Management Marketing

Cuánto cuesta lanzar un álbum como artista independiente

Cuánto cuesta lanzar un álbum como artista independiente
Escrito por José Luis López

Para todos aquéllos que os subís a la ola del “yo también”…

Estamos en un momento de transición donde muchos de los avances tecnológicos que se anuncian relacionados en la industria musical (VR, hologramas, chatbots…) se ven en muchos casos como al alcance de los que tienen la pasta, innovadores, o como mínimo algo alejado de la parte hispano-hablante del negocio.

No me cabe duda que dentro 5 a 10 años el negocio habrá continuado con su mutación, de igual modo que ya el streaming ha superado al formato físico, con todo el agravio comparativo que supone.

En cualquier caso, habida cuenta de que en este momento pueden convivir estrategias de éxito diferentes dentro de la música, como artista, y me refiero a seguir estrategias alternativas como músicos-Youtubers, “hackers” de plataformas de streaming, viralizaciones de crowdfundings, etc. Hay muchos artistas y profesionales que tienen una concepción más “tradicional” en el sentido que aquéllo que aporta valor a la carrera del artista es su arte y las cosas se hacen de un modo más convencional.

Este artículo recoge declaraciones del rapero de Brooklyn Radamiz que ha desglosado todos sus gastos para su álbum indie ‘Writeous’ en una entrevista para el medio djbooth.

Cuánto cuesta lanzar un álbum como artista independiente

En el 2012, el rapero tuvo una idea para un álbum. Aproximadamente cuatro años más tarde, el 18 de abril del 2016, alumbraba 11 canciones y Writeous nació en el mundo.

Resultado de imagen de Righteous radamiz

El álbum comentan las críticas es bueno. Realmente bueno.

Sin ánimo comercial es de justicia dejar el enlace de iTunes como mínimo para seguir la pista al proyecto.

Puesto que Radamiz es un artista underground sin respaldo de un sello es interesante mencionar que Writeous suena bien. Realmente bien. Hablamos de un tipo con talento. y la mezcla y masterización es profesional, lo que esperarías de un nombre mucho más establecido.

Pero Radamiz sacó adelante Writeous por su cuenta, de forma completamente independientemente. Y hay mucho más que entra en ese proceso, monetariamente y de otra manera, de lo que la mayoría de la gente podría pensar.

“Lanzar un proyecto no es una broma”, comenta Radamiz. “Al menos si te importa lo que estás lanzando y realmente te importa la música.” Su tono se pone pesado, sinceramente. – “Writeous se llevó mucho de mí.”

Para Radamiz, las apuestas para este proyecto eran altas. No sólo era años en la composición, Writeous es la primera oferta completa de un artista que toma su oficio y herencia muy seriamente. “Si mañana muero, Writeous es lo único que me representa como un todo”.

A continuación Radamiz comenta el desglose del presupuesto de su álbum y explica dónde se ha gastado cada dólar.

“La creación de música en sí es la parte, al menos ahora mismo, en la que gasto más dinero. Porque soy muy obsesivo sobre la calidad. “,  “Si ayuda a la música a soportar la prueba del tiempo, vale la pena”.

Pero ¿cuál es, exactamente, el precio asociado con la creación de la música que puede soportar la prueba del tiempo?

Radamiz comenta que “sólo en los gastos de estudio, empleé más de 5.000 dólares para grabación y la mezcla. Y esto es todo de mi bolsillo, trabajando en un trabajo de día juntando un poco de dinero. Encontré un ingeniero con el que realmenteme sentía a gusto, Chris Conway, tuvimos química en seguida. Tras empezar a trabajar con Chris se sentía como que estaba ‘en el único lugar en el que quiero grabar.’ ”

Coste total hasta ahora: $ 5,400.

Para aquellos que no están en el mercado, ese es el precio de un coche usado decente, que podría parecer mucho para un proyecto de 11 canciones, pero a 45 dólares la hora, los costes del estudio se acumulan para un perfeccionista con una visión artística concreta.

“A veces estoy ahí durante tres horas, simplemente para ajustar la línea de bajo o ajustar el sintetizador de fondo, sólo tratando de averiguar los niveles de fondo adecuado. Eso son 135$ gastados sólo en improvisación, o 180 $ gastado ajustando los ecualizadores.”

Parte de ser un artista es el auto-examen de tu trabajo bajo la lente de un microscopio, una práctica que Radamiz ahora entiende plenamente.

