Management

Cómo hackear la industria musical. Paradoja de la conciencia

Cómo hackear la industria musical. Paradoja de la conciencia

No es acerca de que muchas personas consuman tu contenido sino de que se involucren profundamente con ellos, con tu música (o arte) y contigo.

Cada época se caracteriza por la riqueza de esos que averiguan cuál es la nueva escasez Kevin Kelly

 

Acerca de escasez y creación

La nueva escasez para el mundo en general es la creatividad y la innovación. La nueva escasez para ésos que están creando e innovando es la atención. Esas dos palabras; innovar y crear, están intimamente relacionadas ya que innovar implica el acto de crear.

Mientras que el “mundo industrial” valora y maximiza los procesos, un forma correcta de pensar sobre la tecnología que impregna nuestras vidas es como esa tecnología es, en esencia, una mejor manera de hacer las cosas.

¿Que es la tecnología? Es la técnica. Es la forma en que hacemos las cosas. Y cuando descubres una nueva forma de hacer las cosas, su valor se multiplica por todas las personas que lo utilizan. Es la caña de pescar proverbial, en lugar de los peces.  Paul Graham

En el mundo de la empresa hay una especie de dicho que viene decir que en una empresa se va a construir para aquéllo que mide el Director Ejecutivo. Incluso, podemos estirar más y decir que hay que tener cuidado con lo que se sueña, porque puede convertirse en realidad.  Ya sea en referencia a las aspiraciones profesionales o personales, el punto permanece. Por lo general, tú obtienes lo que buscas, por lo que afina tus objetivos con cuidado. Por lo general, muchos creadores miden las cosas de manera equivocada, y como resultado, construyen un futuro equivocado. El error número uno está en medir solamente la “conciencia superior”, esto es, las personas que por ejemplo, han visitado tu sitio o transmiten vía streaming tus canciones, esto no es un buen indicador de si se va a prosperar en este nuevo mundo.

Lo más apropiado de medir para un creador para así construir, es el valor de la vida de su comunidad. Pero no es así de simple. La conciencia de línea superior sigue siendo una pieza fundamental de la ecuación.

Y si estas atento a lo que pasa en tu entorno, estas reglas no sólo se aplican a los creativos, sino a cualquier cosa.

La paradoja de la conciencia

 

En prácticamente todos los sectores la marca más confiable es también la más rentable. La frecuencia lleva a la conciencia, la conciencia a la familiaridad, y la familiaridad da confianza. Y la confianza, también sin excepción, deja resultados. – Seth Godin

La paradoja de la conciencia es un término permite describir esta situación única. Sostiene que para hacer crecer tu comunidad, debes ser uno de las primeras plataformas de amplificación. Sin embargo, estas plataformas son un medio para un fin, no un fin en sí mismo. Es decir, como bien sabes la atención es la nueva escasez, en realidad es un subconjunto sobre la escasez total, el tiempo. A pesar de que va a tomar una inversión de tiempo hacer algo que valga la pena, dónde y cómo se gasta ese momento, es lo que marca la diferencia.

Del mismo modo que un inversor en una etapa temprana consigue un rendimiento más alto, debido a que tomó más riesgos, como creador tienes que ser uno de los primeros, entendiéndote como plataforma de amplificación, para poder obtener un retorno desproporcionado en base a la inversión de tu tiempo. Este mensaje va para todas esas bandas que hacen más de lo mismo. (Más vale que tengáis algún tipo de ventaja competitiva funcional o no hay mucho que hacer, más allá de la diversión).

Hay un ciclo de adopción para todo y es para aquéllos que consigan crear un “mercado emergente” en base a una propuesta innovadora y que sea “adoptada” por mucha gente (y que sea difícil de imitar) aquéllos que podrán obtener los mejores beneficios.

De igual forma que en cualquier startup de tecnología (ambos tú, como artista y la start up) estáis buscando vuestro modelo de negocio desde el día que comienzas hasta tu último aliento estarás en una lucha descarnada contra el tiempo...

