Composición

Cómo componer canciones | Vol. I: Conceptos básicos

cómo componer canciones
Escrito por Ángel Vico Moreno

Guía fácil de composición

Terminología I: Conceptos básicos

Iniciamos esta nueva sección en la que trataremos de ofrecer un pequeño manual que, aunque orientado a todo el mundo, pretende arrojar un poco de luz y sobre todo ánimo a continuar aprendiendo para todo aquel músico que quiera aprender algunos conceptos básicos e iniciarse en el bello mundo de la composición moderna. Muchos creerán (y de hecho me lo han dicho infinidad de veces) que con saberse de memoria las múltiples combinaciones de acordes existentes y el posicionamiento de los diferentes tipos de escalas que están “permitidas” sobre ellos será suficiente; y razón no les falta; pero si se tienen los conocimientos básicos necesarios se podrá entender, por ejemplo, porque si sobre un acorde menor séptima se toca la escala dórica de la fundamental de dicho acorde, ésta no suena mal.

Partimos de la explicación de diversos conceptos básicos a tener en cuenta; soy consciente de que a muchos les puede parecer empezar desde un punto demasiado básico; pero si algo me han enseñado los años que llevo dedicados al estudio de la composición y la orquestación, es que es mejor tener los cimientos claros para ser capaz de construir nuestra magnánime construcción; nuestra Gran Pirámide de Khufu particular:

Pentagrama:

cómo componer cancionesEs dónde representaremos la música gráficamente y de donde podremos interpretar cualquier pieza musical con cualquier instrumento. Está representado por cinco líneas horizontales equidistantes entre sí. En resumidas cuentas, será dónde escribiremos, con nuestro particular “alfabeto”, nuestra melodía; es decir, dónde expresaremos el lenguaje musical.

Las claves:

como componer cancionesLas claves son signos que dibujaremos (nosotros o nuestro programa de composición) al inicio del pentagrama, los cuales definirán las notas escritas dentro de él. Las claves más usadas son la de “sol” (la primera en la imagen) y la de “fa en cuarta” (la segunda en la imagen); y, aunque no frecuentemente y para según qué instrumentos, también se puede emplear la clave de “do” (la tercera).

Estas claves dan como referencia la posición de la nota de la cual adquieren su nombre; así por ejemplo la clave de “fa en cuarta” indica que la nota “fa” está situada en la cuarta línea; y la clave de “sol” indica que la nota “sol” está situada en la segunda línea. Después, y según el orden lógico de las notas, deduciremos la posición del resto basándonos en esta nota indicada por la clave.

A grandes rasgos podemos situar a los instrumentos que tienen un registro más agudo en la clave de sol (p.e.: flautas traveseras, violines, etc.), a los de registro medio en la clave de do en tercera (p.e.: violas) y a los de registro más grave en la clave de fa en cuarta (p.e.: contrabajos).

Debido a la amplia tesitura y registro que presentan algunos instrumentos (p.e.: piano), existe lo que se conoce como “el gran pentagrama”, que no es más que situar conjuntamente un pentagrama en clave de “sol” arriba y un pentagrama de clave de “fa en cuarta” justo debajo para así no tener que hacer uso constante de las líneas adicionales, las cuales explicaré en los siguientes párrafos.

Las notas:

 como componer cancionesSon la representación gráfica de un sonido musical concreto. Se escriben tanto en las líneas como en los espacios del pentagrama. En la segunda entrega analizaremos en detalle las diferentes figuras existentes, en las que veremos cómo se representan tanto los sonidos como la duración de los mismos.

Las líneas adicionales:

cómo componer cancionesPara aquellos sonidos que por su registro no pueden ceñirse al espacio del pentagrama (bien por su tono muy agudo o muy grave), emplearemos las líneas adicionales; escritas en paralelo a las líneas del pentagrama por encima o por abajo según necesitemos. Como podemos observar en la imagen, las notas que precisen líneas adicionales pueden escribirse tanto sobre la línea como en los espacios creados.

Con estos sencillos conceptos cerramos la entrada de hoy. En la próxima publicación definiremos los diferentes tipos de figuras y hablaremos del compás. Una vez terminemos con la mini sección de terminología, daremos paso a los inicios de la composición propiamente dicha. Espero que esta serie de entregas os puedan ser utilizar. ¡Hasta la próxima!

Recibe nuestra Newsletter
Recibe en tu email todo sobre Promoción Musical
Suscríbete y llévate nuestro Welcome Pack con 5 ebooks imprescindibles para impulsar tu proyecto musical
Recibe en tu email todo sobre Promoción Musical
Suscríbete y llévate nuestro Welcome Pack con 5 ebooks imprescindibles para impulsar tu proyecto musical
¿Te gustó el artículo?
1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (Aún no hay valoraciones)
Loading...

Sobre el autor

Ángel Vico Moreno

Apasionado de la música desde pequeño, me encanta cantar y componer; disfruto leyendo historia antigua y adoro los idiomas; estas cualidades me han llevado a estudiar el Grado en Estudios Semíticos e Islámicos, combinando así el aprendizaje de Árabe, Persa y Hebreo con Armonía Moderna, Orquestación e Informática Musical.

Dejar un comentario