“Todos estos matices, muchas veces en realidad no son capturados por el oyente en la primera vez”, comenta Radamiz, “pero no seran atrapados si no están allí, si no lo oyes. Gastas dinero ajustando todas esas pequeñas cosas para asegurarte de que la atracción como oyente se cumplen en todos los niveles.

Por supuesto, el tiempo de estudio es sólo un gasto de muchos. “Se necesita mucho”, continúa Radamiz. “Es el marketing digital, son vídeos musicales, promoción de vídeos. Marketing digital en SoundCloud, hacer la portada. Hay muchos gastos en un proyecto que el consumidor promedio no entiende.”

“Para Writeous, específicamente, la calidad de vídeo era realmente muy importante para mí. En ‘PoweR’, por ejemplo, terminé gastando alrededor de $ 1,000 en la creación de la misma. “Agregue otros $ 800 para” Sumner “, y los costes del video para el proyecto vienen cerca de dos mil.

Costo totel hasta ahora: $ 7200.

“Entonces empiezas a incorporar la promoción digital”, continúa Radamiz. “De acuerdo, permíteme contratar a alguien que sepa cómo colocarlo en YouTube o en cualquiera otro sitio. Lo cual, todo el mundo hace este tipo de cosas, cualquier persona que esté tratando la música como una carrera, es sólo la información que nadie comparte.”

¿El presupuesto de marketing de Radamiz?

  • $ 800 para la promoción digital del single “Sumner”.
  • $ 1,200 en una campaña de marketing digital para el video “poweR”.
  • $ 1,500 en promoción digital para Writeous como un todo.
  • $ 1,000 en publicaciones patrocinadas de Facebook, Twitter e Instagram.

Coste total de comercialización: $ 4,500.

“Todas estas personas en las sellos, tienen máquinas detrás de ellos”, explica Radamiz. “Hace que la idea de los dólares gastados en marketing tenga mucho más sentido cuando comienzas a tomar en cuenta tu propia carrera. Siempre has oído que los sellos reservan entre $ 300.000 a $ 400.000 para comercializar un álbum pero nunca comprendiste lo que eso significaba, al menos para mí. Nunca supe lo que eso significaba.”

Para Radamiz, significaba pedir prestados trucos a los grandes para que su nombre estara allí. Además de los fundamentos del marketing digital, el desglose del presupuesto de Writeous incluye $ 1,100 para los costes de licencias y solicitudes para tener a “New York Do not Love Me” en la MTV y $ 600 dólares para una campaña de relaciones públicas que no vio resultados reales.

Coste total hasta ahora: $ 13,600.

Una vez más, ese número suena muy grande, pero Radamiz no tiene esa perspectiva en lo más mínimo. “Esto es muy poco dinero, en comparación con cuánto gastan en su música artistas más grandes. Es caro ser un artista. Para hacerlo bien, para hacerlo con calidad, se necesita mucho de ti. ”

Unos cuantos gastos más:

  • $ 350 para la portada
  • $ 400 para algunos dibujos de diseño de portada que no pasaron el corte
  • $ 100 para un disco duro extra
  • una cantidad indeterminada pero inmensa gastada en café de estudio.

¿Todo dicho ya?

Le costó a Radamiz alrededor de $ 14.450 producir, grabar, lanzar y comercializar Writeous.

Por esos caso $ 15.000, podrías ir a una prestigiosa escuela de negocios y comenzar una carrera. Podrías obtener un certificado o un título en tu campo y traer un cheque de pago más grande. O, si quieres ser un rapero profesional, y estás decidido a comenzar con un debut indie autofinanciado, podrías lanzar un álbum.

“Estoy aquí para esto”, afirma Radamiz con confianza. “No puedes estar apegado a cuánto dinero se está gastando, tienes que estar más unido al legado que estás construyendo, a la marca que estás construyendo. El hecho de que estás en él a largo plazo. ”

Ahora toca el momento de “la verdad”. Radamiz comenta cuanto le ha traído Writeous hasta ahora, con fines de lucro. “He ganado $ 882 con el álbum. He ganado $ 400 a través de iTunes y Apple Music. La creación de la canción “poweR”, costó $ 800, sólo para grabar una canción. ”

Sin embargo, hay mucho más acerca de ser un artista profesional que los ingresos del álbum, y Radamiz acredita cada victoria en su carrera hasta ahora con el esfuerzo que puso en su debut. “He sido compensado de otras maneras. Para que yo esté en el escenario con Nas, para que la gente venga, te compensan de esa manera”.

