Salud

Dolor de músico. ¿Cómo y por dónde empezar el tratamiento del intérprete?

fisioterapia musica, tratamiento del interprete
Escrito por Ana Velázquez

Las CORRECCIONES más HABITUALES que realizamos en consulta: Solventa tus dolores observándote.

¿Cómo realizarlo?

¡Grávate!

Es indispensable que al menos dos veces al año te auto-graves. Cuando estás estudiando y cuando haces un bolo. De esta forma podrás captar mejor tus vicios posturales y mejorar tu rendimiento.

Aquí va la lista:

-Hombros elevados

       Los músculos de los hombros no están para sujetar tus brazos, ni mucho menos para hacer fuerza con ellos. El peso del brazo debe estar detrás, en la espalda, concretamente en la musculatura que hay entre las escápulas.

Hay que aprender a detectar este vicio postural para evitarlo y que no se convierta en parte de la técnica de sujeción del instrumento.

El peligro está en que esta postura empeore más con el paso del tiempo y en consecuencia, haga aumentar el número de factores de riesgo que ya de por sí es una postura forzada.

-Pelvis en posición no neutra. Desequilibrio en las curvas de la columna vertebral.

Momento para la reflexión: ¿Con qué parte de tu cuerpo te apoyas en la silla, taburete o banqueta? Si se hace de manera correcta, deberías contestar “con las nalgas”. ¡No con la parte más baja de la espalda! Observa: ¿Tienes tendencia a doblar la espalda y cambiar este punto de apoyo en el momento que requieres más fuerza? Estos cambios de apoyo hacen cambiar el rendimiento y la disposición de la dirección de la fuerza de los músculos del abdomen. ¡Puede ser el principio del origen de una futura hérnia inguinal o discal!

-Pies apoyados.

Otro tema a tener en cuenta: Si los pies no se apoyan en el suelo. ¿Quién soporta el peso de las piernas? Es básico derivar el peso de las extremidad inferior a los pies. Sintiendo esto, la columna ya recibe menos presión y puede generar mejor los movimientos de los brazos.

-Torsión de la columna vertebral.

       Mientras observas tu grabación, ¿Tus hombros y tus caderas van la mayoría del tiempo en la misma dirección?

Para poder realizar mejor esta observación, imagínate que entre los hombros hay un foco que ilumina hacia delante y de igual forma hay un foco en tu ombligo. La pregunta a asentar es si ambos focos están enfocando al mismo punto.

Como anteriormente se ha descrito, si la mayoría del tiempo es así, ¡perfecto!. Habrá que cambiarlo si tu postura con el instrumento dista de la descrita como correcta.

-Aumento del tono muscular

La gran mayoría de los músicos que atendemos tienen un exceso de tono, de fuerza muscular. La causa de estos excesos es por una incorrecta distribución de la estructura ósea. Si entendemos las articulaciones como engranajes que deben estar estables y en buen eje, la fuerza que nos mantiene debe de estar generada por los músculos estabilizadores: espalda y abdomen. En cuanto estas dos partes no están bien tonificadas se empieza a realizar la fuerza con otras partes del cuerpo y la que más sufre es la de los brazos. Consecuencia: lesiones en los tendones.

-Inclinaciones y rotaciones de la cabeza

Van unidas a un desequilibrio de la línea de mirada y la mandíbula. ¡Cuidado! Estamos alterando nuestros ejes de referencia espacial para guiar a nuestro sentido del equilibrio. Si nos pasamos muchas horas estudiando con esta posición, el sistema postural va a entender que lo “normal” para nuestro cuerpo es estar inclinado. Las estructuras musculares y óseas se verán modificadas para mantener ese “orden ficticio”. En estos casos las alteraciones pueden ser detectadas más a largo plazo, al igual que las lesiones derivadas de esta alteración aparentemente inocente. ¡La cabeza en su sitio!

-Inclinación de la mandíbula.

¡Atención al uso del violín o la viola! Esta articulación se ve alterada de su posición inicial básica cuando se ve afectada por una constante fuerza hacia un lateral. Las articulaciones témporo-mandibulares son indispensables para seguir con las funciones del ser humano: tragar saliva y para comer. Una artrosis es la patología más habitual cuando hay un desequilibrio en su eje.

De todas las indicaciones que hemos realizado anterioremente, debes observar si es una posición mantenida o es momentáneo. Éste segundo será fruto de tu expresividad y no debe ser corregido.

Si es al contrario, debe ser corregido.

Recibe nuestra Newsletter
Recibe en tu email todo sobre Promoción Musical
Suscríbete y llévate nuestro Welcome Pack con 5 ebooks imprescindibles para impulsar tu proyecto musical
Recibe en tu email todo sobre Promoción Musical
Suscríbete y llévate nuestro Welcome Pack con 5 ebooks imprescindibles para impulsar tu proyecto musical
¿Te gustó el artículo?
1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (1 Votos, Promedio: 5,00 de 5)
Loading...

Sobre el autor

Ana Velázquez

Optimizo tu talento y los resultados de tu rendimiento artístico con mi método de trabajo CPAE-Ana Velázquez, Directora de CPAE.

1 Comentario

Dejar un comentario