Piensa por ejemplo en Twitter, salió temprano a construir su comunidad cuando fue lanzada para empezar a ponerse en marcha. Si a día de hoy alguien quieres crear un “Twitter” poniendo la misma cantidad de trabajo, los resultados serían astronomicamente inferiores. Llegar tarde al juego es tener menos trozo del pastel. También es cierto que un proyecto artístico se rige además por otra serie de factores como los gustos, las modas, la trayectoria artística, la evolución que tenga más o menos en cuenta el gusto de la gente, el apoyo…

Siguiendo con la metáfora de Twitter, sus followers, seguramente están también en Instagram (no todos evidentemente) y Snapchat y también estarán en esa otra siguiente gran cosa que se está cociendo en algún garage de Sillicon Valley.

En este entorno que cambia constantemente, ¿qué medir? Toyota solía definir el éxito como “el control de tu propio destino.” Y aunque parezca raro encontrar sabiduría en una empresa de automóviles, la manera en que controlas tu propio destino es tener los recursos para operar en tus propios términos, lo que sea que signifique para tí. Mientras que posiblemente tengas preparada tu próxima publicación en tus redes sociales del pasado concierto o de tu siguiente ensayo, también hay que pensar en la construcción de relaciones más profundas a lo largo del camino. No es la cantidad de gente que consume tu contenido, es la profundidad con que se relacionan y la frecuencia con que regresan en el futuro.

Es importante pensar en los datos y ver qué hay detrás de ellos realmente. Por ejemplo, piensa en las cifras que manejes tu o bien una superestrella a la que sigas en Twitter o Youtube. Hay una ruptura entre lo que dicen las cifras de forma superficial a lo que realmente esconden. Es decir, los datos hay que ser capaces de interpretarlos de manera que reflejen la creación de una relación y la confianza par finalmente convertirlos en beneficios.

El poder del freemium es que permite poner en circulación con un producto gratuito y poder llegar a recibir apoyo de un pequeño porcentaje de miembros de tu comunidad pero que sea suficiente para obtener los recursos necesarios para que te permitan controlar tu destino. ¿Como lo ves? ¿Fácil o complicado?

Hay que se consciente de que los seguidores no son fans. Los seguidores son la conciencia de línea superior, los fans son relaciones. ¿Cuál es el valor de 5 millones de seguidores de Twitter de un artista determinado que tiene un promedio de 1.000 favs y genera una una conversión del 0,02%?

Las relaciones son el lugar más importante a invertir tu tiempo y energía. Debido a que una relación implica dos miembros que invierten en ella, aumenta su valor el doble de rápido que la propia inversión.

Un orden interesante y necesario sería primero las personas, luego las ideas y después la tecnología. Piensa que la tecnología es acerca del cómo, no del porqué, es un facilitador, no significa nada por sí mismo.

La mejor tecnología, el verdadero mejor proceso, no es un algoritmo, sino un cambio en aquéllo hacia lo que te estas enfocando.

La solución a la paradoja radica en la comprensión de que las plataformas de amplificación son el camino, no el destino. Asegúrate de que estás maximizando la nueva escasez, porque la riqueza de esta época se caracteriza por los que lo hacen mejor.

Sigue leyendo más sobre emprendimiento musical:

Recibe nuestra Newsletter
Recibe en tu email todo sobre Promoción Musical
Suscríbete y llévate nuestro Welcome Pack con 5 ebooks imprescindibles para impulsar tu proyecto musical
Recibe en tu email todo sobre Promoción Musical
Suscríbete y llévate nuestro Welcome Pack con 5 ebooks imprescindibles para impulsar tu proyecto musical
¿Te gustó el artículo?
1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (2 Votos, Promedio: 5,00 de 5)
Cargando…

Sobre el autor

PromocionMusical.es

Todo sobre promoción, autogestión y emprendimiento musical donde encontrarás artículos sobre marketing, social media, informes, infografías, propiedad intelectual, salud y mucho más.

Dejar un comentario