Autogestión Guías

Cómo Subir Legalmente una Cover en YouTube

subir covers youtube

Crear y subir vídeos de covers de canciones es un aspecto muy popular de YouTube. También es una de las mejores maneras de atraer nuevos espectadores, y con suerte eventualmente dirigirlos a tu contenido original. Aun así, la misma naturaleza de las covers rápidamente puede ponerte a navegar en aguas legales agitadas. Aquí te mostramos algunos pasos a seguir, para asegurarte de que tu próximo vídeo de una versión se encuentra libre de problemas.


Te puede interesar: 


Los vídeos de covers de canciones son muy populares en YouTube, y hacerlos es una de las formas más comprobadas de tener nuevos oyentes y espectadores para que chequeen tus otras canciones, incluyendo tu material original.

Así que digamos que has grabado un nuevo gran vídeo que contiene una canción existente, y es tiempo de subirlo a YouTube.

¿Qué tienes que hacer para que no ser demandado?

Primero, un aviso importante: Si estás preocupado por inconvenientes legales, deberías consultar a un abogado, eso lo primero. Habiendo dicho eso, pregunta al servicio de distribución digital con el que trabajes y/o a proyectos como  Illustrated Sound, ya que manejan un vasto catálogo de canciones y vídeos en nombre de artistas en YouTube, y tienen montones de experiencia en la cual se apoyan para ofrecer el asesoramiento general.

Empecemos por entender los distintos derechos que entran o no en juego al momento de subir vídeos de covers de canciones.

Los videos de covers de canciones NO están protegidos por una licencia mecánica.

Una vez que una canción es publicada, tienes el derecho de hacer una cover con ella (como una grabación, pero NO como un vídeo).

“Publicado” bajo la Ley de Derecho de Autor se define como: …la distribución de copias o registros fonográficos de un trabajo para la venta al público, u otra forma de transferencia de propiedad, o por renta, arrendamiento, o préstamo. La oferta para distribuir las copias o registros fonográficos a un grupo de personas para propósitos de mayor distribución, interpretación pública, o exposición pública constituyen una publicación. Una interpretación pública o exposición pública de un trabajo no constituyen por sí mismas una publicación.

Para distribuir y vender tu propia versión de esa canción, tienes que asegurarte de tener lo que es conocido como una licencia mecánica de parte de quien publicó la canción, y pagarles las regalías mecánicas apropiadas.

Pero una licencia mecánica te protege sólo por la distribución de la grabación del cover de una canción, no por el vídeo asociado a dicha versión. Así que es absolutamente obligatorio adquirir la licencia mecánica necesaria para una cover antes de vender descargas o promocionar un CD, sin embargo esa licencia es insignificante para el vídeo que quieres subir en YouTube.

Piensa que asumir que una sola licencia va a cubrirte para cada uso de la canción sencillamente no es cierto. Y estarás como se suele decir, con el culo al aire.

Resultado de imagen de youtube cover artists

¿Qué licencia necesitas para hacer el vídeo de una cover?

Antes de responder este interrogante, debes saber esto: Casi nadie de los que están haciendo vídeos de covers está sorteando los obstáculos para asegurarse de tener la licencia apropiada antes de subir esos vídeos a YouTube.

¿Están siendo demandados? ¿Sus vídeos están siendo abofeteados con una violación de copyright o solicitudes para quitarlos? Ocasionalmente, sí. Pero en general, no.

¿Por qué no? Bueno, YouTube ha desarrollado un sistema de monetización que permite a los titulares de derechos y a los creadores de contenidos, evitar el habitual proceso de concesión de licencias para vídeos de covers. Pero antes de llegar ahí, discutamos la licencia que necesitarás tener para asegurar que el vídeo de tu cover sea publicado en toda regla, y sea totalmente legítimo y legal.

Necesitas una licencia de sincronización.

Algunos de los muchos derechos otorgados a los productores de una composición son:

  • El derecho a decidir quién puede sincronizar esa canción con imágenes.
  • El derecho a determinar las circunstancias bajo las cuales la canción será sincronizada.
  • El derecho para determinar los términos de la compensación monetaria.

Obteniendo una licencia de sincronización del editor de la canción, puedes emparejar su composición con imágenes en movimiento en tu vídeo de la cover.

Nota que esos mismos derechos también son concedidos a los dueños de las grabaciones de sonido, pero como estás haciendo tu propia versión de una canción existente, no tendrás que lidiar con cualquier entidad que posea la grabación maestra. Sólo tienes que negociar con el productor.

¿Qué pasa si mi cover es solo una presentación de diapositivas o una imagen fija?

A los ojos de la ley, esto también es considerado un vídeo, y requiere que obtengas una licencia de sincronización.

Negociando con el productor

Buena suerte.

Desde que el productor tiene todas las de ganar en esta circunstancia, no puede ignorar tu solicitud de licencia de sincronización. Puede decirte que te vayas a paseo. Puede decirte, “claro, puedes publicar un vídeo de una versión de nuestra canción, siempre y cuando nos pagues una millonada.”