“No tomo ninguna de estas cosas como pérdidas”, explica con más confianza. “Tomo estas cosas como inversiones.”

En una miríada de formas tangibles e intangibles, esa inversión está dando sus frutos. Como su nombre ha llegado afuera, Radamiz ha llamado la atención de algunos poderosos creadores de tendencias. Ha hecho un poco de restyling referido a moda de gama alta y le paga para hacer shows.

Pero en realidad, eso es todo secundario; Radamiz consiguió poner su nombre en un álbum del cual él está orgulloso. Un buen álbum, que suena bien. Un álbum que inmortalizará un momento para Radamiz el artista y para Radamiz el humano.

“No lo retuerzo, no me quejo. Lo digo todo con alegría, no hay angustia “, dice con satisfacción genuina en su voz. “Escribir me hace feliz. Así sólo es cómo funciona el mundo. “Haz algo que amas, y ​​hazlo bien, y te costará.”

“El hecho de que pueda vivir la vida en un estado más feliz, es la mayor compensación. No hay dinero que pueda reemplazar ese sentimiento. “Esa clase de satisfacción no llega cuando desarrolloas tus pasiones a medias.”

Por supuesto, el acercamiento de Radamiz y el proceso para lanzar Writeous no son las únicas rutas, y cada artista independiente no tiene que seguir el mismo modelo. Pero hay mucho que decir respecto de invertir en un producto, y asegurar que la música suene como que puede competir con cualquier cosa que se oye en la radio.

Desde la perspectiva de un oyente, podemos disfrutar de los frutos de esa inversión, todas esas horas pasadas en el estudio. Si bien es fácil no notar los “matices más sutiles”, como dijo Radamiz, es importante recordar que hacer gran arte como artista independiente no es fácil y seguro que no es barato.

Para Radamiz, tampoco es una opción.

“Nunca he gastado dinero en música y no siento como que lo he perdido. Si embargo, cuando gasto 20 dólares en una cena me siento derrochador, estoy como ‘maldito’. Pero cuando doy $ 250 a mi ingeniero y salgo con una mezcla mejor de una canción, tengo la grabación correcta en estas voces, y el ritmo suena mucho mejor, ya está…”.

Querid@ lector, nota que nuestro amigo Radamiz reside en Nueva York (EEUU) uno de los potencias mundiales en lo que a la industria musical se refiere y por ende, más competencia hay pero también más oportunidades.

Recuerda: No pain, no gain.

Y tú ¿cómo te lo montas?


Fuente: Kakin, C., “This is what investing in an album as an indie artist really looks like”, djbooth.net.

Recibe nuestra Newsletter
Recibe en tu email todo sobre Promoción Musical
Suscríbete y llévate nuestro Welcome Pack con 5 ebooks imprescindibles para impulsar tu proyecto musical
Recibe en tu email todo sobre Promoción Musical
Suscríbete y llévate nuestro Welcome Pack con 5 ebooks imprescindibles para impulsar tu proyecto musical
¿Te gustó el artículo?
1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (2 Votos, Promedio: 5,00 de 5)
Cargando…

Sobre el autor

José Luis López

CEO y Co-Founder de PromocionMusical.es
Consultor y formador independiente especializado en industria musical, mundo digital, autogestión y emprendedurismo.

3 Comentarios

  • Las discográficas siempre van a querer seguir pillando tajada del pastel. Los tiempos cambian y con ellos la industria. Ahora hay cada vez más distribuidoras digitales que aceptan distribuir a artistas en función de sus ventas, seguidores, etc. Me parece perfecto lanzar un álbum como artista independiente, a pesar de todas las dificultades, y a pesar de que mucha buena música quedará sin publicarse con la calidad que merece debido a los costes que conlleva. Y tristemente, desde mi punto de vista, si algún álbum auto publicado acaba teniendo cierta relevancia, las discográficas entonces se interesarán por el artista, no antes, con lo cual entiendo que es una apuesta casi segura para las discográficas, pues no se la juegan cuando el artista es desconocido, sino que lo hacen cuando la cosa funciona.
    No sé cómo funcionará la industria musical de aquí a 10 años, pero actualmente creo que sigue estando en una situación complicada y nada justa para los músicos no consolidados que aspiren a vivir dignamente de su trabajo.
    Espero y deseo que la sociedad se conciencie de que la música es arte, pero también trabajo, y colaboren en mantenerla viva.

Dejar un comentario