Autogestión Management

5 Problemas De Compositores y Cómo Superarlos

5 Problemas De Compositores y Cómo Superarlos

Como cualquiera que haya pasado tiempo componiendo o en una compañía de músicos esta al tanto, la composición de canciones a menudo es bastante poco glamurosa, y a menudo puede suponer una gran cantidad de trabajo con poca recompensa, especialmente financiera. Aquí veremos cinco de los problemas más comunes al que se enfrentan los compositores.

Muchos compositores empiezan haciéndolo como hobby, una forma de calmar la confusión en sus mentes, y luego aprendieron sobre los posibles beneficios financieros después. Dicho esto, cada compositor que se toma en serio la tarea de convertirlo en una carrera, se enfrenta a su propio grupo de dificultades en el camino. Pero muchas de estas luchas no son exclusivas de uno solo; si hablas con otros compositores, rápidamente descubrirás que prácticamente todos soportan algunos de los mismos problemas a diario. Profundizaremos con algunos ejemplos a lo largo de esta publicación.

Aquí están cinco de los problemas más comunes de compositores y las cosas que puedes hacer para obtener la ventaja:

Cuestionar tu elección de carrera

La comunidad de compositores está sujeto a ser estafado por la piratería lo que deriva en unas bajas o nulas regalías. Además de eso, los compositores tienen que lidiar con múltiples costos de insumos para equipos, redes y mantenimiento personal, así como para comercializar su música y tomarse el tiempo para aprender sobre el lado comercial de las cosas.

Sí, hay que estar decidido a ser un compositor. Sin embargo, ganarse la vida con el arte de crear música sigue siendo atractivo, además de la autoexpresión a través de letras puestas en música, es terapia para muchos. Probablemente sientas una sensación de logro cada vez que la idea de tu canción cobre vida, especialmente si termina siendo reproducida en la radio.

Ciertamente no es como dar un paseo, pero si realmente amas lo que haces, te darás cuenta de que las luchas que enfrentas son parte del viaje. Algunos de los compositores más famosos han contado historias de los años de luchas que enfrentaron antes de romper el molde. Las historias de Leonard Cohen, Ne-Yo e incluso Lady Gaga son algunas de las que me vienen a la mente.

Incluso The Beatles sufrieron al principio de su carrera cuando, después de grabar 15 canciones, el grupo fue expulsado del sello discográfico donde les dijeron “no tienen futuro en el mundo del espectáculo”. Ahora, imagínate que tu trabajo no tuviese cabida en la industria de la música actual por personas que se supone que saben mejor sobre lo que funciona y lo que no funciona. Probablemente te deprimirías. Sin embargo, si The Beatles hubieron tirado la toalla sus nombres no serían reconocibles ahora.

La inspiración viene en momentos extraños

Cada compositor se enfrenta a días en que las palabras son difíciles de encontrar, y no se trata solo del bloqueo a la hora de escribir. Por otro lado, la inspiración puede surgir de repente en las primeras horas de la mañana cuando te acabas de levantar de la cama después de un largo día. O podría suceder mientras estás en una cafetería, tomando un bocado rápido antes de volver al trabajo de de 9 a 17 que estás haciendo mientras esperas y esperando que tu música ‘despegue’.

Cualquiera que sea el caso, existe la posibilidad de que puedas estar perdiendo una posible canción de éxito. O incluso una canción no comercial que podrías terminar apreciando (después de todo, la mayoría de nosotros tendemos a tener esa canción de la que el mundo no necesariamente se enamora, pero la adoramos por lo que significa para nosotros personalmente).

De cualquier manera, si no puedes encontrar una manera de registrar tus pensamientos cuando la inspiración golpea en lugares y momentos extraños, es posible que te estés perdiendo una o dos piedras preciosas. Aparte de llevar un “estudio de mochila” como confesó el reconocido compositor Ester Dean, aquí está cómo prepararse para cuando te visiten las musas:

  • Ten un pequeño diario de bolsillo o un cuaderno y bolígrafo que pueda anotar y anota tus pensamientos cada vez que te llegue la inspiración.
  • Usa la aplicación de grabación de voz en tu teléfono inteligente.

Frente a la gran página en blanco malo

Sabes que necesitas hacer una canción o dos para seguir construyendo tu portafolio. Después de todo, cuantas más canciones tengas en tu haber, mejores serán tus posibilidades de hacer un gran avance. Pero has estado mirando una página en blanco durante la última hora más o menos y esto sigue sucediendo contigo. Sin duda, esta puede ser una de las experiencias más intimidantes para un compositor. Esa canción no se va a escribir, ¿qué vas a hacer?

A veces es mejor levantarse y encontrar algo que hacer que te distraiga totalmente de la tarea que tienes entre manos. Por ejemplo, puedes llamar a un amigo o ir a hacer ejercicio. Para mí personalmente, el ejercicio funciona mejor cuando se trata de reenfocar. Lo que sea que funcione mejor para ti, encontraras que la mayoría de las veces cuando regreses a esa página en blanco, tus pensamientos comenzarán a emerger.