O pueden ser razonables y cederte permiso, siempre y cuando tengas un criterio realísta sobre el pago de la cuota inicial o el pago de las regalías en curso (incluso ambas).

¿Suena a mucho trabajo? Así es para la mayoría de los artistas, especialmente YouTubers que constantemente están creando nuevos vídeos de covers cada semana. Por esto el siguiente método de licencia viene muy bien.

Content ID: La licencia de sincronización alternativa de YouTube

El impresionante sistema Content ID de YouTube. Analiza elementos de cada uno de los vídeos subidos a la plataforma para determinar si un vídeo contiene algún material con copyright (grabaciones de sonido, composición, vídeo, etc.) Si es así, el sistema Content ID de YouTube automáticamente hace una reclamación en ese vídeo de parte del titular de los derechos.

En otras palabras, si subes un vídeo de un cover, YouTube debería de ser capaz de decirte que no posees los derechos de esa canción. Verás una reclamación ubicada en el vídeo por el productor, y cualquier ingreso publicitario generado por tu vídeo será pagado al titular de los derechos.


Artículo relacionado:


¿Cómo ver si alguien me ha puesto una reclamación Content ID en mi vídeo?

Es muy sencillo. Una vez que has subido el vídeo a YouTube, ve a la sección de notificaciones de derecho de autor en tu gestor de vídeo. Si ves una reclamación, no significa necesariamente que estés en problemas, como explica YouTube:

En la mayoría de los casos, obtener una reclamación Content ID no es algo malo para tu canal de YouTube. Solo significa: hey, hemos encontrado algún material en tu vídeo que le pertenece a alguien más.

Depende de los propietarios de los derechos de autor, si permiten o no que otros puedan reusar su material original. En muchos casos los propietarios de copyright permiten el uso de su contenido en vídeos de YouTube a cambio de poner anuncios publicitarios en los mismos.

Estos anuncios pueden reproducirse antes de comenzar o, si la duración del vídeo es mayor a 10 minutos, durante el vídeo.

El productor no quiere que otros artistas publiquen vídeos con versiones de su canción. ¿Entonces qué?

Content ID le da al productor la habilidad de:

  • Bloquear vídeos: Así la gente no podrá buscar o ver tu vídeo con la cover de la canción.
  • Restringir la visibilidad en algunos territorios/países: Así la gente, digamos en Alemania, no podrá ver el vídeo.
  • Silenciar un vídeo: Así la gente será capaz de ver el vídeo, pero no se reproducirá el sonido. ¡Qué fastidio!
  • Bloquear ciertas plataformas: Así la gente solo podrá ver el vídeo en ciertos dispositivos, aplicaciones o páginas web.

Aun cuando es un muy buen recurso, Content ID no es la solución perfecta.

Es verdad, aún podrías ser amonestado o demandado por el productor. Pero eso es poco frecuente en estos días. La mayoría de los productores entienden que monetizando covers de canciones a través de anuncios publicitarios de YouTube pueden obtener muy buenos ingresos. Mejor estar haciendo algo de dinero (con poco o casi ningún esfuerzo de su parte) de artistas que están emocionados por compartir sus canciones, que teniendo que gastar tiempo y dinero combatiendo vídeos de covers de canciones que no tuvieron licencia a través de los canales de sincronización oficiales.

Ahora, si un productor está reclamando tu vídeo y tomando algunos o todos los ingresos generados por los anuncios de YouTube, ¿cómo puedes hacer dinero de tus esfuerzos por hacer el vídeo de la cover?

Generar ingresos con los vídeos de versiones

Aquí hay algunas formas de generar ingresos:

  • Vende la cover de la canción en CD, vinilo, o descarga y dirige a tus espectadores de YouTube (a través de tarjetas, pantallas de adyacentes, o diciéndoselo directamente) que compren la canción. Si haces esto, ¡asegúrate de que has obtenido una licencia mecánica para venderla!
  • Distribuye la canción a plataformas de streaming como Apple Music, Spotify, Pandora Premium, y muchas más, y pregunta a tus subscriptores de YouTube que añadan la canción a sus playlists.
  • Usa Patreon y anima a tus fans a que te apoyen monetariamente cada vez que publiques un nuevo vídeo.

Ojalá este artículo te ayude a elegir el camino correcto a la hora de subir vídeos de covers de canciones en YouTube. Nos encantaría ver algunos de tus mejores vídeos, así que por favor deja un enlace de YouTube en los comentarios si quieres.

Recibe nuestra Newsletter
Recibe en tu email todo sobre Promoción Musical
Suscríbete y llévate nuestro Welcome Pack con 5 ebooks imprescindibles para impulsar tu proyecto musical
Recibe en tu email todo sobre Promoción Musical
Suscríbete y llévate nuestro Welcome Pack con 5 ebooks imprescindibles para impulsar tu proyecto musical
¿Te gustó el artículo?
1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (Aún no hay valoraciones)
Cargando…

Sobre el autor

PromocionMusical.es

Todo sobre promoción, autogestión y emprendimiento musical donde encontrarás artículos sobre marketing, social media, informes, infografías, propiedad intelectual, salud y mucho más.

1 Comentario

Dejar un comentario