquél que obtienes en base a la prueba y error y has comprobado que funciona. (Que esto tampoco son leyes inmutables, pero te dará una pista más sólida que la BUENA PRÁCTICA de turno)

Ahora que hemos esbozado el Medio (contexto), saltemos sobre los mensajes modernos (cómo los músicos dan soluciones a sus problemas).

Recuerda suscribirte a nuestra newsletter y recibir lo mejor sobre promoción, marketing y emprendimiento musical en tu email 😀

Recibe nuestra Newsletter
Recibe en tu email todo sobre Promoción Musical
Suscríbete y llévate nuestro Welcome Pack con 5 ebooks imprescindibles para impulsar tu proyecto musical
Recibe en tu email todo sobre Promoción Musical
Suscríbete y llévate nuestro Welcome Pack con 5 ebooks imprescindibles para impulsar tu proyecto musical
¿Te gustó el artículo?
1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (3 Votos, Promedio: 4,67 de 5)
Cargando…

Sobre el autor

PromocionMusical.es

Todo sobre promoción, autogestión y emprendimiento musical donde encontrarás artículos sobre marketing, social media, informes, infografías, propiedad intelectual, salud y mucho más.

Dejar un comentario