Coaching Management

 Cómo ser un músico más productivo

como ser un musico productivo
Escrito por José Luis López

Es 2016, y todos estamos tratando de ser más productivos. Uno de esos propósitos que nos hacemos en año nuevo o al dar saltitos entre las olas del mar o durante el ritual que más te guste. Pero, es algo con lo que todo el mundo lucha todo el año. Aprovechar al máximo cada minuto es importante, pero no significa que lograrlo sea sencillo. Muchas acciones que parecen ser positivas son de hecho negativas, mientras otros consejos que parecen ser contra-intuitivas pueden marcar la diferencia.

Si lo que buscas es ser un músico más productivo  aquí hay unos cuantos consejos que te ayudarán a completar más proyectos este año, en lugar de hacer más cosas.

1. Deja de revisar tus mensajes todo el tiempo

Las  redes sociales y el correo electrónico se han acurrucado a nuestra vida en algún punto, y las dos son ciertamente importantes. El correo electrónico es la vía primaria para hablar con cualquier persona sobre cosas relacionadas con tema business, lo cual, para ti, sería todo desde reservar un show hasta firmar un contrato discográfico, hablar con la empresa de merchandising, etc.. Las redes sociales son la forma con la que los artistas y los fans se conectan en el día a día actualmente, y cada día parece tomar más y más parte de nuestras vidas.

Habiendo dicho esto, estos dos pueden robar tu tiempo en cantidades pequeñas, y eso nunca es bueno. En vez de estar twiteando constantemente y responder a cualquier correo instantáneamente, intenta tener un tiempo designado para estas actividades. No es necesario que estes constantemente revisando las notificaciones, salvo que te lleves algo entre mano (una campaá de crowdfunding por ejemplo) que te exija estar encima, o tras un concierto por ver la repercusión de la publicación correspondiente, o un concurso…  No se trata de ignorar tus medios sociales, si no de optimizar el tiempo dedicado a ellos. Prioriza.

2. Piensa antes de actuar

Antes de empezar cualquier tarea, detente por un momento y piensa que tan importante es, o si necesita ser hecha porque es importante y urgente. No necesitas reconsiderar tu vida entera y todo lo que tienes que hacer, pero ¿Lo que tienes en frente de ti se merece el tiempo que vas a invertir?

 Se honesto contigo mismo/a y con tu tiempo. Piensa en hacer primero, siempre, las cosas que importan.

Al cortar la mitad de las cosas que no son realmente necesarias (o al menos bajándolas de prioridad), vas a terminar haciendo mucho más al final. Si, sé que suena extraño, pero hacer menos cosas puede llevarte a ser más productivo donde cuenta.

3. Empieza y termina una tarea en una sola sesión

Esta regla no se aplica a todo, por supuesto, pero es una regla muy útil para muchas tareas. Volver a un proyecto te quita tiempo extra porque pierdes tu tren de pensamientos y tu flujo, y mientras eso suene ridículo, esto puede dañar seriamente tu productividad. Piensa en escribir una publicación de blog, por ejemplo. Puedes estar en la zona, pero luego compruebas tu correo y empiezas a responder a unos cuantos mensajes. Luego estás concentrado/a en eso, y para cuando quieres regresar a lo que estabas haciendo en primer lugar tu mente está en otro lado, y puede ser difícil re-enfocarse.

Este tipo de cosas pasa todo el tiempo, pero no dejes que te ocurra. Cuando empieces algo, intenta determinar si es el tipo de cometido que puedes terminar de una vez, y si lo es, no te permitas re-enfocarte en otra cosa hasta terminar.

Échale un ojo a lo que son los ritmos ultraradianos y fliparas…

4. Elige bien tus llamadas y reuniones

Conocer realmente a las personas es genial, y hablar con otra persona en el teléfono o en persona es una gran idea para formar relaciones que por correo electrónico o por redes sociales, pero también consumen mucho más tiempo. Antes de fijar una reunión o llamada, piensa si vale la pena todo el tiempo que vas a gastarlo cual, que no se te olvide, incluye ir al lugar de encuentro y luego de vuelta a tu hogar.

Intenta agrupar todas tus llamadas en un solo periodo (pero no lo hagas muy largo, o te vas a cansar en las ultimas llamadas), para que puedas acabarlas todas en una sesión. Si vas hacia un vecindario o una ciudad, intenta organizar un par de reuniones o más, para aprovechar al máximo tu tiempo. No debes parar de conocer gente en la vida real, pero se consciente de lo que haces mientras estás haciendo planes.

5. Ten cuidado de sobre-planificar tu día

Muchas personas piensan que planear su vida hasta la muerte los ayuda a ser más productivos, pero simplemente no es el caso. De hecho, si pasas todo el tiempo planeando y seguir paso a paso cada detalle, ¿Cuándo vas a hacer el trabajo de verdad? En vez de estar seguro de que haya una reunión, llamada, o tarea para cada minuto del día, intenta tener las actividades más importantes en tu calendario cada día. No significa que sólo vayas a completar o hacer unos cuantos proyectos cada día dado, sino que tengas el tiempo para hacer lo que realmente necesita hacerse. Y luego de que realizar estas cosas, puedes seguir con otras labores que no están apuntadas apropiadamente, pero que están en tu lista general de cosas que hacer.

También, si cada segundo está organizado y la cosa más mínima sale mal (lo que es muy seguro que ocurra), es probable que todo tu día se desordene, y luego pasarás el resto del día reorganizando tu horario en vez de haciendo algo productivo.

Conviertete en un Ninja de la gestión del tiempo con:

Recibe nuestra Newsletter
Recibe en tu email todo sobre Promoción Musical
Suscríbete y llévate nuestro Welcome Pack con 5 ebooks imprescindibles para impulsar tu proyecto musical
Recibe en tu email todo sobre Promoción Musical
Suscríbete y llévate nuestro Welcome Pack con 5 ebooks imprescindibles para impulsar tu proyecto musical
¿Te gustó el artículo?
1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (1 Votos, Promedio: 5,00 de 5)
Loading...

Sobre el autor

José Luis López

CEO y Co-Founder de PromocionMusical.es
Consultor y formador independiente especializado en industria musical, mundo digital, autogestión y emprendedurismo.

Dejar un comentario