Otra técnica para manejar el escenario de la página en blanco es simplemente comenzar a escribir cualquier cosa. No te preocupes si lo que estas tratando de escribir tiene sentido, simplemente anota lo que te venga a la mente. Cuantos más escribas, más comenzarán a fluir tus pensamientos, y como muchos compositores expertos te contarán, escribe primero y edita después.

Otra forma de vencer a la página en blanco es comenzar a tocar la melodía para tu nueva canción en un piano o guitarra. Muchas ideas de canciones nacen como la unión de unas pocas progresiones de acordes antes de que todo comenzara a tener sentido.

Siendo expuesto

Por lo tanto, has logrado finalmente convertir esas letras en una demo decente o incluso en una canción lista para radio, pero nadie está escuchándola, incluso después de haberla compartido en todas tus páginas de redes sociales y haber enviado docenas de correos electrónicos a editores de música y supervisores de películas. Ser escuchado es bastante difícil cuando el público que escucha está enganchado solo con unos pocos artistas populares. ¿Por qué deberían escucharte de todos modos, cuando hay miles de otros compositores compitiendo por su atención?

Debes darte cuenta de que ganar exposición requiere tiempo y estrategia. Además, ser advertido puede suceder de varias maneras. Comienza estableciendo perfiles en línea fuertes, incluyendo un profesional Kit de Prensa Electrónico y cuentas de redes sociales. Utiliza imágenes profesionales que contribuyan a tus esfuerzos de creación de marca y una biografía bien escrita para asegurarte de destacar.

Habla con las personas más cercanas a ti, incluso familiares, amigos y vecinos, y luego pídeles que compartan tu perfil de Bandcamp o ReverbNation (una buena idea para tener uno configurado si aún no lo has hecho) para aumentar tu presencia en internet. Conéctate con una banda local, un club, un bar o un centro comunitario para pedir un concierto si te gusta tocar. Inicie un canal de YouTube y cubre versiones de canciones populares, y una vez que comience a obtener un alto nivel de audiencia, presente su trabajo original.

Ganar dinero mientras haces música

La verdad es que, a menos que nazcas de una familia adinerada que tenga contactos, o tengas la suerte de que te agarre un sello discográfico dispuesto a realizar un pago inicial importante, al principio de tu carrera, tendrás que encontrar una manera de financiar su estilo de vida hasta que comiences a ganar de tu música, lo que puede llevar años.

Claro, es posible que desee escribir canciones a tiempo completo con el tiempo, pero hasta que gane suficiente dinero de las regalías, si es que eso llega a suceder. para hacerlo, tendrá que encontrar un T-R-A-B-A-J-O. Lo mejor es que no tienes que alejarte demasiado de la música. Aquí hay algunas formas relacionadas con la música para cobrar mientras tanto:

  • Comienza un blog o sitio web que te permita no solo compartir contenido valioso, sino también invitar a los fans a hacer stream/ descargar tu música, o contribuir de alguna otra manera. Por cierto, el solo hecho de publicar un sitio web no atraerá automáticamente a la gente. Necesita un gran contenido y buenas tácticas de redes sociales para promocionarse aún más (nadie dijo que era fácil).
  • Conviértete profesor de música si tienes experiencia con un instrumento o teoría musical y tienes dotes docentes. Tus habilidades solo mejorarán y podrás ganar algo de dinero para mantener las luces encendidas y alimentarte mientras trabajas con tu música.
  • Mejora tus habilidades en una empresa relacionado con la música. Hay una gran cantidad de puestos, que no te permitirán ganar dinero directamente con tu música, pero te proporcionarán experiencia en el aspecto comercial, así como la oportunidad de crear contactos. Las conexiones correctas pueden ser valiosísimas más adelante cuando estés listo para hacer explotar tu música, por así decirlo.

Puedes hacer cualquier cosa dependiendo de tus habilidades y calificaciones, incluso ser recepcionista, gerente de marketing o incluso vendedor de una compañía de música, con la ventaja adicional de que obtendrás un trabajo de nueve a cinco mientras le das piernas lentamente a tus propias ambiciones musicales.

Desde luchar contra desafíos personales hasta lidiar con los costes asociados con hacer música y tratar de exponerse, el viaje de un compositor puede ser una verdadera montaña rusa. Disfruta del camino, es la auténtica recompensa 😉

Recibe nuestra Newsletter
Recibe en tu email todo sobre Promoción Musical
Suscríbete y llévate nuestro Welcome Pack con 5 ebooks imprescindibles para impulsar tu proyecto musical
Recibe en tu email todo sobre Promoción Musical
Suscríbete y llévate nuestro Welcome Pack con 5 ebooks imprescindibles para impulsar tu proyecto musical
¿Te gustó el artículo?
1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (3 Votos, Promedio: 4,33 de 5)
Cargando…

Sobre el autor

PromocionMusical.es

Todo sobre promoción, autogestión y emprendimiento musical donde encontrarás artículos sobre marketing, social media, informes, infografías, propiedad intelectual, salud y mucho más.

Dejar un comentario